Sin categoría

la segunda descentralización/antonioregalado

LAS ELECCION DEL 22M tiñeron España de azul en todas direcciones. Los populares gobiernan en 10 CCAA. Paralelamente
la  victoria municipal les permitió  recuperar  una veintena de Diputaciones Provinciales.  Los socialistas abogan ahora por liquidarlas
de un plumazo. Puesto que no las controlan conviene destruirlas. González y  Blanco son los artificieros de salón del nuevo
socialismo rubalcábico.

Las Diputaciones forman parte troncal de la Constitución.  El Título VIII consagra que “el Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en
comunidades autónomas” (Art. 137).  El 141.1 subraya  que “la provincia es una entidad local con personalidad jurídica propia, para el cumplimiento de las
actividades del Estado” y el punto 2 concreta que “la administración autónoma de las provincias estará encomendada  a las Diputaciones u otras Corporaciones de carácter representativo”.

Es el momento de empezar la segunda descentralización político-administrativa  hacia los ayuntamientos  revitalizando las Diputaciones. Es la hora de
mancomunar los servicios públicos y de reducir los 8.116 ayuntamientos en no más de 2.500. La crisis es la mejor excusa para construir con eficacia
soluciones más cercanas a los ciudadanos. Las Diputaciones deberían ser los órganos ejecutivos y de gestión de la Junta de Comunidades evitando duplicidades con
las delegaciones regionales. Francisco  Tomey, ex presidente de la Diputación de Guadalajara, gran municipalista, expuso ya en 1995 con “El impulso local” que “estas Instituciones deberían vertebrar de regionalismo  y solidaridad  todos los municipios dotándolos con servicios comunales para que el bienestar y la calidad de vida llegaran a todos en todas partes”. Nadie en la FEMP le hizo caso.

Es preciso reactualizar su pensamiento e incluir esta reforma en el Estatuto de CLM y mejorar la Ley de Bases de Régimen Local.  Hasta ahora las
Diputaciones Provinciales  sólo han servido para colocar amiguetes. Mismamente, sígase la denuncia de UPyD en Toledo. La segunda descentralización –de la Comunidad a las Diputaciones) – resulta  inaplazable para detener corruptelas de clientelismo político y comenzar ya a crear empleo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s