Sin categoría

el conde-duque de solares

 LA APARICION de las  redes sociales permite que los ciudadanos  puedan opinar en tiempo real sobre la actualidad. ABC digital es un  ejemplo. En los últimos días los cibernautas se despachaban con ganas contra Rodríguez Zapatero con una virulencia muy superior a la los insultadores de la Fiesta Nacional. El obsceno precio pagado a Urkullu para que él siga en el poder  530 días más –con sus 529 noches- genera  calificativos irreverentes. Los ataques por el entreguismo a Paulino Rivero son del mismo calibre. Otro tanto ocurre tras la remoción del Gabinete que ha entronizado de valido (y posible sucesor) al conde-duque  de Solares,  Alfredo Pérez Rubalcaba.  Las mayores decepciones llegan desde la izquierda. ¿Está  Zeta negociando de nuevo con ETA? ¿Entra en el pacto la gestión conjunta nacional-socialista?   “Han dicho que no, pero nunca dicen la verdad”, me susurra avergonzado  en el Congreso un socialista vasco.  Zapatero ha renacido de las cenizas del CIS y se agarra a la rendición (histórica)  de ETA como a un clavo ardiendo.

Con un gobierno débil es fácil hacer negocios contra el interés general. Más y Durán coinciden: ZP engañará a ambos. Lo malo no es que toree a PNV y CC. Lo canalla, lo grave es que nos mienta a todos deshilachando la Constitución. Como contribuyentes tenemos derecho a saber cuánto nos cuesta esta agonía  zapatética aunque haya dado un golpe de timón mediático ciertamente  audaz que ha producido daños colaterales en Rajoy y en el PP canario.

En el noreste, el impostor Montilla  – político de principios reversibles- saca del programa del PSC las multas lingüísticas que aplica desde 2003 y promete créditos-salario para jóvenes “ni-ni” de 633 euros mensuales. Los programas están para incumplirse, justificaba  cínicamente Tierno Galván. ¿Es esto progresismo?  Simplemente  postzapaterismo.  Los blogueros castellanomanchegos no comulgan tampoco con la rectificación de Barreda. Tenía razón.  Vuelve el desencanto. Los “chats” embalsan y destilan este otoño un odio  especial envasado (al vacío).

NOTA: Actualización del texto  “odio envasado (al vacío)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s