Sin categoría

estrategias de distracción

LA POLITICA de la Nueva Información (PNI) inaugurada por el gobierno tras la reestructuración se ha agotado. Quince portavoces son demasiados incluso para Rubalcaba. Los 15 voceros oficiales,  con Felipe González como verso libre contando batallas de su oscuro pasado apelando a sus problemas de conciencia, se han desvanecido en la  túrmix de la confusión. Ya no cuelan. Las negociaciones con ETA, con Eguiguren y Ternera compartiendo mesa y viandas en la idílica Suiza,  la legalización de Batasuna –“Zapatero conocía la propuesta de Anoeta” – insistió Arnaldo Otegui ante la Audiencia Nacional; el silencio  vergonzante tras la masacre de saharauis en El Aiún, el crédito de 900 millones a Cataluña mientras congela las pensiones a los más débiles o el millón de puestos de trabajo ecoverdes  (sostenibles) que anuncia Zapatero para la próxima década, -¡cuán largo me lo fiais!- son fuegos de artificio. Pura distracción.

Jáuregui en el Parlamento, Jiménez desde  Quito y Moratinos en Argel han sido incapaces de coordinar un discurso coherente sobre el Sáhara mientras a Zapatero se le calentaba la boca con su democracia deliberativa que permite vetar puntos clave como las pensiones en el Debate de los Presupuestos para que no se retrate su socio peneuvista. Estamos en la estrategia de la distracción, es decir, alejando  los problemas reales de los ciudadanos. El siguiente paso es crear problemas (Ley del Censo o de Libertad Religiosa, mismamente)  para reducir las libertades. Las medidas económicas son una estrategia de gradualidad para retroceder en derechos y diferir los sacrificios. “Todo mejorará mañana”, auguraba Salgado con los rebrotes verdes que nunca llegan.  El penúltimo paso es el mantenimiento de la tensión injertando en los ciudadanos ideas, deseos, miedos y temores que le impidan reflexionar.  Verbigracia: “que viene la derecha”. Sin sentido crítico caminamos por la mediocridad hacia ninguna parte. De ahí el deterioro de la enseñanza para que la educación se convierta en el principal motor de la igualdad de oportunidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s