1

cuestión de fe

LOS PRONOSTICOS, inciertos. FUNCAS sitúa a nuestra Comunidad en el cuarto puesto del ranking del paro, tras Canarias, Andalucía y Extremadura. Retorcer el cuello al desempleo es la misión más importante. Más incluso que desencallar el Estatuto. El mensaje del presidente José Maria Barreda es una hoja de ruta necesaria para romper de parte a parte las previsiones de la Fundación de las Cajas de Ahorro. Será un año duro. Pero los ha habido peores. Si el Rey apelaba a la fuerza de la unidad porque hay nubarrones separatistas en el norte, noreste y el archipiélago balear, Barreda trasladaba confianza y fe a los castellanomanchegos porque la lealtad constitucional fortalece la parte y el todo. El llamamiento a la unidad y a trabajar juntos y en la misma dirección no debe caer en saco roto. El Plan de Choque firmado con sindicatos y patronal, siendo bueno, resulta insuficiente.

El diagnóstico del presidente sobre la gravedad de la situación económica y laboral es correcto y la medicina (más esfuerzo, más trabajo y más diálogo en todas direcciones) también. Transmitir pasión en estos tiempos con esperanza vigilada no es una desmesura. Y sentirse próximo a los parados, a los agricultores, a los empresarios medianos y pequeños, a los autónomos, a los jóvenes y a los dependientes, confirma que la respuesta de dinamizar la actividad económica e impulsar las obras públicas es elevar la cometa más alto con el viento en contra. Aquí el éxito – por seguir a sir Winston Churchill-, es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse. Vender confianza no es poco. José María Barreda no quiso romper la noche ni exigiendo ni pidiendo al PP que arrimara el hombro, para llegar a buen puerto en esta larga travesía de 2010. Vamos a necesitar todas las manos. La Constitución es el punto de encuentro entre el PP y el PSOE. Y el Estatuto parece desbloqueado. La fe mueve montañas. Y, posiblemente, creará empleo.