Sin categoría

Cincuenta años y un día..

Volver de nuevo a Alcalá ha sido un placer. Hace 50 años llegaba en el autobús de La Continental desde la estación de Alenza, 4 en Madrid. EN mi maleta de madera llevaba todos los sueños, el primero, sin duda, el de no regresar a casa con las manos vacías.
EL sábado hacia un día estupendo. BAje por el Seminario hasta la Calle Mayor. Repiense fuerzas en Rocinante. Y de ahí, a la Plaza y a la Unjversidad.
ALmuerzo en casa de mi tía Dora. EL plato favorito de entonces y de ahora: pollo dorado con patatas fritas. luego charla con la tía recordando los viejos tiempos… Nunca podré pagarle todo el bien que me hizo. Nunca conocí persona tan generosa.
Gracias, tía; me trataste como a un hijo. Qué Dios te bendiga.

Sin categoría

cincuenta años…

QUERIDOS AMIGOS: hoy se cumplen 50 años -he dicho bien, cincuenta años- que salí de mi pueblo con una maleta de madera (véase foto) y 200 pesetas que me dio mi madre, 1,2 euros.
Hace 10 años es robó una crónica de urgencia titulada CUARENTA AÑOS Y UN DÍA. LO cuento todo. EN estos diez últimos años solo recuerdo haber conocido a dos personas interesantes para mí: NHB y VH.
Mañana volveré a Alcalá de Henares para celebrarlo con mi tía Dora, una verdadera madre para mí.
Gracias a la docena de personas que han pasado por mi vida y me han hecho mejor persona.

Cinco décadas pues seguimos aquí. EN la vida he tenidos Dios sueños y solo he cumplido uno. NO es poco. ME arrepiento de algunas cosas que no debería haber hecho pero, en líneas generales, me ha sido bien. De salud, muy bien, gracias. Y eso es lo importante.
Lo diré en tres palabras: mereció la pena. NO perderé un segundo en mirar por el retrovisor del pasado. Siempre adelante. Volveré a recordar esta efemérides dentro de cinco años. Y no quiero responder a ¿qué hubiera sido de mí si no hubiera decidido salir dmi pueblo en 1966? Insisto: mereció la pena. Y gracias a Madrid por abrirme las puertas de par en par. Gracias a los amigos… por estar ahí.

Sin categoría

montoro, cero, cero cero

MONTORO 0,00

Antonio REGALADO

NO es la publicidad de una cerveza sin alcohol; no, es la sorpresa que nos ha deparado la Agencia Tributaria en sus primeras horas de declaraciones de la Renta 2015. Como cada año he accedido a bajar el Borrador para entregarlo cuanto antes y me he encontrado con un problema de difícil solución. Al intentar conseguir el código RENØ, tras marcar el NIF me pide la casilla 490. Confirmo que está vacía y que es imposible acceder al siguiente paso. Lo intento de nuevo y tropiezo en el mismo lugar.

Una hora después se me ocurre llamar por teléfono a un 91 para no pasar por el 901. Se trata de una experiencia religiosa. Una voz de ordenador me indica cada veinte segundos que todos los servidores están ocupados pero que siga al aparato, tras advertirme que, por motivos de seguridad, la conversación puede ser grabada.
Ocho minutos después, un amable funcionado llamado Miguel (o Fidel) me informa que la cosa es muy sencilla: en la casilla 490 tengo que poner 0,00. Elemental.
– ¿Y por qué no lo explica el folleto?
– – No lo sé, -me responde-. Tiene usted razón.
– ¿Cómo voy a adivinar que si la casilla que me indican está en blanco tengo que poner el 0,00?
– -Ya lo hemos avisado –me dice- para que lo corrijan pero no sabemos cuándo lo harán. NO es usted el primero que llama para denunciar el error.
Cuando vuelvo a intentar la operación y marcado el 0,00 en la susodicha casilla me aparece este error en tinta roja: “la cifra en números no se corresponde con la que figura en nuestros archivos”. Vale.
No acabó ahí la broma. Me pide que me redireccione a la página web de la Agencia. Pero está en blanco.
Apagué el ordenador sin cabrearme aunque estaba cargado de razones.
Señor Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones: ¿cómo es posible que sigan agrediéndonos a los contribuyentes incluso a la hora de pagar? ¿Nadie ha visto previamente el error de la casilla 490? ¿Hasta cuándo, señor ministr,, los usuarios vamos a tener que utilizar un 901 de pago para contactar con la propia administración? Nos tratan como esclavos en pleno siglo XXI.
¡Váyase, señor Montoro¡ Nos ha mentido con el déficit durante cuatro años seguidos y ahora nos maltrata con el IRPF. Siga pagando el despilfarro delos separatistas en Cataluña, valiente. Mañana hace 50 años que vine de mi pueblo a Madrid. Y aquí seguimos. Creo que tengo todo el derecho a decirle señor Montoro, que es usted un cero, coma, cero cero. Una vergūenza. Le responderé en las urnas el 26J.