Sin categoría

adiós a la transición/antonioregalado

BAHIA DE ITACA

Adiós a la Transición

ANTONIO REGALADO

La victoria de Pedro Sánchez acaba con la Transición. Este nuevo PSOE que propone PS – y que han querido la mitad más uno delos militantes- será un nuevo partido más radicalizado. Y por tanto, no es bueno para ESPAÑA ni para las siglas que nos han gobernado durante veintidós años. Se agrava la situación al no estar el resucitado líder dentro del Congreso; eso desestabilizará la vida parlamentaria. La legislatura, obviamente, ha terminado. No podremos esperar a las Autonómicas y Municipales de 2019 para tomar decisiones y acuerdos.

Rajoy mantiene que no adelantará las generales pero no podrá continuar si no hay presupuestos y no es capaz de aprobar ninguna iniciativa si o es a golpe de talonario.

Más a la izquierda

El PSOE se disputará la “mayoría social a la izquierda” que ahora disfruta Podemos. El último dardo envenenado es la de retirar la moción de censura de Iglesias y mejorarla con el concurso de Pedro como candidato a la Moncloa.

Los mensajes de felicitación de Puigdemon y de Colau confirman que la rebelión de las bases destrozará la historia del PSOE. Y su apoyo masivo en el PSC determinará el camino de servidumbre al pluripartidismo. Adiós a las reformas y a los pactos necesarios por la educación, el agua o las pensiones. La cultura de la Transición ha concluido. La única idea fuerza de los socialistas radicales es la de tumbar a Rajoy. Y resarcir la venganza del asesinato político del 1º de Octubre.

Rajoy y el PP deben dejar de apoyar informativamente a Podemos porque peligra el constitucionalismo. El chantaje del presidente catalán camina parejo a los textos de desconexión publicados por Prisa, vía CNI. ¿Qué harán el Gobierno de la Nación y la Fiscalía? Nada. Es un golpe de Estado en toda regla. Ya no cabe preguntarse por qué hemos llegado hasta aquí; nos hubiera tranquilizado escuchar al presidente ante tan desleal chantaje: “Hasta aquí hemos llegado”.

Constitucionalismo

Pedro Sánchez está imponiendo su presidencialismo republicano (y cesarista) desde el primer día. “Hoy no empezamos a construir desde el kilómetro cero”, dijo en su noche de gloria. Llega con el rencor a flor de piel y con siete meses de paro a sus espaldas, cinco de ellos pagados por el Congreso de los Diputados, por lucro cesante. Ahora la incertidumbre se extiende a los cambios regionales y provinciales. El nuevo “jefe” y sus huestes atilinas ¿acabarán con los barones y notables? Eso lo comprobaremos en un par de meses. Lo que nos gustaría saber del secretario general de los socialistas es cuál es su posición sobre ESPAÑA y si apoyará a don Mariano a trenzar un frente común constitucionalista junto al PP y a Ciudadanos. O está con la Constitución o se posiciona con los secesionistas. No hay tercera vía. ¿Tendrá el coraje de envolverse otra vez en la bandera rojigualda de 14 metros cuadrados para defender la unidad?

Tránsfugas internos

No debe de se fácil penetrar en la mente y en el corazón de Susana y de Emiliano, tras verse engañados por avalistas que han apoyado a Sánchez. Cierto que Pedro ha ganado con holgura y democráticamente unas primarias. Contra viento y marea e incluso contra PRISA. Pero los ciudadanos no olvidan que no gozó de su confianza en las dos últimas citas electorales. Los militantes no son los votantes. Por tanto, el PSOE -todos somos Pedro, clamen sus partidarios- debe abrazar la moderación y la generosidad para construir la unidad. Y una lealtad a la Carta Magna del 78.

¿O es que nuestros compatriotas, que conocen la trayectoria centrista de Emiliano García Page (y antes de José Bono), van a votar a personas más radicales, más a la izquierda? Para eso ya sufrimos a Podemos.

Hoy más que nunca necesitamos líderes centrados que piensen en los problemas de las personas decentes Herida de muerte la Transición -gracias, presidente Suárez- solo queda ya caminar por el patriotismo de la moderación y del consenso. Un PSOE nacional, es posible. Todavía. Pedro es el camino, la verdad y la vida de una gran mayoría de españoles ¡Que los dioses nos asistan!

Enviado desde Correo para Windows 10