1

oro de ley

EL PRIMER presidente de la Agencia Española Antidopaje (AEA), Francisco Javier Martín del Burgo, recibe esta tarde, de manos del presidente José María Barreda, la Medalla del Oro al Mérito Deportivo. Al ex viceconsejero de Deportes le dolió salir de Castilla-La Mancha para instalarse en Madrid y hoy regresa a casa. Recibe una parte pequeña de lo que él aportó a la Región con su esfuerzo, dedicación y talento. Es un reconocimiento de respeto y de justicia. Toda la sociedad castellanomanchega y en especial la juventud, tenemos una deuda de gratitud con éste hombre que hoy rige los destinos de la institución encargada de que el juego sea más limpio en el deporte español. En coherencia, toda su trayectoria política y profesional se puede resumir en dos palabras: juego limpio. Una biografía dedicada al servicio público, a las personas. Los 53 galardonados de esta edición lo merecen. De Iniesta a los conquistadores de la Davis con Feliciano a la cabeza. Pero faltaba en la lista FJMdB. No existe mejor inversión que la Educación. Y, desde luego, el deporte, es un componente esencial de esa educación. Jugar en equipo, ser solidario, saber ganar, asumir deportivamente las derrotas. El mejor entrenamiento para encarar el futuro. Y esos valores de esfuerzo, solidaridad, compromiso, entrega, compañerismo, disciplina -sí, también de disciplina- son los principios que ha defendido, predicado y practicado Francisco Javier Martín del Burgo durante toda su vida. Es una semilla comunera que reverdece cada amanecer. Un hombre con hilo directo hoy con Moncloa. Pero ese privilegio no mermará un ápice ni su rigor ni su humildad. Recordemos que el Consejo Rector de la AEA le eligió por unanimidad sabiendo que dejaba el cargo (prevención, investigación y ecuanimidad) en buenas manos. Tras las Olimpiadas ha reconfirmado que, además, es un excelente gestor. Del Burgo es oro de ley de 24 quilates. Nos encantará darle un abrazo.