Sin categoría

BAHÍA DE ITACA

 
 Imagen
 
 
BALLESOL   DIA A DIA                                
 
 
_____________________________________________________________
 
 
 
 
 
LOS MAYORES ESPAÑOLES SON REACIOS A UTILIZAR
 
AYUDAS TECNICAS COMO ANDADORES O BASTONES
 
 
 
((((((Sumarios)))))
 
Hay una fobia excesiva a utilizar las sillas de ruedas”
 
“La adaptación dura entre dos o tres semanas”
 
“La red socio-afectiva es determinante para la recuperación”
 
“El ocio activo es el mejor antídoto contra vejez y  las caída
 
 
 
 
 
 
 
Nuestro Reportaje BALLESOL de este mes gira en torno a las caídas en las personas mayores: un grave problema con dimensión pública, económica y social. Son muchos los factores de riesgo que originan las caídas. Recordamos algunos: actividad laboral en altura, consumo de alcohol y drogas, pobreza, hacinamiento, trastornos neurológicos, cardiológico…

Ver la entrada original 950 palabras más

Sin categoría

más vale prevenir/ antonio regalado

 
 Imagen
 
 
BALLESOL   DIA A DIA                                
 
 
_____________________________________________________________
 
 
 
 
 
LOS MAYORES ESPAÑOLES SON REACIOS A UTILIZAR
 
AYUDAS TECNICAS COMO ANDADORES O BASTONES
 
 
 
((((((Sumarios)))))
 
Hay una fobia excesiva a utilizar las sillas de ruedas”
 
“La adaptación dura entre dos o tres semanas”
 
“La red socio-afectiva es determinante para la recuperación”
 
“El ocio activo es el mejor antídoto contra vejez y  las caída
 
 
 
 
 
 
 
Nuestro Reportaje BALLESOL de este mes gira en torno a las caídas en las personas mayores: un grave problema con dimensión pública, económica y social. Son muchos los factores de riesgo que originan las caídas. Recordamos algunos: actividad laboral en altura, consumo de alcohol y drogas, pobreza, hacinamiento, trastornos neurológicos, cardiológico, inactividad física, medicamentos, falta de visibilidad o de audición, problemas de equilibrio o incontinencia.
 
Veamos cuáles son las soluciones integrales que, día a día, aportamos en nuestras residencias de mayores en adecuación y rehabilitación de la mano de Verónica Pérez Pérez (VPP), terapeuta ocupacional de la Residencia de OIavide (Madrid). Una profesional con muchos años de experiencia en el Grupo  cargada de juventud y de entusiasmo. El objetivo, lógicamente, es mejorar el estado de ánimo del paciente, recuperar su calidad de vida mejorando su entorno; en suma, humanizar el tiempo de transición entre la caída y su incorporación al estatus anterior.
 
Educar al paciente y a la familia
 
En BALLESOL se valora mucho si el paciente estaba ya en la residencia o si viene de su propio domicilio, tras pasar por el hospital. “Si estaba aquí” -nos dice VPP-  “conocemos su actividad diaria y la valoración con el entorno; si llega de nuevo, con prótesis de cadera como es el supuesto que contemplamos,  necesita un periodo de adaptación empezando por la habitación y el cuarto de baño. Tenemos que tener presente que la recuperación durará entre 2 ó 3 meses. Lo más urgente es que el paciente sea lo más independiente posible cuanto antes”. En este escenario es prioritario educar al paciente y a la familia. La red socio-afectiva es determinante para la recuperación.
 
Terapia personalizada
 
Una vez que el equipo interdepartamental (medicina, sicología, terapia y fisio) emite el dictamen de recuperación se sigue el protocolo de trabajo y seguimiento, el mismo en todas nuestras Residencias,  aunque diferenciando si la lesión es de cadera o si ha existido daño cerebral. “No es lo mismo”–subraya Verónica- “que venga una persona con un deterioro cognitivo, que venga con un ictus o con una fractura; siempre es una terapia personalizada”.
 
Gimnasia y Tai-Chi
 
Los terapeutas ocupacionales saben muy bien cuándo el dolor va remitiendo y cuándo el paciente va recobrando la autoestima. Ellos mejor que nadie saben que la vida activa  (y por tanto, el ocio activo) son el mejor antídoto contra la vejez y las caídas y detectan enseguida la fuerza de las motivaciones. La motivación en el ocio también es fundamental. ¿Por qué? Se comprueba que todas las actividades tienen un efecto interior positivo. No importa que salgan flotando  delo Tai-Chi o que luego se quejen de “estar rotos” en gimnasia al día siguiente; hay que enseñarles a que extrapolen el esfuerzo a la vida cotidiana. Los ejercicios de equilibrios deben generalizarse diariamente.
 
Aprendiendo a aprender
 
Nadie duda de que la paciencia con las personas mayores (no válidas),  es el camino más rápido a la independencia deseada. A los mayores les cuesta mucho aprender.  Se debe empezar por los ejercicios físicos moderados y, poco a poco, educarles para que puedan vestirse y utilizar ropa y zapatos cómodos –que no resbalen-. “Los baños” –recuerda Verónica-  “son el campo de batalla de las caídas”. Por tanto, para evitar riesgos a los mayores hay que  dotarlos de ayudas técnicas tales como andadores, bastones o asideros. Por fortuna, en las residencias de nuestro Grupo, no hay barreras arquitectónicas y las duchas son antideslizantes. Tanto Verónica Pérez como la psicóloga Cristina Sáez corroboran que “los mayores españoles son reacios a utilizar esas ayudas técnicas y en especial existe fobia a la silla de ruedas”, aun sabiendo, como puntualiza el terapeuta Francisco José Paz,  que “esas ayudas no son definitivas”.
 
Potenciar lo que tienen
 
El entorno influye mucho en las personas de edad avanzada. Si el paciente pertenece a un estrato económico alto, ve las cosas de otra forma, se siente de otra forma (superior) y por eso evita la silla de ruedas. Hay que trabajar para acabar erradicar esa fobia. De otro lado, Verónica insiste en que en todos sus tratamientos “yo siempre potencio lo que tiene el paciente, no de lo que carece”. Y lo explica gráficamente: “si un anciano se ha quedado hemipléjico ¿para qué quiero hacer un cambio de lateralidad si a lo mejor el movimiento de la mano le permite acercar la cuchara a la boca y comer? No es necesario aprenda a utilizar la mano izquierda para escribir o comer… Hay que mantener las capacidades preservadas.
 
Por propia voluntad
 
Cuando desde el Departamento de Psicología se nos informa de que un  residente  viene obligado o voluntariamente, nuestra actitud es distinta. Es necesario para todos comenzar un periodo de adaptación, que puede variar entre dos o tres semanas. “Yo, con mi experiencia”, –nos dice Verónica-, “no voy a presentarme y a ofrecerle todas las actividades; no, poco a poco hay que prepararlo… Así y todo, hay casos de rechazo especialmente en los hombres. ¿Por qué? Pues porque aquí normalmente vienen solos, sin pareja y les cuesta asumir la situación. No conocen a quien está comiendo a su lado, ni al vecino que mira la televisión…Sin duda, es mejor que vengan por propia voluntad para facilitar la adaptación”.
La actitud es comprensible porque muchas personas mayores identifican residencias con asilos. Y, por fortuna no es nuestro caso: las residencias BALLESOL son mitad hospitales, mitad hoteles. Otra forma (diferente) de envejecer con dignidad.  
 
 
 
ATENCION:   ((((((Apoyo número 1 PARA LA PRIMERA PAGINA DE DIA A DIA))))
 
 
 
                              Factores desencadenantes
 
 En las personas mayores, los factores de riesgo, además de los citados al inicio, dependen también de circunstancias sociales y ambientales. Por ejemplo, en el domicilio: suelos resbaladizos del baño, alfombras, iluminación insuficiente, mobiliario inapropiado, escalones demasiado altos, alfombras  deslizantes, ausencia de pasamanos o asideros, escaleras inestables. O estar solos.  Y en el exterior: aceras en mal estado, tráfico excesivo, mala señalización, falta de elementos de acceso a los edificios para personas discapacitadas, no adaptación en los medios de transporte público.