1

la respuesta (preventiva)

 El Estado del Bienestar (derecho a la salud, a la educación, al paro y a las pensiones) ha creado una sociedad, especialmente conformista, egocéntrica, hedonista y, sobre todo, adormecida. Y en este disfrute de derechos sin deberes, estamos a cinco minutos de que el gobierno decrete la retirada de crucifijos  en todos los centros públicos: escuelas, hospitales, calles y monumentos. La responsabilidad no hay que achacarla a un solo hombre, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero –un provocador nato- sino a los católicos y a las personas que callan (y, además, le votan). La cobardía es mayoritaria. Desgraciadamente. 

   Zapatero nada más llegar a la Moncloa se propuso tres objetivos: destrozar la España constitucional y la Transición; reverdecer las cenizas de la guerra civil para que la ganara su abuelo y humillar  a la Iglesia católica acusándola de ser la gran causante de todos los males patrios desde los visigodos. Su filosofía gótica  se ha traducido en un puñado de leyes que legitiman toda su obra anticlerical: el matrimonio entre homosexuales, la adopción de niños por gays y lesbianas, el Estatut de Cataluña que rompe la unidad de España como nación,  la ley de la Memoria histórica (histérica)  y la más grave: la ampliación del aborto. Lo de los crucifijos será un mero pasatiempo para desentenderse del paro.

    Europa –ya lo denunció Oriana Fallaci en Eurabia– ha renunciado a sus raíces judeocristianas; el Parlamento se negó a incluir en la Constitución ninguna referencia a nuestro pasado, y ha terminado siendo el Tribunal de Estrasburgo el que ampare a una mujer noruega (atea) –y en Italia-  porque “el crucifijo” le molestaba. Esperemos que el pleno del Tribunal, rechace tal ignominia. Y aunque no es firme la sentencia, el PSOE y los nacionalistas,  curiosamente en unión de los separatistas de ERC, son los que apoyarán a ZP en este camino sin retorno. El sabe que la sociedad no se movilizará.  ¿No le apoyaron en algo más grave como la ampliación del aborto de 14 a 22 semanas?

    Hablaba de cobardía colectiva. ¿Denunció  la jerarquía eclesiástica a esos  112 parlamentarios católicos, apostólicos y romanos? No. Solo a Bono. ¿Los obispos del País Vasco y Cataluña regañaron a sus diputados del PNV y de CiU? Tampoco.

    La libertad y el derecho a la vida de los no nacidos no se defienden con el silencio y la prudencia. Con nuestro materialismo, hemos perdido el norte, los valores, los principios, la ética, la austeridad. El cardenal Miloslav Vlk, arzobispo de Praga, ha pedido a los checos que recen para que Europa no se someta al Islam intransigente y antidemocrático al que nos acerca la Alianza de Civilizaciones. El crucifijo es todo un símbolo de fe y de esperanza para los europeos católicos y ortodoxos.  Erradicarlo de nuestra vida cotidiana es volver a las tinieblas del feudalismo esclavista. Y la nuestra es una religión para la libertad. Pero, amigos, la libertad no es un regalo: hay que ganarla cada amanecer. Y depende de nosotros.

   No me  cabe la menor duda de que el PSOE arrancar  los crucifijos y los símbolos católicos de nuestra vida y de nuestro corazón. Mismamente, por fastidiar. De momento, el alcalde de Logroño (naturalmente, socialista) ha editado un calendario de fiestas laborales en el que elude la del Patrón (San Mateo), se olvida de la Virgen del Pilar y se conmemoran el día que nació Mahoma y la fiesta de Pakistán. Un aviso. La cabalgata de Reyes,  en Madrid, es otro ejemplo de ese laicismo anti Jesús. La pregunta es: ¿a quien molesta el crucifijo? A nadie con buena voluntad. Mi propuesta es simple: colgar sobre nuestro cuello un crucifijo o una medalla de la Virgen. La santiña de la Cabeza, sirve. Esa ha sido, preventivamente, mi respuesta.  Y, por supuesto, ni un voto.  Recuérdalo tú y recuérdalo a otros.

*Antonio Regalado es periodista y fue alumno trinitario en el periodo (1960-1964) 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s