1

Internt, TDT y… la igualdad de oportunidades

– La convergencia tecnológica permitirá estar conectado a las autopistas de la información en todo tiempo y en cualquier lugar.

                             Internet, TDT y…  la igualdad de oportunidades

 

l

               

 

 – La convergencia tecnológica permitirá estar conectado a las autopistas de la información en todo tiempo y en cualquier lugar.

 – El despliegue de la  banda ancha (Internet) está abriendo una brecha digital entre el mundo rural y las ciudades

 – Las TIC deberían incorporarse a la Carta Magna como nuevos derechos constitucionales.

   La mayor desigualdad, la mayor frontera es la del idioma… inglés

        No se ha producido un tsunami más perfecto y poderoso en el mundo de la  comunicación, después de inventarse la imprenta y la televisión que la puesta en marcha de Internet. La Red de Redes nos proporciona una verdadera igualdad de oportunidades. Más de 1.600 millones de personas, pertenecientes a todo tipo de razas, religiones y creencias, en todas las latitudes, estamos interconectados  con la esperanza, con el futuro.  ¿Que falta por hacer?  Que se integren los casi 5.000 millones que se han quedado descolgados del sistema. Sin Internet y sin la TDT no hay futuro.

 

TEXTO: ANTONIO REGALADO                       

 Mi primera experiencia en Internet se remonta a quince años atrás. Y mi  maestro de la @ fue el gran divulgador científico y pensador Eduardo Punset; escritor, ensayista y neurocirujano de las almas y de las conciencias.  Nos habíamos conocido en la década anterior –la década prodigiosa le llamaron-en el Centro Democrático y Social, (CDS) y, tras el fin de la aventura suarista, en la primavera de 1994 me llamó para mostrarme “una nueva forma de hacer política”,  su artido FORO.  

   El ex ministro de Relaciones con la Comunidad Europea en el Gobierno de Adolfo Suárez y eurodiputado en los primeros comicios, me habló de un nuevo sistema de comunicación, creado en un garaje que permitía mediante un PC almacenar datos y enviarlos a los usuarios o afiliados. Un golpe de muerte al papeleo que tanto odiábamos ambos. “Por tanto, razonaba, ya no serán necesarias las sedes de los partidos políticos, ni sus maquinarias burocráticas y,  por tanto, desde una habitación (o un garaje) se puede estar en contacto con los militantes, vía email, y abaratar costos”.  

   Debemos constatar que la resistencia de los aparatos de los partidos al cambio permanece inalterable en los partidos, el Gobierno, los Ayuntamientos, las Diputaciones, los cabildos y las CCAA. El fracaso siempre es hermoso contemplado desde la distancia.    Perdonen que me haya salido del relato. Retomo la historia. Conectó dos ordenadores, abrió un programa  del PC, escribió un mensaje en uno de ellos  y lo envió al otro. Yo no daba crédito a lo que veían mis ojos pero me incitó compulsivamente a comprar mi primer Amstrad PCW 8256, heredero del famoso 464, con los juegos de cinta de Batman, Indiana Jones, el tetris y Dragón Ninja.

   El mítico Amstrad 8256 (150.000 pesetas de las de entonces) no era otra cosa que una máquina de escribir sin papeles de calco; un invento para escribir y guardar en un disco extraíble creo recordar que de aproximadamente 5×3.5 centímetros. Desde aquel entonces, el ordenador ha sido una herramienta sin la que no se puede vivir.

 Atrapados en la red

Termino la historia. Punset me invitó a sumarme a ese proyecto pero yo le transmití de inmediato –casi copiada-  la misma respuesta que tras una noche de reflexión le  había dado a Adolfo Suárez en el 81, cuando me invitó a subirme al carro del CDS: “Gracias, Eduardo, pero si y o fuera militante tú serías mi presidente y estaría obligado a acatar la disciplina; si me dejas que colabore con la causa, estaré encantado de ser tu amigo y así tendré toda la libertad para criticar en privado todo lo que considere oportuno y que intuya como periodista”. 

     Quedamos en hablar. FORO(centrista y liberal, por supuesto) no se puso en marcha nunca y yo tampoco tuve la oportunidad de colaborar con el hoy director de Redes, de TVE.  Viendo los contenidos de su programa semanal en La 2, en el Canal 24 Horas, en el Canal Internacional o en www.redes.rtve.es uno comprende la profundidad del título: Redes, red de redes, el universo a golpe de clic. Gracias, amigo Eduardo.

 Igualdad de oportunidades

    La igualdad de oportunidades es un denominador común de las sociedades democráticas. Eso quiere decir, simplemente que todos los jóvenes tienen las mismas posibilidades de acceder a la educación, a la enseñanza superior después  y, luego,  el esfuerzo, la  capacidad y el  mérito le ponen en un lugar de privilegio en el mundo social y laboral. La vida en un área geográfica como la nuestra, en el          Viejo Continente, es un privilegio y las oportunidades están a la vuelta de la esquina. Sólo hay que apuntarse.

 No nos falta de nada

   Aquí, como escribió el filósofo Boecio, en el siglo IV, “no nos falta de nada”. La mayor parte de los europeos, tenemos comida, abrigo, cervezas; el fútbol, la TDT, la Fórmula 1,  el móvil, Ronaldo y Kaká, la paella, el Real Madrid, eurovisión, las drogas, el coche… tenemos iglesias, pateras, el sida, inmigrantes; ERES masivos,  vacaciones con puentes colgantes, Wimbleddom, los toros, requeterrebajas, el botox y la Gripe A. Por no faltar no falta ni la corrupción, el divorcio, el cierre de Garoña, el aborto y la violencia cotidiana que la llaman doméstica; disponemos de un  parlamento en Bruselas y de otro en Estrasburgo, un gobierno flexible como el bambú que atiborra a los bancos de dinero fácil  que no llega a  las PYMES; tenemos  el Congreso con dos leones  y a Bono crucificado porque quiere que los visitantes vistan con decoro en el templo de la libertad. ;   y al Senado de Rojo con traducción simultánea convertido en una babel de cinco lenguas cuando todos hablamos el mismo idioma común de nuestros padres y de los padres de nuestros abuelos. Tenemos   otros 17 gobiernos paralelos  con sus 17  cámaras (mortuorias) con cientos de legisladores honorables  a imagen y semejanza de Marco Tulio Cicerón o el propio Cayo Graco.  ¡Quien fuera Shakespeare en este verano de turismo sin chiringuitos ni sueños y acaso sin noches  en las playas del sur y del sureste¡

   Es decir, por no saber no sabemos qué es la pobreza, ni el hambre, ni casi la injusticia. vivimos nuestra propia desmesura, en nuestra  propia eternidad sin darnos cuenta de que también a nuestro lado, la globalización y el egoísmo –con esta crisis de valores, energética y de las  finanzas, crean guetos que marginan, que excluyen a  una tercera parte de nuestros compatriotas: inmigrantes, mujeres maltratadas, drogadictos, ancianos, discapacitados…

 Las TIC.

Tecnologías de la Información y la Comunicación (y el inglés) son el camino más corto para acabar con las desigualdades, para trenzar la solidaridad.No quiero hablar en clave política aunque la política en las sociedades democráticas es la locomotora (o el tractor) del cambio. O del inmovilismo. Depende del impulso de la sociedad civil más que de las estrategias del ejecutivo. Incluso en tiempos de crisis. “El futuro”, dejó escrito el filósofo, físico y premio Nobel, Percy W. Bridgman “es un programa”. No podemos adivinar el porvenir, cierto; pero sí podemos programar objetivos, poner medios, ordenar prioridades y prevenir los riesgos. Así se llega al futuro. La realidad es que en este principio de siglo y de milenio ya  estamos en él. Otro tanto puede decirse y aplicarse de la TDT. La Televisión digital terrestre, mucho más que una simple tecnología de sustitución para los canales analógicos. La pasada semana, quince millones de personas terminamos hermanándonos con la Televisión Digital Terrestre.

   Sin abandonar la ‘Galaxia Gutemberg’ nos hemos adentrado en la ‘Era Gates’. Y como el propio Gates nos ha enseñado, las guerras del porvenir no se harán con ojivas sino con microchips. Los soldados digitales serán ingenieros al frente de arsenales informáticos con el mando a distancia como armas de precisión. O simplemente funcionarios municipales, servidores públicos frente a un televisor.

 Convergencia tecnológica

   Llegados a este punto, Bill Gates, el alma de Microsoft,  ha pronosticado que en la próxima década merced a la interconexión  de la informática, Internet, el móvil y la televisión digital, el salto hacia delante será tan espectacular que los medios que conocemos y utilizamos ahora mismo pasarán a ser piezas de museo.

¿Cómo nos afectará? Ya nos afecta de forma directa.  Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.  El determinismo tecnológico  -llevar las tecnologías a todos los lugares de la región y hacerlas inteligibles a todos los seres humanos- es un deseo político y empresarial. Por eso, no se detendrá el proceso. El cambio será de lenguaje y  de actitudes. Y necesitará de mucho coraje político.

 Sabemos que, sin financiación no hay autonomía; por tanto, sin conocimientos, sin igualdad de oportunidades, no se profundizará en la Sociedad de la Información que considera prioritario que las nuevas tecnologías  formen parte de la vida cotidiana de las personas.

La convergencia entre la televisión, el ordenador (Internet-wi-fi-),  el teléfono móvil, el iPoc y las  agendas digitales  permitirá estar ‘conectado’ a las autopistas de la información en todo tiempo y en cualquier lugar. La tele-educación, la sanidad y la asistencia a dependientes  (teleasistencia) son tres de las áreas que más desarrollo permitirán en los próximos años para mantener el bienestar de las personas.

  El acercamiento entre la administración (Comunidad, Diputaciones, Ayuntamientos) y los ciudadanos  es otra de las vertientes de las TIC. La mayor parte de la información y muchos de los servicios de ventanillas se pueden hacer ya a través de las tecnologías de la Sociedad de la Información. Todos los agentes públicos y privados  que intervienen en el proceso de la SI – 580 millones de inversión hasta 2012- admiten que la hoja de ruta hacia la administración electrónica es irreversible y que el camino será largo, duro y difícil. Como la vida misma.

 En el ámbito rural

   Los  últimos cuatro años los he dedicado a estudiar la TDT porque estoy convencido de que, junto al teléfono y al PC (Internet)  serán los tres instrumentos de comunicación más comunes y poderosos. En España tenemos 58 millones de móviles (12 millones más que ciudadanos, incluidos los niños recién nacidos); 18 millones de ordenadores y 33 millones de televisores.

   La televisión sigue siendo un medio “frío” que puede pasar a ser “caliente” con la interactividad. Como lo es el ordenador personal.

   Finalmente, subrayar que el despliegue de la TDT y de la banda ancha para Internet debería haber empezado de abajo arriba y no de arriba abajo.  Me explico: los intereses comerciales y poblacionales han primado sobre la despoblación, perjudicando al medio rural. Un caso inverso al que se hizo con el AVE que, con buen criterio, comenzó en Madrid pero se desplegó hacia el sur. La dispersión no favorece la publicidad ni el consumo. Es decir, no cuentan para las cadenas de televisión.  Y en el caso del ADSL y de la banda ancha, perjudicaba las inversiones de las “telecos”, más preocupadas por el balance  de resultados que por el  servicio público que deben prestar a los ciudadanos.  Sin duda, el retraso del despliegue de TDT en el mundo rural y de las redes de la Sociedad de la Información está provocando un retraso que ensanchará más aún la brecha digital si los poderes públicos no actúan con rapidez.

    En el mundo rural  viven 15 millones de personas, diseminadas en 8.111 municipios y en otras 4.000 entidades menores; 15 millones de seres humanos cuyo vehículo principal de comunicación, (información, formación y entretenimiento) es la TV convencional.  La TV es el compañero de muchas personas que viven solas, tremendamente solas en lugares apartados. Y es un compañero inseparable de muchas personas enfermas y discapacitadas. ¿Sabéis de los programas más vistos los sábados es la transmisión de la Santa Misa?  Por eso, la TDT que legalmente tiene en España carácter universal y gratuito, – hasta que la Ley General Audiovisual consagre la TDT de pago en septiembre- debe llegar más allá de las grandes ciudades. Debe llegar a todos en todas partes. Cuanto antes.  Así lo exige la normativa europea y la española.  Y donde escribo TDT ustedes lean, además, Internet. Es una discriminación de la que se debería ocupar el nuevo ministerio de Igualdad. Porque no es que no se vea la Televisión Digital Terrestre en el campo, es que tampoco llega con velocidad suficiente Internet. Hoy sabemos que tecnológicamente, casi todo es posible; hagamos que, de la tecnología y de la innovación, nos beneficiemos todos los contribuyentes.

 Agrandar la brecha digital

   No es necesario estar de acuerdo con estas reflexiones. Solo he pretendido que el debate se derive hacia el mundo rural, el gran olvidado en todas las sociedades modernas. Los pueblos, como el sur, también existen. Todavía.

    Lo que nos preocupa a los comunicadores es que se  agrande la brecha digital en lo educativo (en la formación); en lo económico y en lo social,  entre el campo y la ciudad, creando ciudadanos de primera y de segunda. Quizás, ahora entiendan un poco mejor el título de este relato: Igualdad de oportunidades.

   A la vuelta del verano, hablaremos de que la mayor desigualdad para ganar el futuro es la frontera de los idiomas. HabLar o no hablar inglés. He ahí el problema. Y la solución. He ahí la desigualdad y la diferencia del futuro. Y también les emplazamos a conocer algunas de las mentiras (y de los mitos) de Internet. Pero eso será mañana. Y mañana, mañana será otro día.

 _______________________________________  

1.-Como  la vida misma

 Tras el universo digital y virtual  de las tres www. (y de la @) se esconde la vida misma, tal cual es: pornografía, racismo, fascismo, pederastia, violencia, subversión, maledicencias; pero en esas mismas páginas  podemos encontrar también amor, ternura, educación, soledad, ciencia, idiomas, conocimiento, debates, cotilleos, recetas de cocina y entretenimiento. E información. Y formación (training). Formación Permanente. Internet es una lucha diaria por mejorar individual y colectivamente. Hoy, los foros sociales son toda una referencia de solidaridad.

  2-Internet y TDT para todos

   Coincidimos con el profesor Enrique Bustamante en que las políticas de TDT en España son escasamente sociales; que la transición hasta el apagón del 3 de abril de 2010, está cargada de interrogantes. (Lo  único cierto es lo incierto de la incertidumbre en el sector). Ese es el reto y ésa es la esperanza.  La TDT debería abocarnos a una televisión más plural y, por tanto, a una democracia de calidad. Con contenidos diferenciados. Los contenidos marcarán la rentabilidad económica y social. Una TDT interactiva, con MHP, que permita aplicaciones prácticas para la sociedad (sanidad, educación, servicios sociales, administración electrónica, el tiempo, carreteras, turismo, etc.) pero también una TDT con programas temáticos y educativos (inglés, juegos, formación profesional). Una TDT que de accesibilidad a los colectivos más marginados (inmigrantes, sectores sociales desfavorecidos y personas con minusvalías); en suma, una TDT participativa, solidaria. Una TDT para el cambio que permita una integración en la Sociedad de la Información. No es justo que en Madrid podamos ver ahora mismo, hasta 34 canales en TDT –uno de ellos de aprendizaje del inglés, por ejemplo; la cadena temática de verdadero servicio público lanzada por el diario EL MUNDO, y en muchos pueblos de CLM solo podamos ver TVE (1 y 2); Antena 3 y Telecinco, mal Cuatro, sin señal de La Sexta y un canal analógico de CLM. 

3.Armas digitales

   Demos  a todos los ciudadanos –en especial a los jóvenes, a los mayores y a las personas con minusvalías- las mismas armas, las mismas oportunidades de salida para enfrentarse a la vida laboral. La Sociedad de la Información busca formar a personas más libres (menos desiguales)  para acabar con la miseria. La libertad y la educación son las armas de destrucción masiva más eficaces para luchar contra la ignorancia y contra el hambre. Hoy, en la globalización, no hay que olvidar,  que todos somos ya un solo mundo. “Porque” –como escribió León Felipe, un poeta español exilado en México- “no es lo que importa llegar sólo ni pronto sino juntos y a tiempo”. Y la exclusión interior ahora viene dada por la diferencia entre manejar las TIC o ser un analfabeto cibernético. La TDT debería ser desde la transición, el muro que detenga la ignorancia de ese tercio de la sociedad española que siempre se queda al otro lado del progreso.    Ayudémosle con la tecnología y con la innovación que incorporan las nuevas plataformas y los multimedia. Lo mejor, lo mejor sin duda, está por llegar. Juntos podemos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El despliegue de la TDT y de la banda ancha (Internet) está abriendo una brecha digital entre el mundo rural y las ciudades – Las TIC deberían incorporarse a la Carta Magna como nuevos derechos constitucionales. – La mayor desigualdad, la mayor frontera es la del idioma… inglés ___________________ No se ha producido un tsunami más perfecto y poderoso en el mundo de la comunicación, después de inventarse la imprenta y la televisión que la puesta en marcha de Internet. La Red de Redes nos proporciona una verdadera igualdad de oportunidades. Más de 1.600 millones de personas, pertenecientes a todo tipo de razas, religiones y creencias, en todas las latitudes, estamos interconectados con la esperanza, con el futuro. ¿Que falta por hacer? Que se integren los casi 5.000 millones que se han quedado descolgados del sistema. Sin Internet y sin la TDT no hay futuro. TEXTO: ANTONIO REGALADO Mi primera experiencia en Internet se remonta a quince años atrás. Y mi maestro de la @ fue el gran divulgador científico y pensador Eduardo Punset; escritor, ensayista y neurocirujano de las almas y de las conciencias. Nos habíamos conocido en la década anterior –la década prodigiosa le llamaron-en el Centro Democrático y Social, (CDS) y, tras el fin de la aventura suarista, en la primavera de 1994 me llamó para mostrarme “una nueva forma de hacer política”, su partido FORO. El ex ministro de Relaciones con la Comunidad Europea en el Gobierno de Adolfo Suárez y eurodiputado en los primeros comicios, me habló de un nuevo sistema de comunicación, creado en un garaje que permitía mediante un PC almacenar datos y enviarlos a los usuarios o afiliados. Un golpe de muerte al papeleo que tanto odiábamos ambos. “Por tanto, razonaba, ya no serán necesarias las sedes de los partidos políticos, ni sus maquinarias burocráticas y, por tanto, desde una habitación (o un garaje) se puede estar en contacto con los militantes, vía email, y abaratar costos”. Debemos constatar que la resistencia de los aparatos de los partidos al cambio permanece inalterable en los partidos, el Gobierno, los Ayuntamientos, las Diputaciones, los cabildos y las CCAA. El fracaso siempre es hermoso contemplado desde la distancia. Perdonen que me haya salido del relato. Retomo la historia. Conectó dos ordenadores, abrió un programa del PC, escribió un mensaje en uno de ellos y lo envió al otro. Yo no daba crédito a lo que veían mis ojos pero me incitó compulsivamente a comprar mi primer Amstrad PCW 8256, heredero del famoso 464, con los juegos de cinta de Batman, Indiana Jones, el tetris y Dragón Ninja. El mítico Amstrad 8256 (150.000 pesetas de las de entonces) no era otra cosa que una máquina de escribir sin papeles de calco; un invento para escribir y guardar en un disco extraíble creo recordar que de aproximadamente 5×3.5 centímetros. Desde aquel entonces, el ordenador ha sido una herramienta sin la que no se puede vivir. Atrapados en la red Termino la historia. Punset me invitó a sumarme a ese proyecto pero yo le transmití de inmediato –casi copiada- la misma respuesta que tras una noche de reflexión le había dado a Adolfo Suárez en el 81, cuando me invitó a subirme al carro del CDS: “Gracias, Eduardo, pero si y o fuera militante tú serías mi presidente y estaría obligado a acatar la disciplina; si me dejas que colabore con la causa, estaré encantado de ser tu amigo y así tendré toda la libertad para criticar en privado todo lo que considere oportuno y que intuya como periodista”. Quedamos en hablar. FORO(centrista y liberal, por supuesto) no se puso en marcha nunca y yo tampoco tuve la oportunidad de colaborar con el hoy director de Redes, de TVE. Viendo los contenidos de su programa semanal en La 2, en el Canal 24 Horas, en el Canal Internacional o en http://www.redes.rtve.es uno comprende la profundidad del título: Redes, red de redes, el universo a golpe de clic. Gracias, amigo Eduardo. Igualdad de oportunidades La igualdad de oportunidades es un denominador común de las sociedades democráticas. Eso quiere decir, simplemente que todos los jóvenes tienen las mismas posibilidades de acceder a la educación, a la enseñanza superior después y, luego, el esfuerzo, la capacidad y el mérito le ponen en un lugar de privilegio en el mundo social y laboral. La vida en un área geográfica como la nuestra, en el Viejo Continente, es un privilegio y las oportunidades están a la vuelta de la esquina. Sólo hay que apuntarse. No nos falta de nada Aquí, como escribió el filósofo Boecio, en el siglo IV, “no nos falta de nada”. La mayor parte de los europeos, tenemos comida, abrigo, cervezas; el fútbol, la TDT, la Fórmula 1, el móvil, Ronaldo y Kaká, la paella, el Real Madrid, eurovisión, las drogas, el coche… tenemos iglesias, pateras, el sida, inmigrantes; ERES masivos, vacaciones con puentes colgantes, Wimbleddom, los toros, requeterrebajas, el botox y la Gripe A. Por no faltar no falta ni la corrupción, el divorcio, el cierre de Garoña, el aborto y la violencia cotidiana que la llaman doméstica; disponemos de un parlamento en Bruselas y de otro en Estrasburgo, un gobierno flexible como el bambú que atiborra a los bancos de dinero fácil que no llega a las PYMES; tenemos el Congreso con dos leones y a Bono crucificado porque quiere que los visitantes vistan con decoro en el templo de la libertad. ; y al Senado de Rojo con traducción simultánea convertido en una babel de cinco lenguas cuando todos hablamos el mismo idioma común de nuestros padres y de los padres de nuestros abuelos. Tenemos otros 17 gobiernos paralelos con sus 17 cámaras (mortuorias) con cientos de legisladores honorables a imagen y semejanza de Marco Tulio Cicerón o el propio Cayo Graco. ¡Quien fuera Shakespeare en este verano de turismo sin chiringuitos ni sueños y acaso sin noches en las playas del sur y del sureste¡ Es decir, por no saber no sabemos qué es la pobreza, ni el hambre, ni casi la injusticia. vivimos nuestra propia desmesura, en nuestra propia eternidad sin darnos cuenta de que también a nuestro lado, la globalización y el egoísmo –con esta crisis de valores, energética y de las finanzas, crean guetos que marginan, que excluyen a una tercera parte de nuestros compatriotas: inmigrantes, mujeres maltratadas, drogadictos, ancianos, discapacitados… Las TIC. Tecnologías de la Información y la Comunicación (y el inglés) son el camino más corto para acabar con las desigualdades, para trenzar la solidaridad. No quiero hablar en clave política aunque la política en las sociedades democráticas es la locomotora (o el tractor) del cambio. O del inmovilismo. Depende del impulso de la sociedad civil más que de las estrategias del ejecutivo. Incluso en tiempos de crisis. “El futuro”, dejó escrito el filósofo, físico y premio Nobel, Percy W. Bridgm an “es un programa”. No podemos adivinar el porvenir, cierto; pero sí podemos programar objetivos, poner medios, ordenar prioridades y prevenir los riesgos. Así se llega al futuro. La realidad es que en este principio de siglo y de milenio ya estamos en él. Otro tanto puede decirse y aplicarse de la TDT. La Televisión digital terrestre, mucho más que una simple tecnología de sustitución para los canales analógicos. La pasada semana, quince millones de personas terminamos hermanándonos con la Televisión Digital Terrestre. Sin abandonar la ‘Galaxia Gutemberg’ nos hemos adentrado en la ‘Era Gates’. Y como el propio Gates nos ha enseñado, las guerras del porvenir no se harán con ojivas sino con microchips. Los soldados digitales serán ingenieros al frente de arsenales informáticos con el mando a distancia como armas de precisión. O simplemente funcionarios municipales, servidores públicos frente a un televisor. Convergencia tecnológica Llegados a este punto, Bill Gates, el alma de Microsoft, ha pronosticado que en la próxima década merced a la interconexión de la informática, Internet, el móvil y la televisión digital, el salto hacia delante será tan espectacular que los medios que conocemos y utilizamos ahora mismo pasarán a ser piezas de museo. ¿Cómo nos afectará? Ya nos afecta de forma directa. Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. El determinismo tecnológico -llevar las tecnologías a todos los lugares de la región y hacerlas inteligibles a todos los seres humanos- es un deseo político y empresarial. Por eso, no se detendrá el proceso. El cambio será de lenguaje y de actitudes. Y necesitará de mucho coraje político. Sabemos que, sin financiación no hay autonomía; por tanto, sin conocimientos, sin igualdad de oportunidades, no se profundizará en la Sociedad de la Información que considera prioritario que las nuevas tecnologías formen parte de la vida cotidiana de las personas. La convergencia entre la televisión, el ordenador (Internet-wi-fi-), el teléfono móvil, el iPoc y las agendas digitales permitirá estar ‘conectado’ a las autopistas de la información en todo tiempo y en cualquier lugar. La tele-educación, la sanidad y la asistencia a dependientes (teleasistencia) son tres de las áreas que más desarrollo permitirán en los próximos años para mantener el bienestar de las personas. El acercamiento entre la administración (Comunidad, Diputaciones, Ayuntamientos) y los ciudadanos es otra de las vertientes de las TIC. La mayor parte de la información y muchos de los servicios de ventanillas se pueden hacer ya a través de las tecnologías de la Sociedad de la Información. Todos los agentes públicos y privados que intervienen en el proceso de la SI – 580 millones de inversión hasta 2012- admiten que la hoja de ruta hacia la administración electrónica es irreversible y que el camino será largo, duro y difícil. Como la vida misma. En el ámbito rural Los últimos cuatro años los he dedicado a estudiar la TDT porque estoy convencido de que, junto al teléfono y al PC (Internet) serán los tres instrumentos de comunicación más comunes y poderosos. En España tenemos 58 millones de móviles (12 millones más que ciudadanos, incluidos los niños recién nacidos); 18 millones de ordenadores y 33 millones de televisores. La televisión sigue siendo un medio “frío” que puede pasar a ser “caliente” con la interactividad. Como lo es el ordenador personal. Finalmente, subrayar que el despliegue de la TDT y de la banda ancha para Internet debería haber empezado de abajo arriba y no de arriba abajo. Me explico: los intereses comerciales y poblacionales han primado sobre la despoblación, perjudicando al medio rural. Un caso inverso al que se hizo con el AVE que, con buen criterio, comenzó en Madrid pero se desplegó hacia el sur. La dispersión no favorece la publicidad ni el consumo. Es decir, no cuentan para las cadenas de televisión. Y en el caso del ADSL y de la banda ancha, perjudicaba las inversiones de las “telecos”, más preocupadas por el balance de resultados que por el servicio público que deben prestar a los ciudadanos. Sin duda, el retraso del despliegue de TDT en el mundo rural y de las redes de la Sociedad de la Información está provocando un retraso que ensanchará más aún la brecha digital si los poderes públicos no actúan con rapidez. En el mundo rural viven 15 millones de personas, diseminadas en 8.111 municipios y en otras 4.000 entidades menores; 15 millones de seres humanos cuyo vehículo principal de comunicación, (información, formación y entretenimiento) es la TV convencional. La TV es el compañero de muchas personas que viven solas, tremendamente solas en lugares apartados. Y es un compañero inseparable de muchas personas enfermas y discapacitadas. ¿Sabéis de los programas más vistos los sábados es la transmisión de la Santa Misa? Por eso, la TDT que legalmente tiene en España carácter universal y gratuito, – hasta que la Ley General Audiovisual consagre la TDT de pago en septiembre- debe llegar más allá de las grandes ciudades. Debe llegar a todos en todas partes. Cuanto antes. Así lo exige la normativa europea y la española. Y donde escribo TDT ustedes lean, además, Internet. Es una discriminación de la que se debería ocupar el nuevo ministerio de Igualdad. Porque no es que no se vea la Televisión Digital Terrestre en el campo, es que tampoco llega con velocidad suficiente Internet. Hoy sabemos que tecnológicamente, casi todo es posible; hagamos que, de la tecnología y de la innovación, nos beneficiemos todos los contribuyentes. Agrandar la brecha digital No es necesario estar de acuerdo con estas reflexiones. Solo he pretendido que el debate se derive hacia el mundo rural, el gran olvidado en todas las sociedades modernas. Los pueblos, como el sur, también existen. Todavía. Lo que nos preocupa a los comunicadores es que se agrande la brecha digital en lo educativo (en la formación); en lo económico y en lo social, entre el campo y la ciudad, creando ciudadanos de primera y de segunda. Quizás, ahora entiendan un poco mejor el título de este relato: Igualdad de oportunidades. A la vuelta del verano, hablaremos de que la mayor desigualdad para ganar el futuro es la frontera de los idiomas. HabLar o no hablar inglés. He ahí el problema. Y la solución. He ahí la desigualdad y la diferencia del futuro. Y también les emplazamos a conocer algunas de las mentiras (y de los mitos) de Internet. Pero eso será mañana. Y mañana, mañana será otro día. Nota importante: EN LOS APOYOS NO OLVIDES ENCUADRARLOS EN UNA TRAMA DE COLOR PÀRA QUEW RESALTEN DEL TEXTO… GRACIAS, ANTONIO APOYO 1 Como la vida misma Tras el universo digital y virtual de las tres www. (y de la @) se esconde la vida misma, tal cual es: pornografía, racismo, fascismo, pederastia, violencia, subversión, maledicencias; pero en esas mismas páginas podemos encontrar también amor, ternura, educación, soledad, ciencia, idiomas, conocimiento, debates, cotilleos, recetas de cocina y entretenimiento. E información. Y formación (training). Formación Permanente. Internet es una lucha diaria por mejorar individual y colectivamente. Hoy, los foros sociales son toda una referencia de solidaridad. APOYO 2 Internet y TDT para todos Coincidimos con el profesor Enrique Bustamante en que las políticas de TDT en España son escasamente sociales; que la transición hasta el apagón del 3 de abril de 2010, está cargada de interrogantes. (Lo único cierto es lo incierto de la incertidumbre en el sector). Ese es el reto y ésa es la esperanza. La TDT debería abocarnos a una televisión más plural y, por tanto, a una democracia de calidad. Con contenidos diferenciados. Los contenidos marcarán la rentabilidad económica y social. Una TDT interactiva, con MHP, que permita aplicaciones prácticas para la sociedad (sanidad, educación, servicios sociales, administración electrónica, el tiempo, carreteras, turismo, etc.) pero también una TDT con programas temáticos y educativos (inglés, juegos, formación profesional). Una TDT que de accesibilidad a los colectivos más marginados (inmigrantes, sectores sociales desfavorecidos y personas con minusvalías); en suma, una TDT participativa, solidaria. Una TDT para el cambio que permita una integración en la Sociedad de la Información. No es justo que en Madrid podamos ver ahora mismo, hasta 34 canales en TDT –uno de ellos de aprendizaje del inglés, por ejemplo; la cadena temática de verdadero servicio público lanzada por el diario EL MUNDO, y en muchos pueblos de CLM solo podamos ver TVE (1 y 2); Antena 3 y Telecinco, mal Cuatro, sin señal de La Sexta y un canal analógico de CLM. APOYO 3 Armas digitales Demos a todos los ciudadanos –en especial a los jóvenes, a los mayores y a las personas con minusvalías- las mismas armas, las mismas oportunidades de salida para enfrentarse a la vida laboral. La Sociedad de la Información busca formar a personas más libres (menos desiguales) para acabar con la miseria. La libertad y la educación son las armas de destrucción masiva más eficaces para luchar contra la ignorancia y contra el hambre. Hoy, en la globalización, no hay que olvidar, que todos somos ya un solo mundo. “Porque” –como escribió León Felipe, un poeta español exilado en México- “no es lo que importa llegar sólo ni pronto sino juntos y a tiempo”. Y la exclusión interior ahora viene dada por la diferencia entre manejar las TIC o ser un analfabeto cibernético. La TDT debería ser desde la transición, el muro que detenga la ignorancia de ese tercio de la sociedad española que siempre se queda al otro lado del progreso. Ayudémosle con la tecnología y con la innovación que incorporan las nuevas plataformas y los multimedia. Lo mejor, lo mejor sin duda, está por llegar. Juntos podemos.

2 comentarios sobre “Internt, TDT y… la igualdad de oportunidades

  1. que pasaria sin la igualdad de oportunidades?

    Que aumentaria la brecha digital y, por tanto, la injusticia. Y eso tiene un coste: los más desfavorecidos.

    1. sucederia que la injusticia se agrandaria. No es poco. La igualdad de oportunidades es necvesaria para que luego el lesfuerzo ponga a cada cuyal en su sitio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s