Sin categoría

sin tiempo que perder/antonio regalado

Sin tiempo que perder

ANTONIO REGALADO

La Encuesta de Población Activa (EPA) nos ha mostrado la herencia socialista en todo su esplendor. En 2011 la peste del paro superó el listón de los 5 millones. Casi 1,6 millones de familias son “hogares inactivos” según el Instituto Nacional de Estadística, un eufemismo burocrático para no admitir el drama de que ninguno de sus miembros trabaja. Ni cobra. Los jóvenes se han quedado sin futuro, ese lugar donde van a pasar el resto de sus vidas.

En Castilla-La Mancha los datos son desgraciadamente más alarmantes que la media nacional: 245.600 personas desempleadas (el 24,45% de la población activa frente al 22,8). Y casi 70.000 familias sin ningún ingreso. A día de hoy no existe ni un solo indicador positivo para que el PP pare esta sangría social -que puede llevar a los 6 millones-, aunque Rajoy vaticine un coste político por la reforma laboral: la huelga general.

Quiero creer que esta dosis de caballo en ética, austeridad y rebaja del estado del bienestar que los ciudadanos deberemos inyectarnos en vena en los próximos 24 meses, recuperará valores perdidos como la solidaridad y el papel troncal de la familia. Una amiga de Olías del Rey que acaba de frisar el medio siglo reza para que su octogenario padre -con grado 3, nivel 2 de dependencia-no fallezca dejando a su anciana madre y a ella que les cuida al ser parada de larga duración con una pensión de viudedad de 427 euros al mes. Habrá que trabajar más y ganar menos. Pero como bien ha señalado la Defensora del Pueblo María Luisa Cava de Llano, la gente está harta de que siempre paguemos la crisis los de siempre. Una huelga sindical –de estos sindicatos que apoyan a Garzón- no es nada comparado con las 5,3 millones de razones –una por cada desesperado- que busca simplemente un empleo para vivir con dignidad. Lo que hay que hacer, hágase ya, señor Presidente. No hay tiempo que perder.