1

sin papeles

El libro y el periódico electrónico, nuevas herramientas de la Sociedad de la Información

                Sin papeles

– La nueva revolución educativa llegará en forma de libros virtuales.

 – La levedad digital contrasta con el peso de los libros convencionales. Y abaratará los costos de la educación considerablemente.

– Los libros de texto digitales permitirán a partir de 2015 que los alumnos accedan a multitud de conocimientos a módico precio.

 – Los periódicos tradicionales precisarán  una reconversión de urgencia para sobrevivir en soporrte digital.

 – Los precios de los costes de impresión, distribución y venta rebajarán el diario a poco más de 20 céntimos de euros. Los libros electrónicos deberían venderse un 50% más baratos que los mismos títulos en soporte papel.

 – Editores, libreros y quiosqueros tienen que buscar nuevos modelos de negocio. Juntos o por separado.

 – En España hay un parque digital de unos 15.000 libros ampliable hasta 100.000 en 2010.

 – Papyre, E-Reader y Kindle son las tres marcas principales en el mundo del libro digital. Pero Fujitsu acaba de sacar el primer libro digital a color, testado en un restaurante. Además de pedir el menú se lee el periódico del día.

 

                       

                                         SIN PAPELES

 

     En los próximos cinco años, el libro digital se convertirá, con el móvil, en la herramienta más próxima para estar informado, formado y acceder a la cultura y a la educación sin restricciones de tiempo ni de espacio. Si los jóvenes, la crisis e Internet están dando la puntilla a la televisión, el e-libro será la salvación de editoriales y periódicos. La muerte del soporte papel está escrita en la orilla misma del próximo lustro.

 

 

TEXTO: ANTONIO REGALADO

    Septiembre de 2015. Los chavales no cargan  ya sus pesadas mochilas  sobre la espalda; los universitarios acuden a las aulas sin libros. Los lectores de periódicos, devotos al kiosco, han desertado en masa.  ¿Qué ha sucedido? Nada excepcional.  Los nuevos web-usuarios  se han dotado de un pequeño artilugio capaz de ofrecer las noticias  con una tinta virtual que no daña la vista, no mancha las manos y permite visualizar el diario a color o leer libros de texto con la misma calidad que los de soporte sobre papel.  Ha llegado el momento de la expansión del e-libro, del libro virtual, del libro electrónico, del eco-libro o del libro digital. Aún nadie ha podido denominarlo con propiedad. La repercusión será inmediata en las escuelas y en  los medios de comunicación escritos. Se derrumba la Galaxia Gutemberg y nace el imperio Gates, aunque en este momento la empresa pionera se llame Amazon.

 

¿Qué es un e-book?

   Un pequeño ordenador que permite almacenar, leer y modificar un texto con acotaciones. Un nuevo soporte tecnológico que permite incorporar en un mínimo espacio de memoria una gran cantidad de información. Dado que la mayor parte de los libros son una conjunción de palabras  -sin apenas fotos o infografía- una  tarjeta  de 4 Gigas  podría contener unos 500 libros de 250 páginas  o, un periódico con sus suplementos durante un año,  e incluso 100 e-comics (libros de cómics).

   Imagine que su hijo tiene en ese pequeño artilugio electrónico todos los libros del curso y los apuntes. ¡Qué peso se quita de encima! O imagínese a usted mismo, cada mañana, tras una módica suscripción  (quizás unos 25 céntimos de euro)  tener acceso directo a la última edición de su periódico favorito.  Y a  las sucesivas ediciones durante todo el día. Y todo ello sin moverse de casa.

   No hablamos de sueños. La realidad ya está aquí. Papyre, 6.1 es la versión que comercializa la  empresa granadina Grammata. Permite la reproducción de contenidos digitales (libros, publicaciones periódicas y documentos de muy diversos tipos) en cualquier lugar y momento con una calidad de lectura como el papel.  Papyre  -todavía en blanco y negro- garantiza una pantalla sin brillo, con total nitidez y no cansa a la vista. Es de uso sencillo y rápido. Apto para niños, padres y abuelos, reza en su publicidad. Una gran autonomía de tiempo de lectura; solo gasta batería cuando se cambia de página. Y aguanta hasta 4.000 si existe lector tan voraz.  Una de sus características principales es la calidad del texto gracias a la tecnología e-ink y vizplex consistentes en reproducir fielmente un libro convencional.

 Aprendizaje para todos

   La versión española de Papyre avanza con dificultad ante los gigantes electrónicos de Amazon (Kindle (libros) y Kindle DX para leer diarios on line en formato tipo ABC, con una capacidad de 3,3 Gigas, pudiendo almacenar hasta 1.400 libros); e-Reader, de Sony o iLiad son marcas de estos dispositivos audiovisuales –pueden incorporar sonido, digital, naturalmente-, de característica similares. Estas herramientas pueden cargar sus baterías  y descargar los contenidos desde Internet. O por wiffi.

    Lo último de lo último es el libro electrónico de Fujitsu, que fue testado en Japón en restaurantes, en los que además de comprobar el menú se podían leer varios diarios de tirada nacional.

   El nuevo ciudadano digital amplía con esta tecnología sus posibilidades de educación. La experta Barbra Spayder, presidenta de Case Western y experta en comunicación considera que “tener la posibilidad de acceder a miles de páginas de libros de texto en un solo aparato abre un nuevo mundo al aprendizaje en todo el ciclo formativo, desde el preescolar al universitario”.

    Un dato a tener en cuenta es el costo del aparato. En la actualidad oscila entre los 250 y los 300 euros por unidad. Pero sucederá algo similar a lo que sucede con los móviles, los ordenadores personales o los GPS. Cada 18 meses se duplican las prestaciones y se reducen los precios  un 15%.

  La revolución de la lectura

   Aunque en la última Feria del Libro de Madrid, las tecnológicas han estado ausentes, los libreros consultados a pié de caseta por ABC de Castilla-La Mancha  han coincidido en que las nuevas tecnologías favorecen el mercado editorial. El auge de la lectura en Internet y la crisis económica incentivan nuevos modos de negocio en la lectura y cada vez más baratos. Un libro medio, en la actualidad, tiene un coste de venta aproximado de 15 euros. No hablamos de los best sellers  o de los últimos trabajos de firmas consagradas por encima siempre de los 20 euros. Las versiones digitales novedosas, entienden los editores, que no deberían rozar el listón del 50% del precio en soporte papel.

   Los editores temen que el libro digital acabe con el formato tradicional pero todo indica que sobrevivirán ambos formatos. Solo unos pocos han apostado por el futuro. La editora más importante de España, Carmen Balcells, representante de García Márquez, Vargas Llosa o Juan Marsé ha colgado sus libros (antiguos) en el portal Leer-e, con descargas a menos de 5 euros por obra.

   Aquí la resistencia es un paso seguro hacia el fracaso. Javier Celaya, fundador de Dosdoce.com cree que cuanto más tarden los editores y libreros en incorporarse al mundo digital, menos dura será la caída y más suave el aterrizaje en las nuevas tecnologías. En nuestro país los libros digitales representan el 1% del mercado editorial pero en 2015 podrían situarse en el 50%. Hay negocio.

   La ventaja de ganar espacio en las viviendas reducidas de las ciudades, la comodidad del transporte, la levedad de lo digital, la calidad de su lectura, la facilidad de conservación, la conservación del medio ambiente, el acceso inmediato a varios libros en la memoria o la lectura en PFD (y a color) en los periódicos electrónicos  brindan una oportunidad múltiple para contentar a todos los públicos.

    Es una oportunidad para abrir las puertas virtuales de las Bibliotecas públicas y privadas a un soporte nuevo y atraer nuevos lectores, estudiantes e investigadores.

 El futuro es digital

   Al papel le quedan muchos defensores aunque ya no sirva para envolver pescado al día siguiente. Confieso que servidor es un adicto al papel prensa.  Y fiel. Ya se ha demostrado sociológicamente que El periódico antes que el desayuno. En breve se podrán compaginar las dos tareas mañaneras sin salir de casa.  Y con un costo reducido.  El fundador y director de  Grammata, productora de Papyre, Juan González de la Cámara, asegura que los apasionados por esta tecnología  compraron el pasado año unos 7.000 libros digitales pero que de aquí al año 2010 el parque digital de libros superará las 100.000 unidades. Un mercado apetecible y joven.

   Los editores de diarios, siempre tan tradicionales, también consideran que este sistema ofrece una salida digna a la crisis. Otra forma de amortizar las inversiones de los periódicos electrónicos. Al fin y al cabo, se eliminan directamente gastos onerosos como la imprenta, la venta y la distribución.  En otoño, ya habrá ediciones en libro del New York Times, del Boston Global y del Washington Post. Todo indica que los amigos quiosqueros  (y los libreros)  tienen que ampliar su línea de negocio. Ya les pasó a los copistas en la Edad Media.

  En suma, los libros digitales son un producto para grandes y pequeños, estudiantes y profesores, lectores de historias y de lo que acontece a cada instante. Todos con un mismo objetivo: saciar su curiosidad ensanchando el conocimiento. Una herramienta nueva para ampliar el horizonte de la Sociedad de la Información.

 Cronología de un invento olvidado

   La historia de los e-Readers –los también llamados lectores electrónicos- se remonta a 1971 cuando el norteamericano Michael Hart lidera el proyecto Gutemberg para digitalizar libros y ofrecerlos gratuitamente. El invento se olvidó casi 20 años al no alcanzar una rentabilidad económica.  En 1993 Zahur Klemath registra el primer programa de libros digitales y se edita “Del asesinato, considerado como una de las bellas artes”, de Thomas de Quince. Ese mismo año aparece Bibliobytes, un proyecto de libros digitales gratuitos en Internet. Dos años después, Amazon comienza a vender libros por Internet. En 2000, el escritor de best sellers  Stephen King lanza su novela “Riding Bullet” en formato digital.

2001. Abre www.todoebook.com  como primer distribuidor de libros digitales en España. 

2002. Las editoriales  Random House y Harper- Collins comienzan a vender versiones electrónicas de sus títulos en Internet.

2006. La multinacional japonesa de la electrónica y del cine lanza su lector Sony Reader.

2007. Amazon lanza Kindle.

2008 Adobe y Sony hacen compatibles sus tecnologías (lector y DRM) para imposibilitar el pirateo.

2009. Junio. Fujitsu pone a la venta en Japón el primer libro electrónico en color.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s