Sin categoría

la suma de todos (II)

 Por Antonio Regalado                                  

  “En el brillo de sus ojos, podemos ver cómo agradecen nuestro trabajo y en su sonrisa intuimos que son felices.  ¿Es que, pese a todos los revolcones de la vida,  no tienen derecho a  vivir  con dignidad? La respuesta es sí.  No hay mayor gratificación para los que nos dedicamos a los servicios sociales que intentar que nuestros usuarios se encuentren bien.” Tanto la afirmación y la pregunta las hemos escuchado en todas las áreas de los SRBS.  Todos los agentes que intervienen en el proceso (directores, médicos, sicólogos, terapeutas, coordinadores, educadores, y auxiliares y técnicos) dicen y sienten lo mismo: estamos aquí por  vocación, una vocación de servicio a los demás.

   Y eso se nota, se palpa en el ambiente. En el Centro de Atención de Discapacitados Profundos de Mirasierra, en Madrid, la tarde otoñal trascurre con parsimonia. Ya nos lo adelantó días antes de este encuentro, la coordinadora Alejandra Alonso: “saldrás de allí reconfortado”. Acertó. La directora, Maria Luisa García-Lairosa, psicóloga y trabajadora social, con una dilatada experiencia desde abajo, (Insenso, Manoteras, Getafe, Arganda…)  sabe que el cargo lo ha aceptado para quemarse en el empeño. “Siempre  me gustó el trabajo social. Aquí atendemos a 120 usuarios (60 mujeres y 60 hombres) más otros 20 acogidos al Centro de Día que van a dormir a casa de sus familiares;  140 personas a los que les atendemos de forma integral, desde las 8 de la mañana, ayudándoles a levantarse, a ducharse, a vestirse, a  desayunar; les acompañamos si es preciso a los baños, les cambiamos los pañales si procede; es una atención personalizada que abarca también a facilitarles la comida. Siesta si lo precisan y luego, talleres, cena y los dejamos en la cama. Nosotros nos encargamos de llevarles a la sanidad pública cuando el doctor considera que precisan cuidados del especialista y, naturalmente, les acompañamos en los paseos y de que no falte la medicación; es una atención personalizada que no pierde el carácter grupal y solidario del colectivo”.  

     Maria Luisa habla despacio porque como todos cuantos trabajan aquí, “lo primero que aprendemos –nos comenta Charo mientras asiste a sus siete autistas- es la de cargarnos de paciencia”.

   Hablamos de discapacitados con disfunciones multiorgánicas, deficiencias intelectuales agravadas por patologías siquiátricas. Lo que la Ley de Dependencia clasifica como grado 3, niveles 2 y 3. El los límites de la consciencia. A la institución llegan con edades entre los 20 y 30 años –no se admiten menores- y algunos residentes llegan hoy a los 70. La media de edad se acerca a la cincuentena. ¿Cómo valorar ese apoyo tan intenso, tan solidario y tan extenso? Las personas cumplen con su trabajo. El adjetivo que utilizan es el mismo: gratitud. “Saben que les queremos”, nos dice Merche en un descanso del ensayo de una canción que preparan para la Navidad- “y eso es muy gratificante; siempre tienen un gesto o un mirada con la que te dan las graias”. En sus ojos se reflejaba la felicidad. “Me siento afortunada”, recalca apoyándose en una sonrisa. Aunque realice trabajos de educadora, es la responsable de los talleres de musicoterapia-, esta a punto de acabar sicología como complemento y mejora para sus amigos. Y sicólogo de profesión es también Juanjo, que se encuentra encantado de que el coro le reclame para que se integre agitando una linterna mientras Diego Torres nos ameniza con “Color Esperanza”.  “Se qué pasa en tus ojos con solo mirar / que estás cansado de andar y dse andar/ se que las ventanas se pueden abrir/ cambiuar el aire depende de tí./ Saber que se puede querer que se pueda
quitarse los miedos sacarlos afuera /pintarse la cara color esperanza/
tentar al futuro con el corazón…”
 

   Francisco Martinez,el administrador, se acerca y me susurra: “no puedo dejar de emocionarme”. Paloma anima al grupo mientras suenan los aplausos. Es el anticipo de los aplausos quew recibirán cuando actúen ante sus familiares. Porque el apoyo de las familias es fundamental. Antes tener un miembro así en la familia era un estigma pero la sociedad española ha cambiado y son muchos las que se llevan a los hijos durante el dfin de semana.  Ahora el contacto es permanente a través de las Asociaciones de Padres.

       Convivir unas horas con ellos es toda una lección de humildad. Un aldabonazo a la conciencia. El Centro es un mundo dentro de un océano. Los “chicos” no dejan indiferente a nadie. En uno de los corredores, color amarillo pálido, nos encontramos con Carlos, un forofo del Atlético de Madrid y del Rayo Vallecano. Esta tarde le acompaña su padre. Cada viernes, le acercan a una administración de lotería cercana echar la quiniela de fútbol aunque me confirma que“nunca ha sido agraciado con el I-X-2”.

       La televisión gusta a la mayoría pero lo que verdaderamente les divierte son las sesiones de cine. La cinemateca es amplia. Pero las preferencias no cambian: Manolo Escobar, Marisol y Rocío Dúrcal. Las canciones y la no violencia son los componentes que más les atrae  de las películas. En televisión les gusta ver el fútbol.

      Pero en el centro, lo lúdico es solo una parte del trabajo de cada día. Los talleres de comunicación y lenguaje y el sistema SAAC (Sistema Alternativos y Aumentativo de Comunicación) a través de pictogramas son todo un éxito, casi una exclusividad del centro Mirasierra. Se utilizan en el comedor, en Las aulas, con el fin de recordar a los muchachos  que el comportamiento ha de ser el correcto. Se les insta  a que recuerden que tras el desayuno o l acomida han de ir al baño, cepillarse los dientes… que con la leche se pueden tomar galletas; que en la merienda la naranjada es una opción. En el comedor, Victoria y Lucía preparan las mesas para la cena. Cada usuario posee una ficha con su foto y con lo que necesita, desde cucharas o tenedores especiales adaptados a cada residente a alfombras antideslizantes. Ambas auxiliares de hostelería se sienten orgullosas de su trabajo: “Agradecen todo el cariño que les damos y esto es muy gratificante”. Paqui, técnico auxiliarlleva 11años en el centro y cree que el trabajo es duro pero que se trata de una “experiencia enriquecedora en todos los sentidos”.

para vivir durante unas horas con los usuarios  de unos servicios sociales que La mayor parte de ellos en un grado 3, nivel 3, según catalogación de la nueva Ley de Dependencia. Para entendernos: un CADP es mundo aparte para la mayor parte de los ciudadanos que vivimos de espaldas a ellos. Desgraciadamente. Por fortuna, las vocaciones no escasean. La Comunidad mantiene 5 centros de discapacitados profundos (autistas, motóricos,  con parálisis cerebral).  Son 120 residentes (60 hombres y 60 mujeres) a los que se unen otros 20 usuarios de 9 de la mañana a 9 de la noche.  Las ABVD (actividades básicas de la vida diaria) son tan complejas como gratificantes. Los programas se llevan  a cabo  con la normalidad de una emperoesa

 

APOYO 1

 El equipo 10

  Mientras nos despedíamos, ya casi entrada la noche, la directora insiste en que destaquemos especialmente al equipo humano que trabaja en el C.A.D.P. “Son fenomenales, con una gran cualificación profesional y con un nivel de preparación muy por encima de las categorías administrativas que ostentan; son mayoría los sociólogos”. La plantilla la componen  208 empleados  6 en el equipo de dirección (directora, administrador, JATA (Jefe del Área Técnico Asistencial) , Gobernanta, cocinero 1 y cocinero 2); En el área asistencial, la responsabilidad recae en el médico, la psicóloga, el técnico social, el fisioterapeuta y el terapeuta. Los educadores son 33 y los técnicos especiositas lo integran 11 personas. Hay cuatro  administrativos y 3 expertos se encargan de la conservación y el mantenimiento del centro.  El mayor colectivo es el de técnicos auxiliares, 86. De la cocina se encargan una decena de empleados; las auxiliares (enfermería, información y obras y servicios suman otros 15 profesionales). Las auxiliares de hostelería son las personas que los atienden en los comedores.  208 seres humanos ayudando a l40 seres humanos que lo necesitan. Una ratio con una rentabilidad social increíble; 1, 48. Unos profesionales de primera. Un equipo 10.

 APOYO 2

 Actividades extras

   Tener carencias, incluso físicas y mentales,  no es óbice para que la tabla de actividades de estos 140 usuarios acogidos en el Centro de Atención para Discapacitados Profundos no ocupe  uan buena parte de su tiempo. La agenda se extiende de enero a diciembre. Las actividades van desde la Hipoterapia (montar a caballos) ene. Club Villa de Madrid a las visitas al IMAX; las salidas son lo más celebrado para los internos. Cercedilla es el lugar más solicitado. El Polideportivo Municipal de la Masó,  la calle donde se ubica el C.A.D.P. les cede dos piscinas para que practiquen en invierno y verano. El cine, La Vaguada. Otra de las excursiones favoritas es al Parque Tierno Galván. Las salas Sanpol  y el Centro Cultural Alfredo Kraus acogen las funciones de teatro y la colaboración de Caixa Forum les permite acercarse a exposiciones  de gran interés cultural. Diez actividades en las que han participado más de un centenaer de usuarios.

APOYO 3     

Un menú, rico, rico.

   Ana y Txema se encargan de preparar los menús que han sido elaborados por los  expertos en alimentación de la Consejería de Bienestar Social tras el visto bueno de los servicios médicos. Dada la especial casuística de los usuarios del C.A.D.P. de Mirasierra, la dieta debe ser a la vez variada y equilibrada. Dietas sin gluten, sin lactosa, sin legumbres, sin algunas verduras o langostinos…  Así, en el menú del mes de noviembre 2009, encontramos más de 70  productos  diferentes cocinados con amor. En las recetas de comida y cena,  encontramos platos donde encontramos pescados, carnes, patatas, cremas de zanahorias, hamburguesas, macarrones, merluza, tortilla española, filetes rusos, espaguetis, croquetas, lomo adobado, salmón a la plancha, sopa de fideos sin gluten, revueltos de calabacín y  de jamón, pescado al horno, tortilla de York, albóndigas, arroz blando, hamburguesas de pollo, huevos fritos, filetes de cordero, consomé, emperador, ave guisada, salchichas, salsas. Lentejas, espirales carbonara, panaché de verduras, pisto manchego, roti de pavo, judías pintas, crema de verduras, espárragos, coliflor rehogada, ragut de ternera, ensalada mixta, sopa de tomate, cocido completo, crema de guisantes, huevos y patatas fritas, arroz a la cubana, escalope de ternera, cordero a la aplancha, lomo asado, y ave guisado a la soja. Y como no,  fruta variadas del tiempo.  Treinta menús variados y calóricamente  adecuados a cada interno. Un menú rico, rico. ¿Gustan? Que aproveche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s