Sin categoría

Sin nombre / nov 2010 recuperando la memoria/antonioregalado

nomb
ni apellidos. Al Gobierno de la nación hay que reconocerle una habilidad especial para complicarnos la vida en estos tiempos tan convulsos. Mientras una de cada cinco personas tiene problemas para llegar a final de mes, mientras Cáritas no da abasto a tanta necesidad sobrevenida por la crisis, el Congreso de los Diputados a iniciativa del PSOE debate la reforma del Registro Civil, reforma que propone el abandono de la prevalencia del apellido paterno. Si los padres no especifican otra preferencia, el juez los inscribirá por orden alfabético. Es decir, que en una o dos generaciones, los apellidos de la segunda mitad del abecedario (de la M a la Z) caminan a la desaparición. Verbigracia los Zapatero, Rajoy, Rubalcaba o mismamente Regalado nos habremos extinguido como los dinosaurios. Adiós a la genealogía. Y a la historia. Si se quería que las víctimas del maltrato pudieran cambiar su nombre de forma inminente podrían haberse busfórmulas más sencillas como la declaración ante un notario y la autorización del juez del propio Registro. Se justifica esta ocurrencia en que no hay más célula social que el individuo. Uno siempre había entendido que la célula esencial de la sociedad era la familia. Los socialistas han creído que con esta estupidez fragmentaba la sociedad al igual que lo hicieron con la Memoria Histórica y están dispuestos a cabrear al respetable hasta el final. ¿No han visualizado la paliza a Mr. Obama? La gente no está Para chorradas. A esta memez (con M y Z) le denominan un nuevo derecho ciudadano. Los problemas pueden originarse en el matrimonio al enfrentar al marido y a la mujer; a los hijos cuando alcancen la mayoría de edad que tienen derecho a rechazar los apellidos impuestos y a recuperar sus apellidos de más rancio abolengo o de mayor peso político o económico. Habrá problemas para las parejas homosexuales y lesbianas. Puestos a elegir apellidos por orden alfabético, ¿por qué no hacerlo por sorteo? ¿Por qué obviar los dos apellidos del padre y los dos de la madre? ¿Por qué imponer los mismos apellidos a todos los hermanos?, ¿no hablamos de ciudadanía, de individualidad? Un día de éstos ZP abolirá el calendario juliano y comenzará la nueva era zapateril a contar desde el 14-M de 2004. O mejor, desde el 13-M. Lo más sensato sería seguir como hasta ahora y en el caso de controversia dejarlo a la libre elección de los padres. Con la que está cayendo y el PSOE haciéndonos perder el tiempo. Y el dinero. Porque el cambio informático en el Registro puede costar miles de millones. Claro que ya dijo Chaves antes de censurar su arenga a los delegados del Gobierno y a los altos funcionarios de la Administración- que el objetivo prioritario es salir a la calle a ganar las elecciones. El Estado y el partido único se co-funden. Como en Andalucía. Como el PN en Euskadi. Otro de los argumentos esgrimidos por el PSOE es el de que el sistema es muy moderno. Si es una medida tan progre ¿por qué no aplicarla con carácter retroactivo y armar la marimorena? Los problemas de identidad, litigios en herencias, sucesiones, pleitos familiares, seguridad jurídica, etc… serán innumerables. Vaya herencia que le dejan a Barreda para el debate con De Cospedal. Una norma innecesaria más, una memez preventiva además porque la reforma no entrará en vigor hasta dentro de dos años.

Sin