1

todos juntos ahora

TOMO PRESTADO el título de la Corporación RTVE que preside Luís Fernández, para reforzar las palabras de José María Barreda en Albares (Guadalajara) instando a todos los agentes sociales al comportamiento noble y leal de unir esfuerzos para salir de estas crisis trasversales. El mismo mensaje que reitera el empresario y presidente de la Cámara de Comercio de Toledo, Fernando Jerez.

El paro, el Estatuto y la situación de CCM han encanallado la vida política. No podemos perder el norte con el horizonte electoral a 800 días vista. Prioridad absoluta: detener la sangría del paro. 164.000 desempleados en la región. Un fracaso colectivo. Medio millón de personas -una de cada cuatro-<!–[if gte vml 1]> <![endif]–><!–[if !vml]–>calzo<!–[endif]–> arrastran problemas económicos. Y sociales. En el Reino Unido a los parados se les facilita ayuda psicológica para vencer la depresión. ¿Saben ustedes que el coste sanitario de un desempleado es el triple que el de un trabajador en activo?

Da envidia el “Pacto de la Moncloa” (firmado en Logroño) por el presidente de La Rioja, el PSR y los sindicatos, dotado con 1.000 millones de euros, para ayudar a las pymes. La decadencia de La Sagra y del Corredor del Henares invitan a una urgente reflexión. De los tres frentes abiertos en canal, Caja y Estatuto pueden esperar. Lo único progresista es crear empleo.

Junta, Diputaciones, Ayuntamientos, patronal, sindicatos y, muy en especial, el Partido Popular, tienen la obligación de alcanzar un pacto social. ¿A quien beneficia una victoria construida sobre tierra quemada? En todo caso, lo de CCM no es nada comparado con el desajuste de cuentas en Cajamadrid. Hemos aplaudido sin reservas la generosidad del PP dando sus votos a Patxi López para acabar con el régimen nacionalista. Altura de miras. ¿Por qué el PP de María Dolores de Cospedal no une sus fuerzas a las del PSCLM de Barreda? Entramos en tiempo de unidad. Todos juntos ahora. Mañana, quizás, sea demasiado tarde.

1

salud 2.0

LA SOCIEDAD de la Información ha cambiado el mundo en los últimos quince años y nosotros tenemos que cambiar con él. Empezando por la educación y la salud. Nuestra vida se digitaliza cada vez más deprisa. El desarrollo de la SI constituye una prioridad económica y social. Y más, aún, en tiempos de crisis. El último informe de Telefónica (siE08) confirma que las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) son el mejor antídoto para salir del túnel, juntos y en la misma dirección.

A todos nos preocupa la salud. ¿Sabían ustedes que un 30 por ciento de los ciudadanos de la UE accedieron el pasado año a través de Internet buscando información sobre sanidad y salud? Entre los temas relacionados, los siguientes: enfermedad específica o crónica, tratamiento médico, dieta, nutrición, ejercicios, prescripción de medicamentos, seguros de salud, depresión, ansiedad, estrés, salud mental, problemas ambientales, vacunas, información dental, salud sexual, cómo dejar de fumar, drogas y alcohol.

La gran cantidad de datos que gestiona el sector –y el tratamiento confidencial de esos datos personales- convierten a las TIC en piezas clave dentro del sistema sanitario. Las aplicaciones son múltiples: telemedicina, imagen digital, receta e historial electrónicos, formación a sanitarios, cita previa, hábitos de vida sana, prevención e intervención vía satélite, utilizada ya por el Ejercito español en el exterior. Capitulo aparte merece la SI y los colectivos dependientes (e-inclusión, e-accesibilidad, invidencia, carencias auditivas, discapacidades físico-motoras, enfermos mentales, violencia de género, dependencia de los mayores, etc.).

La consejería que gestiona Fernando Lamata ya ha puesto en marcha en la Región varios programas de TIC-Salud en colaboración con Indra. Ello confirmaría el alto grado de satisfacción de los castellanomanchegos. .La SI es un derecho constitucional porque permite la igualdad de oportunidades reduciendo la brecha digital. Empezando por la mejora del bienestar colectivo y  la salud individual. Los expertos saben que hablo de Salud 2.0

 

1

desmontando a cayo

antonio regalado
antonio regalado

9

LOS DESAYUNOS del Ritz que dirige el periodista José Luis Rodríguez son frugales. El mayor mérito del Foro Europa reside en la heterogeneidad de los invitados. Predominan los políticos, ciertamente, pero ora a la izquierda, ora a la derecha, ora al extremo centro, allí no sobra nadie. Los empresarios son más renuentes a contar en voz pública sus ideas. Y cuando suben al estrado como la pasada semana lo hiciera Gerardo Díaz Ferrán, patrono de CEOE, exigiendo despidos más barato y ERE sin autorización administrativa, se arma la marimorena. Los más radicales son siempre los periodistas. Todos terminan disparando al corazón de la Crtve.

El invitado estrella de esta semana fue Cayo Lara, coordinador general de IU. El castellanomanchego aprovechó la tribuna para desayunarse con un ataque propio de la «guerra fría» contra el capitalismo a quien acusó de todos los males pasados, presentes y futuros. «La democracia es incompatible con el capitalismo», sentenció. ¿Quiere que volvamos al socialismo real? ¿Quizás añora la revolución cubana y a medio siglo sin libertades? Cayo Lara es un hombre bienintencionado pero anclado en el pasado. Uno parece estar escuchando a Pasionaria resucitada. O, por decirlo con palabras suaves, me recordó al escritor en crisis creativa, aquel personaje de Woody Allen en «Desmontando a Harry», ¿recuerdan? Cayo mira por el retrovisor de la historia como si el comunismo hubiera pasado por el cristal del siglo XX sin romperlo ni mancharlo. Entiendo que esté dolido porque Berlusconi controle la luz de nuestros hogares. Pero fue su grupo parlamentario junto al de ERC el que con mayor ferocidad acosó a Manuel Pizarro. Sí estamos de acuerdo en que los nacionalistas, PSOE y PP son los más beneficiados por la Ley Electoral. ¿Por qué no condiciona, de ahora en adelante, su apoyo a Zapatero y a Ibarretxe a que se cambie la ley? Lara sigue desenfocado. También en Madrid.