Sin categoría

ausencias y denuncias

 LOS amantes del tenis nunca podremos pagar la deuda contraía con Rafa Nadal.. Su octavo “grande” le coloca entre los cinco mejores jugadores de la historia. Tiene 24 años y una voluntad de acero para superar adversidades. Tras vencer en noble lid a Berdic, allí estaba, en la catedral, con su familia y con  España entera recibiendo su segundo Wimbledon. La ausencia de los representantes del Estado –familia real, Gobierno, embajador en Londres- resultó clamorosa. He ahí el trato que damos a nuestros deportistas. Zapatero, a la sazón ministro de Deportes, podría haber ido de rebajas a Harrod’s y ganarse el sueldo. Pero él prefiere cargarse la Constitución apoyando el Estatut, prometiendo a Montilla  nuevas leyes anticonstitucionales y, paralelamente, echarle la culpa al PP por acudir al Tribunal Constitucional para que no se dinamite la Carta Magna ni la vida,  con esa nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo,  (entiendan Ley del aborto libre), que permite legalmente destruir al nasciturus hasta las 14 semanas “sin interferencia de terceros”. La ausencia de Zapatero es la ausencia misma  de una política sin principios ni liderazgo.  Y sin cabeza. ¡Que los dioses nos asistan hasta 2012¡  

Y si graves son las ausencias –olé por Merkel apoyando a su selección alemana- no son menos graves las denuncias anónimas al PP  de funcionarios y agentes de las FSE contra  José Bono. La caza del hombre ha comenzado. ¿Por qué han estado callados hasta ahora? Envidia, cobardía, miseria humana. ¿Qué va a hacer el PP, llevar la documentación  a La Noria? Quienes se quejaban hace un año de las filtraciones telefónicas y policiales sin presentar pruebas, ahora utilizan el mismo método estalinista. Las delaciones florecen en un estado sin libertades, fascista o comunista, qué más da. Viajen a Cuba o vean  “La vida de los otros” de  Florian Henkel.  Estamos encanallando el porvenir con una desmesura tan urgente como indigna.

 

 Y