1

la crisis es el cambio

 TRAS EL DEBATE, lo único cierto es la incertidumbre que nos han dejado gobierno y oposición. Más el gobierno. Cuando no se quiere llegar a ningún acuerdo se crea una comisión. Y esa es la propuesta de Zapatero: crear una comisión con la vice primera y los ministros de Fomento y de Industria. Ofrece un diálogo sin condiciones, sin cambiar de ritmo ni de rumbo. O sea, más de lo mismo. Es un gobierno quemado. Lo único sostenible -desgracidamente- es el aumento del paro. El Ejecutivo sigue empecinado en la misma politica fracasada. Ni una palabra de humildad auque se le llenó la boca de hablar de responsablidad. “España es un pais serio”, enfatizó. ¿Y el gobierno? Ni un dato concreto para que el hombre de la calle se reconozca en el debate: PIB, deuda, economia sostenible, déficit, reforma laboral, pensiones… Marear la perdiz. Ahora descubre Zapatero que la crisis es la más grave en 80 años. Cuando se lo decíamos en 2007 nos llamó antipatriotas. Anuncia por enésima vez que la recuperación llegará en el segundo semestre. Ya no es creíble. En dos palabras: este gobierno no tiene ni fórmulas ni voluntad política de abordar reformas urgentes por miedo a los sindicatos. ZP solo piensa en las urnas. Y en ganar tiempo. Rajoy presentó una bateria de condiciones de sentido común que ZP rechazó como si se tratara de un chantaje, empezando por bajar los impuestos. “Rectifique o no podemos ayudarle”, enfatizó. Ni una idea ilusionante para salir de este atolladero. En primera línea de fuego del hemiciclo Maria Dolores de Cospedal aplaudiendo a su gran jefe. Una enseñanza en este tiempo muerto: las ideas sensatas de Rajoy son muy parecidas a las que ha expuesto Barreda para firmar un pacto por Castilla-La Mancha. Fírmelo, señora presidenta del PP. Lo que vale en Madrid vale en Toledo. Aquí lo único progresista es crear empleo. Y lo están pagando los más débiles. La crisis es el cambio.