Sin categoría

los pilares de la solidaridad

 Aquí atendemos a personas no a clientes ni a consumidores. / La Comunidadde Madrid, con 23 programas y protocolos en activo es pionera en España en los servicios sociales. / Un equipo multidisciplinar coordina los trabajos tanto en las residencias como en los centros de discapacitados./Nuestros usuarios no son enfermos; a todos se les da una atención personalizada. Este es un oficio tan duro como vocacional./Los programas más punteros son el alimentario, el bucodental, el epiléptico, el de salud preventiva y primaria, el de epilepsia y el farmacéutico./Nuestra filosofía es la de ofrecer un servicio público de calidad y gratuito mejorando la calidad de vida de los residentes y discapacitados./Ayudamos a nuestros usuarios en el momento de la agonía, la defunción, durante el duelo y ante la muerte violenta./Nuestros servicios marcan la normativa de las privadas y la innovación sirve de referencia a otras Comunidades Autónomas. 

        LOS PILARES DE LA SOLIDARIDAD

   ______________________________________________________________

 Este  bloque imaginario pretende abrir de par en par las puertas  de la solidaridad con las personas que no tienen de todo; es un puente colgante sobre el horizonte de nuestros mayores y nuestros menos jóvenes discapacitados y excluidos por la fortuna, que están ahí, a nuestro lado, caminando sobre la necesidad,  buscando la otra orilla de la bahía; estamos construyendo un escenario donde los protagonistas somos todos. Aquí no sobra nadie.

    El futuro”, dejó escrito el filósofo, físico y premio Nobel, Percy W. Bridgman, “es un programa”. No podemos adivinar el porvenir; cierto, pero sí podemos programar objetivos, poner medios, ordenar prioridades y prevenir los riesgos. Así se llega al futuro. La realidad es que en este principio de siglo y de milenio los servicios sociales de la Comunidad de Madrid, con 25 años de historia, se han instalado en el povenir. Y en la esperanza.

                                                                      Por Antonio REGALADO

Los usuarios del Servicio Regional de Bienestar Social, son personas especiales. Hablamos de ciudadanos que necesitan un plus de asistencia socio-sanitaria.  Mayores, dependientes, inmigrantes, parados… No son enfermos. Han llegado a una situación límite y, a veces sin salida. Nosotros tenemos la obligación de tenderles la mano porque,  aunque esperan poco, nos lo han dado todo. Conviene dejar escrito desde el principio que nuestro sistema asistencial no cura tanto las heridas del cuerpo como las del alma; que la salud a veces no se compadece con la edad. Y que muchos de los residentes llegan con la derrota bajo el brazo. Pero nosotros no nos rendimos. Y aguantamos con ellos y por ellos porque sabemos que mientras se lucha no se fracasa.  Cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo es un regalo. Y un aprendizaje permanente. 

    Son seres humanos a los que el estado del bienestar, en este caso la Comunidad de Madrid, facilita lo que no se puede comprar con dinero: comprensión, cariño  y ayuda sin fronteras hasta que el cuerpo aguante. Es decir, nuestros mayores y discapacitados severos han entrado en una etapa postrera para vivir todavía en plenitud, un  tiempo final donde nunca falta una mano joven y amiga para sentir el cariño a flor de piel. Un recorrido digno, con paisajes rociados de sonrisas en el último recorrido del tren de madrugada  hasta la estación término. Hablábamos  de programas,  de programas y protocolos. Porque detrás de cada decisión hay un trabajo riguroso, planificado. Un trabajo tan duro como vocacional y emocionante.  De todo ello hablaremos de ahora en adelante.

Equipo de expertos.

   El doctor Primitivo Ramos es el responsable del Área técnico asistencial, que interesa a los centros de mayores y a los de discapacitados. Un experto con cinco lustros de sabiduría acumulada que coordina  a  un equipo interdisciplinar  e  integra a jefes de área, médicos, enfermeros,  fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y auxiliares de enfermería. Además, los centros de discapacitados cuentan con sicólogos y siquiatras altamente especializados. En este momento,  23 programas  extraordinarios –es decir, 23  sistemas basados en evidencias científicas- se aplican ya en los centros asistenciales de toda la región.  He aquí algunos de ellos:

   I. ALIMENTACION. Las investigaciones están avaladas por la cátedra de Alimentación y Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid. Una alianza  institucional con nuestros geriatras, que es ya emblema del SRBS.  El objetivo es la mejora y la calidad de la comida en  todos los centros y comedores. Primero, se reglan las necesidades de los usuarios. Luego, se personalizan los menús. La dieta es el conjunto calorías  tomadas en el desayuno, comida y cena, con los platos típicos: primer plato, segundo, guarnición, postre y pan. Un aporte nutricional equilibrado  en hidratos de carbono,  grasas y proteínas. Cada plato es una ficha técnica. Por ejemplo: Arroz con pollo. Los cocineros saben que  ese menú se compone de 60 gramos de arroz, 25 de pollo, 15 de zanahoria,2 de ajo y 2 de cebolla. Por tanto, no importan las personas, pero sí la composición. Y se va más allá. El 70% de las dietas de dan enteras y un 30 % se ofrecen en dietas trituradas para los usuarios que tengan problemas bucodentales. Este protocolo se ha ampliado también a los 3 comedores sociales comunitarios. Los menú se cambian quincenalmente para reequilibrar las calorías diarias. Podemos hablar de menús a la carta.            

   II. SALUD BUCODENTAL.  Se trata de un servicio de atención especial. ¿Se imaginan el problema de colapso que se produciría en el sistema ambulatorio   si nuestros mayores con discapacidad severa y nuestros discapacitados tuvieran un acceso diario al sistema ambulatorio? Ahí entra el SRBS asumiendo programas  de salud integral bucodental que incluye extracción y prótesis sin salir del ámbito residencial. Otra alianza dde colaboración entre instituciones: esta vez por partida doble: con la Facultad de Odontología de la UCM y de la Universidad Rey Juan Carlos. Objetivo: facilitar la vida a los residentes mayores  y a los afectados con discapacidad severa.

   III. EPILEPSIA. Es una implementación de apoyo social permanente a los discapacitados y a las personas afectadas, normalmente sus propios familiares. Se realiza  en colaboración  con la Unidad de Epilepsiología del Rúber Internacional. Este programa  forma e informa permanentemente a los trabajadores y  a las familias en el manejo de estas crisis en el momento de  producirse y en los periodos intercríticos. Por lo que comprobamos los servicios públicos comunitarios llegan donde no llega nadie. Y siempre apoyados en la solidaridad de todos los contribuyentes.

   IV. SER +.  La interactividad entre la Consejería de Familia y  la de Sanidad ha marcado unas pautas de colaboración que permiten al SERMAS, el Servicio Madrileño de Salud  (Ser + como imagen corporativa)  del que se benefician 4.000 mayores residentes y el colectivo de discapacitados. En los centros se han instalado  ambulatorios para la atención primaria. En algunos, se prestan cuidados paliativos como el abordaje de trastornos de conducta, rehabilitación general en fracturas de cadera, por ejemplo, en el manejo de la epilepsia como relatábamos más arriba. Solo cuando es necesaria la cirugía, se acude a los hospitales de la Comunidad.   En este apartado debemos incluir, porque es de justicia, la colaboración con el 112 para traslados urgentes así como las sinergias creadas con las subdirecciones generales de Atención Primaria, Hospitales, Farmacia, Prevención y Promoción de la Salud y muy en especial con la Unidad de Salud Mental.  Objetivo: trabajar todos juntos y  en la misma dirección porque aquí la institución,  desde hace un cuarto de siglo, no ha perdido sus principios: lo primero es servir al paciente, al ser humano. 

    V. FARMACEÚTICOS.  A lo largo del mes de Noviembre de 2009, se implantarán tanto en las Residencias de Mayores como en los Centros de Atención a Personas con Discapacidad Intelectual tres Protocolos de Atención en el Área de Farmacia que son respectivamente: 1) Uso Racional de Medicamentos y Productos Farmacéuticos, 2) Provisión, Almacenamiento y Conservación de Medicamentos y Productos Farmacéuticos y 3) Preparación y Administración de Medicamentos y Productos Farmacéuticos.

    Las personas mayores y las personas con discapacidad intelectual constituyen colectivos que presentan múltiples problemas de salud para los que a menudo precisan múltiples medicamentos que interacionan entre sí y pueden ser fruto de múltiples reacciones adversas. Con estos protocolos pretendemos mejorar los circuitos de provisión, almacenamiento, conservación y administración de medicamentos de forma que aumenten la seguridad de los usuarios y se minimicen las frecuentes reacciones adversas de éstos.

    VI. VOLUNTARIADO. No es un capítulo menor. Pero hablamos de un voluntariado que da apoyo emocional y relacional; no ligado a trabajos que sustituyan a los profesionales del sector. No,  se trata de una ayuda vital para que  nuestros usuarios se sientan menos solos, no se encastillen en sus habitaciones; en definitiva, que gocen de una sonrisa, de un beso o del calor de una mano tendida. Hablar, escuchar, compartir, tal vez soñar…  Objetivo: que se sientan mejor.

Filosofía y gratuidad

   El denominador común de todo el personal que trabaja en la SRBS es su vocación de servir. De servir a los demás. El carácter de servicio público  esencial lo impregna todo. Una ambición colectiva por dar más y mejores prestaciones. Una filosofía contagiosa desde la sede central en Chamartin hasta el último eslabón de la cadena de solidaridad tejida por toda la Comunidad Autónoma. El doctor Ramos, lo explicaba así: “prestamos servicios integrales profesionales y multidisciplinar con el máximo grado de calidad y eficiencia posible. Nuestro objetivo primordial es mejorar la calidad de vida de los  usuarios. Aquí no hay clientes ni consumidores sino personas”.

   Detrás de esta filosofía se encuentra un plantel de funcionarios y de personal especializado en hacer felices a estos cuatro colectivos tan diferentes: los residentes (validos y asistidos), los que acuden a los centros de día, los usuarios de los comedores y los discapacitados física y mentalmente. Tras cada vida, una historia; con su pasado, sus frustraciones, ilusiones y futuro imperfecto. De ahí la importancia de ofrecer servicios personalizados desde las comidas al ocio. La SRBS es un mundo entero dentro del universo  complicado y enriquecedor de la propia existencia. Por todo ello, el Estado del Bienestar – el estado de la solidaridad- permite ofrecer servicios públicos de calidad mejor que los de la privada por la sencilla razón de que aquí el único interés es la rentabilidad social.

Y todo ello, gratis. Gratis total. Perdonen el eufemismo. El esfuerzo de los contribuyentes bien merece la pena. La solidaridad de los que trabajamos con los que han trabajado, la solidaridad con nuestros padres y nuestros abuelos es el fruto del consenso, de un pacto por el progreso y la dignidad, de la convivencia que nos otorga y avala el largo amanecer redescubierto desde la restauración de la democracia y las libertades.

 Un derecho – sentirse bien  en todo el ciclo vital.-, sí, un derecho colectivo conquistado como ciudadanos libres en una España solidaria y constitucional. Aunque el relato continua, valga reseñar como escribió León Felipe que juntos podemos,  porque “no es lo que importa llegar solos ni pronto, sino juntos y a tiempo”.  

 

 

 

 

  

 

 

 

 Apoyo 1

 

 

Vocación de servicio

 

     Primitivo Ramos Cordero.  Extremeño. Natural de Puebla de Sancho Pérez (Badajoz). 1957. Casado. 2 Hijos. Médico Especialista en Geriatría. Master en Administración Sanitaria por la Escuela Nacional de Sanidad. Diplomado en Gerontología. Presidente de la Sociedad Madrileña de Geriatría y Gerontología. Trabajo: 2 Años en Medicina Interna (Badajoz). 5 Años en Geriatría (Centros de Especialidades Médico Quirúrgicas. Pabellón 8. Universidad Complutense de Madrid). 25 años de Trabajo en el Colectivo de Personas Mayores. Autor de más de 100 Ponencias y de otro centenar de Comunicaciones.  Ha publicado más de 60 artículos en revistas en revistas especializadas.  Y ha escrito una treintena de libros o monografías. Profesor colaborador del Master en Odontogeriatría de la Facultad de Odontología. Universidad Complutense de Madrid. Coordinador de múltiples Cursos, Jornadas y Congresos sobre el mundo de los mayores.

 

Apoyo 2 

 

 

Lo que queda del día.

     Los protocolos y programas sobre los que se construye la solidaridad intergeneracional en la Comunidad de Madrid, abarca una amplia gama tan desconocida como compleja. ¿Cuáles son las atenciones más destacadas que se prestan gratuitamente a  nuestros mayores y discapacitados desde el Servicio Regional de Bienestar Social después de 25 años de experiencia?

Las enumeramos – simplemente los enumeramos- a continuación: Atención Alimentación e Hidratación, Baño, Higiene Personal, Vestido,  Transferencias y Deambulación, Evacuación y atención al Sueño y Reposo.

   En el área técnico asistencial destacamos: la Prevención y Tratamiento UPP, Prevención y Tratamiento de  Caídas,  Prevención y Tratamiento Incontinencia,  Prevención y Uso Sujeciones Mecánicas,  Actividades, Preventivas,  Detección y Control HTA,  Prevención y Actuación ante el Suicidio,  ante las  Toxo-infecciones  Alimentarias, Atención ante Agonía y frente al  Uso Racional de medicamentos.

   Y en el apartado de la gestión asistencial, cabe destacar la  Desinfección y Esterilización, Provisión, Almacenamiento y Conservación de Medicamentos y Productos Farmacéuticos, la atención en el momento de la Defunción, en el  Duelo, ante la Muerte Violenta,, Derivación a Consultas programadas, Derivación a  Urgencias y Ausencias No Justificadas.

Apoyo 3

Tiempo de alianzas

 

No tenemos espacio en este número conmemorativo del XXV aniversario de la SRBS para hablar de todos los programas. Ni tampoco de los protocolos.  Pero no podemos por menos de dar las gracias públicamente a nuestros socios colaboradores. Sin las alianzas institucionales no hubiéramos podido ser tan eficientes y eficaces. Alianzas internas y sobre todo externas. Es el momento de agradecer públicamente la colaboración de la Universidad Complutense de Madrid, de la Rey Juan Carlos y del Rúber Internacional, una triple alianza  que no excluye más ampliaciones. Es tiempo de compartir esta celebración también  con otras personas que han creído siempre en nuestro proyecto. Especialmente, compartimos la efeméride con el Colegio de Abogados y de Notarios de Madrid que prestan ayuda a nuestros usuarios, no en materia de pensiones de las que gozan en su mayoría desde años atrás, sino en lo relativo a últimas voluntades, herencias y contenciosos familiares hasta ahora irresolubles. Y en la memoria histórica del agradecimiento se hallan el Atlético de Madrid, el Club de Golf del Canal de Isabel II, el Cuerpo de Policía Nacional, Radio Nacional de España, Caja Madrid, La Caixa y Caja del Mediterráneo.

    Este puente solidario, este interés  tan desinteresado –este río que nos lleva-  supone un remanso de paz y sosiego a los corazones de nuestros mayores. Son alianzas permanentes  que están construyendo una cadena solidaria con eslabones que jamás se romperán.  En breve la Gerencia del Servicio Regional de Bienestar Social firmará un protocolo de cooperación con la Guardia Civil para que agentes de la Benemérita expliquen en las residencias y centros de día la importancia de su misión y el trabajo que realizan para salvaguardar nuestra democracia y nuestras libertades.  Aquí no sobra nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s