1

encuentros abc. fernando lamata, consejero de salud de castilla la mancha

 GESTIONAR LA SALUD ES RESPONSABILIDAD DE TODOS

– Notable alto en Salud: “Nos damos un 8”. “Sin los profesionales no hay nada que hacer”

-Los proyectos “Ykono” y “Turrriana” nos han puesto a la vanguardia de la teleinformática sanitaria”

– 31.000 profesionales en 200 centros de salud y 1.000 ambulatorios velan por nuestra salud.

– 20.000 castellanomanchegos se benefician de la ley de Dependencia. 5.000 personas que ayudan a sus familias cotizan a la Seguridad Social para poder cobrar una pensión.

– “En el 2020 habrá menos curación y más cuidados”

– “Si la crisis nos impide desarrollar la Ley de Dependencia hay que explicárselo a los ciudadanos”.

–  “En nuestros hospitales no hay clientes ni consumidores; solo personas, seres humanos” “Los derechos y deberes de los pacientes aumentarán la corresponsabilidad de los ciudadanos”

“El HGT será el centro sanitario de referencia en la CLM y allí ubicaremos también el Instituto de Investigación; será un espacio adaptado a las personas”.

“Somos la única región de Europa que tiene 2 millones de historiales clínicos que todos los profesionales pueden examinar en cualquier centro de la región.

“A base de información hemos conseguido bajar el consumo de alcohol, tabaco y drogas”.

“La cultura de la sociedad es un buen reto para la próxima década”.

POR ANTONIO REGALADO

 AL FINAL del examen, el responsable de la salud de los castellanomanchegos, Fernando Lamata, se otorga una calificación de notable alto (un 8 sobre 10) en las asignaturas de sanidad y de bienestar social. No hay triunfalismo alguno. Ni en su tono, ni en el gesto: “Creo que gozamos de buena salud, muy por encima de la media nacional; estamos entre las comunidades que mejor servicios proporcionamos a los ciudadanos, tras Navarra, País Vasco y Madrid; eso quiere decir que superamos la media de la UE ”. Hablamos de una protección sanitaria integral (desde la vacunación a la atención primaria pasando por la Gripe A hasta la gran dependencia). 200 centros de salud, 1.000 consultorios con atención cercana, una red de farmacias desplegadas por toda la comunidad y una atención hospitalaria especializada que cubren las cinco provincias de CLM y toda nuestra vida. “Creo que el haber recibido las transferencias tarde –nos explica el doctor Lamata- ha dado la oportunidad de optar a material tecnológico moderno e introducir sistemas telemáticos que nos han colocado en la vanguardia del servicio a las personas, porque en el Ejecutivo que preside el presidente José María Barreda sabemos que detrás de cada ciudadano hay una persona, un ser humano; por ello, nosotros no hablamos nunca de consumidores, usuarios o de clientes sino de personas, de pacientes”. “En bienestar social”–prosigue el consejero- “tenemos en marcha programas muy amplios, por ejemplo, en atención a mayores con una red de residencias con 10.000 plazas financiadas, Centros de Día, fisioterapia, recuperación, atención podológica en el ámbito rural, tarjeta naranja para el transporte entre las distintas provincias, turismo saludable, termalismo, etc., que nos sitúan en los puestos de cabeza de las CCAA”.

La alianza con los profesionales. Treinta y un mil personas vigilan noche y día la salud personal y colectiva de 2.050.000 ciudadanos. Sanidad y Bienestar Social consumen casi el 7 por 100 del PIB regional. La información es un arma utilizada en todas las direcciones. Desde el call center gratuito 90025252 (SESCAM) se vehiculan la mayor parte de las demandas y se da respuesta a las urgencias y a las quejas que, asimismo, se canalizan a través del 012 y del 112. “Sin la complicidad de los profesionales la administración poco podría hacer por mejorar la calidad de vida de los castellanomanchegos; estamos aliados; el profesional de la sanidad y de Bienestar está muy motivado. Y eso hace la labor más fácil para todos. Cito a los doctores Sevilla y Pinto, que ha puesto en marcha el programa Ykonos. Ellos sugirieron la propuesta. Y el camino. La administración impulsa, informa y cogestiona los recursos pero son los profesionales (médicos, enfermeras, fisioterapeutas, trabajadores sociales, etc.) quienes van mejorando la asistencia. Y así lo reflejan las encuestas. Los ciudadanos están contentos con los servicios que prestamos; insisto: sin los profesionales no hay nada que hacer”.

Proyectos Ykonos y Turriana El modelo de sanidad del siglo XXI viene apoyado en la teleinformática y permitan el acceso al paciente a diagnósticos rápidos, a tratamientos desde el hogar con intermediación del teléfono y del PC ya incorporar las nuevas tecnologías TIC como la TDT o el ADSL. Ya es posible la cita previa por Internet. Existe una cultura del cambio tecnológico y se acelera año tras año. En pocos años el terminal del ordenador sustituirá al informe de papel. Es lo que los expertos llaman salud 2.0. El plan ya está en marcha. “Recientemente –nos cuenta Fernando Lamata- presentamos el Instituto de alteraciones en la piel (masteocitosis) de CLM, en el Hospital del Valle, de referencia nacional e internacional y que utilizan pacientes de todo el mundo. Está trabajando en red con otras unidades de profesionales de Europa, Canadá, EEUU, Méjico; aquí se reciben sus datos, se revisan, se diagnostica y el médico de cabecera o del hospital más cercano pone el tratamiento y sigue la evolución. En un encuentro celebrado hace unas semanas vinieron a Toledo pacientes que habían sido tratados por nuestra unidad y que no conocían a los médicos que les habían tratado porque todo el procedimiento se había realizado con tecnologías de la Sociedad de la Información ; al paciente se le da acceso 24 horas al día, 365 días al año y la experiencia resuelta enriquecedora”. Sabemos que el proyecto estrella de la telemedicina regional es el Ykonos (digitalización de imagen), que tiene su sede en Ciudad Real. Aprovechando la digitalización, la imagen se procesa, se compara, se contrasta y se transmite para que cualquier profesional de la región la pueda tener en su terminal. No hay una red en el mundo que tenga 2 millones de personas en las que todas sus imágenes radiológicas estén accesibles a los profesionales. Cualquier radiólogo de los nuestro puede ver una imagen en su PC e informarla en cualquier punto de la comunidad. Pero podríamos llevar el experimento con un radiólogo de Hongkong o como lo hacemos con el Instituto Andersen de Nueva York. Este sistema lo hemos “exportado” a otras CCAA y ello nos permite ser un referente en la Unión ”. Otro producto estrella es el proyecto Turriano. La historia clínicas informatizada está extendida.” ¿Dónde reside la novedad? En que nosotros la tenemos implantada en toda la región para 2 millones de personas. Cualquier profesional puede entrar en el ordenador de nuestra red y conocer todo el historial del paciente. Incluso para quienes no se han acercado a un centro de salud, tienen una historia abierta. Vacía pero con los datos de nuestra tarjeta sanitaria. ¿Qué nos ofrece este sistema? Primero, que ya no es posible pasar consulta sin ordenador y segundo, que si tú vas a prescribir un medicamento y existe otro que no tiene efectos negativos, salta la alarma y se receta el más conveniente. En la historia tenemos el consumo de tabaco, de alcohol, alergias, y eso facilita el diagnóstico. Madrid tiene este sistema pero no está abierto a todos los hospitales de la Comunidad … Además, este sistema nos ofrece en tiempo real datos estadísticos de primer orden. ¿Cuántos diabéticos hay en la Región ? ¿Y por edades? ¿Y por sexos? Otra herramienta informática ha sido la aplicación en las listas de espera. Ahora estamos realizando un proceso similar y común para todos los hospitales gestionados por la Junta ”, que culminará en la primavera de 2011”. Ykonos y Turriano, dos experiencias made in CLM que se completarán con la extensión de la receta médica y la dispensación electrónica en las oficinas de farmacia.

Horizonte 2020: De la curación al cuidado La nueva consejería resulta luminosa y funcional. A finales de junio el aire acondicionado se agradece. El doctor Fernando Lamata nos recibe en un despacho de madera y de cristal, acogedor. La charla se prolonga más de lo concertado. Afuera, Toledo arde. Repasa los medios humanos y técnicos de los que se ha dotado la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha tras recibir las transferencias. “Hemos aprovechado para invertir en los equipos médicos de última generación”. Luego, abordamos el Plan estratégico de desarrollo: horizonte 2011-2020. “Es la continuación del Plan de Salud 2001-2010. La apuesta es realizar la integración socio-sanitaria, es decir, mejorar en salud y bienestar social. Un ejemplo: si una persona mayor acude a un hospital, le atenderemos; luego, dispondrá de un programa de seguimiento a domicilio. Y esa atención la prestará su enfermera. O un terapeuta ocupacional. O el del centro de día que hay en su municipio. ¿Qué necesita una atención residencial? ¿O un apoyo sicológico y psiquiátrico? Allí estamos con una unidad móvil si es preciso. Queremos ayudar a lo largo de todo el proceso. Integraremos la red de atención y todos los sistemas. A finales de la próxima década tendremos un historial de servicio social similar al historial clínico. ¿Por qué? Porque cada vez la atención a las enfermedades es menos de diagnóstico agudo y es más de cuidado de enfermedad crónica. Estamos ante un cambio tecnológico y cultural”.

 Gestionar la salud. El doctor Lamata habla despaciadamente y la tranquilidad que transmite le acredita como un consumado médico de familia –como aquellos médicos entrañables de cabecera de toda la vida- y como un convincente psiquiatra. Nos adelanta que, en el futuro inmediato, el médico será un consultor. “Un consultor que contigo tomará decisiones y que te pedirá como consejero que asumas responsabilidades sobre tu propia salud, solicitando medidas de prevención. Habrá que corresponsabilizarse de la salud una vez informado convenientemente. Y las consultas serán muchas de ellas a distancia”. Abordamos otros asuntos de interés. Comenta que ha disminuido el consumo de alcohol y de tabaco, también el de estupefacientes (cannabis, cocaína) entre la juventud. Es un esfuerzo importante. La sociedad responde. La salud es cara y todos debemos responsabilizarnos de la gestión. “La cultura de la responsabilidad es un buen objetivo para la próxima década”, subraya. La colaboración y la complicidad con los profesionales han permitido dar un salto cualitativo en cuanto a viajar ya en la alta velocidad de las TIC. No es un tema menor el de la falta de médicos en España (y en CLM). Parece que la carencia dudará varios años más. La inmigración masiva, el aumento de la población, el envejecimiento –una persona de más de 70 años utiliza cinco veces más servicios que un paciente convencional- ha obligado a contratar médicos de fuera. Y a apoyar con traductores a los pacientes extranjeros, rumanos, marroquíes. En suma, que las Universidades españolas han accedido a aumentar el numerus clausus de unos 4.000 a 7.000 licenciados al año. Pero los cursos de especialidad llevan otros cuatro o cinco… “No hay otro remedio que traer profesionales de fuera”, admite Fernando Lamata.

Dependiendo de la crisis La Ley de Dependencia se gestionó en la época de las vacas gordas. El quinto pilar del Estado del Bienestar levantó unas expectativas inmensas que la crisis ha terminado desplazando sine die. Gobierno y CCAA sentaron unas bases de trabajo bienintencionado que va a ser difícil de cumplir. El dinero no llega. Gastamos uno 1.300 euros por persona y año en sanidad y bienestar social. Francia llega a lasos 2.000. La politización de la financiación está complicando los objetivos. “Yo soy optimista y veo el vaso medio lleno”, asegura Lamata. “En CLM hay más de 20.000 personas que están recibiendo prestaciones por dependencia. Más de 10.000, reciben una prestación económica (400 euros) por cuidar a sus allegados. La cuidadora normalmente es una persona de la familia. Y digo más: 5.000 de esas cuidadoras, menores de 65 años, están cotizando a la Seguridad Social para que en su día puedan acceder a una pensión. CLM reconoce ese trabajo social. La ley delimita a los beneficiarios. Y en qué grado. Pero falta sin duda una financiación sostenible. Por cada ayuda que damos, el Estado nos subvenciona con un 30%. Por tanto, estamos asumiendo un 70% de coste. Me preguntas si el coste de la sanidad y de las prestaciones sociales debería tener un tope: los recursos no son ilimitados… Tenemos que ser conscientes de que los ciudadanos son los que nos dan sus recursos mediante impuestos. ¿Poner un impuesto finalista? No lo creo. Los españoles no queremos que nos suban los impuestos pero comprobamos que la sanidad y la asistencia es una buena inversión. Con nuestro PIB aún podemos subir dos o tres puntos el gasto social. Por eso hablaba de responsabilidad, de gestionar los recursos con moderación. Este pilar del bienestar no puede desmoronarse antes de haber sido construido. Quizás haya que ser realistas, echar cuentas y si los números no cuadran, desplazar el calendario más allá de 2015. Y contarlo a los ciudadanos para calmar esas expectativas excesivas”.

El HGT. El consejero habla con delectación el Plan Integral de apoyo a la familia, en especial a las familias numerosas, – una prioridad para vertebrar la sociedad- y también se explaya sobre el (HGT), Hospital General de Toledo, la mayor infraestructura sanitaria de la Región. Los datos técnicos los incluimos bajo el título “la joya de la corona”. Pero lo novedoso es que será un espacio “adaptado a las personas y no los pacientes al entorno”, nos comenta Fernando Lamata. Quirófanos robotizados, teleinformación, “será el primer hospital de la región sin papeles”. Será hospital universitario y en esa parcela se ubicará el Instituto de Investigación que complemente áreas como Parapléjicos. Un sueño que se hará realidad en 2012.

 En buenas manos

  Fernando Lamata Cotanda nació en Madrid en 1956. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia (1978). Especialista en Psiquiatría, por la Universidad de Santander (1982). Master por el Instituto de Estudios Superiores de Empresa (IESE) en 1989. Doctor en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid (1998). Autor de varios libros sobre salud pública, entre ellos, Manual de Administración y Gestión Sanitaria; Marketing Sanitario, La década de la Reforma Sanitaria y Producto Sanitario. Conferenciante en numerosos cursos y congresos  ha sido ponente de la Comisión de Análisis y Evaluación del Sistema Nacional de Salud.

   Lamata fue nombrado Vicepresidente Primero del Gobierno regional en septiembre de 2005. Anteriormente había sido consejero de Sanidad desde enero de 2000 a abril de 2004.  Consultor de la UE entre 1996 y 1999. Ha sido vicepresidente ejecutivo de la Fundación Jiménez Díaz y miembro del Comité Ejecutivo de la OMS. EL consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, recibió el pasado mes de enero el  premio Edimsa, como «personalidad política sanitaria» por sus 25 años de gestor de la sanidad pública española.

Los derechos  y deberes de la salud

  La protección sanitaria es un derecho constitucional y gratuito. El Gobierno Barreda debate en las Cortes regionales el anteproyecto de ley de derechos y deberes  de los castellanomanchegos en esta materia.  Son derechos de los pacientes los relativos a la intimidad y confidencialidad; a sus datos genéticos, a la información  sanitaria (asistencia  epidemiológica, a la autonomía  de la decisión sobre la salud, consentimiento informado y declaración de voluntades anticipadas). Esta futura ley establece los límites de la relación médico-paciente y las garantías necesarias para el adecuado respeto a  la vida y a la dignidad humanas.  La historia clínica sigue unos protocolos  estrictos (contenido, tratamiento, propiedad, custodia, informes, certificados médicos).

   En el capitulo de derechos  el Titulo V  consagra el derecho a la asistencia sanitaria, a la libre elección de médico, a una segunda opinión médica, el derechos sobre los tejidos o muestras biológicas, garantía de tiempo máximo de respuesta, obtención de medicamentos y al acompañamiento.

   El Título VII regula los deberes de las personas. Entre estos deberes se encuentra el de mantener el debido respeto a los pacientes, a los acompañantes,  y al personal que presta servicios en los establecimientos sanitarios. El deber de cuidar las instalaciones y equipamientos así como el de colaborar con las autoridades sanitarias en la prevención de las enfermedades y en lo referente al estado de salud. También se regulan en esta ley los  deberes y derechos de los profesionales de la salud.

Donar vida

 Castilla-La Mancha, con 58 donaciones (50 de ellas multiorgánicas), permitió a los hospitales públicos de la región extraer el pasado año, 139 órganos válidos en 2008 (80 riñones, 38 hígados, 10 corazones, 6 páncreas, 2 intestinos, 2 bazos y 1 pulmón). La donación –dar vida- supera la media europea y de EEUU aunque se queda ligeramente por debajo de la media nacional (un 5,8%). Un dato positivo es que la negativa a la donación de las familias se ha reducido un 22,4 desde 2007. Además de 2 unidades renales hay otros 55 programas de extracción y transplantes de órganos y tejidos. De ellos,  26 son de extracción de corneas, tejidos óseos, y sangre de cordón umbilical;  25 de implantes (córneas, membrana amniótica, tejidos osteotendinosos y cultivos celulares) así como 4 bancos de muestra,  y 2 de tejido oftalmológico. Hace 20 años  solo se contabilizaron dos donaciones de órganos n la Comunidad.  Ello revela la sensibilidad y la generosidad de los ciudadanos de donar vida a sus semejantes. “Y la responsabilidad de gestión de la salud y la solidaridad de los castellanomanchegos”, precisa el consejero Fernando Lamata.

La joya de la corona

  El futuro Hospital General de Toledo (HGT)  se convertirá a partir de  2012 en el gran centro de referencia sanitaria de toda la Región. Con un presupuesto de 300 millones de euros, 1,1 kilómetros de largo, 364.000 metros cuadrados construidos (136.000 bajo tierra y 228.000 sobre rasante) albergará la tecnología más puntera. Constará de 774 habitaciones individuales –“que pueden duplicarse en caso de emergencia”,- dice el consejero de Sanidad y Bienestar Social, Fernando Lamata a ABC. 36 quirófanos, 222 salas de consulta y un Área de Urgencias de 6.000 metros cuadrados. “Será un hospital sin papeles”, precisa el máximo responsable de la sanidad  en la Región y estará a disposición de la  Universidad de Castilla-La Mancha. Albergará 18 especialidades de tipo medico, 12 quirúrgicas, 12 unidades especiales, áreas específicas de Pediatría y Obstetricia y Ginecología.

    El equipo tecnológico del HGT  estará compuesto, entre otros equipos por radioterapia, salas de Resonancia Nuclear Magnética, TAC y PET-TAC, salas de radiología convencional, ecógrafos y mamógrafos.

    Su diseño es espacio luminoso, abierto y donde los trabajadores y los pacientes estén cómodos. “Es un hospital a la medida de los enfermos y no al revés”, enfatiza con la moderación que le caracteriza el consejero de Salud.  Existirá una guardería y un Hotel de Pacientes para personas que no quieran desplazarse a sus lugares de origen en el caso de que las pruebas se alarguen durante varios días.

Un comentario sobre “encuentros abc. fernando lamata, consejero de salud de castilla la mancha

  1. Pingback: Ykonos | TagHall

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s