Sin categoría

carmen iglesias, una mujer en la historia/antonio regalado

BAHIA DE ITACA
Carmen Iglesias, nueva presidenta de la RAH
UNA MUJER EN LA HISTORIA
Por ANTONIO REGALADO
Carmen Iglesias (Madrid, 1942) acaba de ser nombrada presidenta de la Real Academia de la Historia, en sustitución de Gonzalo Anes, fallecido en marzo de este año. Carmen Iglesias Cano es una intelectual de prestigio en el ámbito de la historia y del pensamiento político español. La universidad ha sido el origen de sus conocimientos y de su investigación. Fue alumna aventajada de los catedráticos Luis Diez del Corral y José Antonio Maraval. Su alma universitaria la ha dotado de una sensibilidad docente que ha germinado en docenas de alumnos que hoy mantienen su legado y su rigor científico en España y en muchas universidades europeas y americanas. Fue tutora de la Infanta Cristina de Borbón en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense (1984-1989) y profesora de Historia y Humanidades del Príncipe de Asturias, el actual rey de España, S.M. el Rey don Felipe VI.
Rompiendo moldes

Carmen Iglesias Cano (CIC) es doctora en Ciencia Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, con Premio Extraordinario. Fue la primera mujer catedrática, por oposición (1984), de Historia de la Ideas y Formas políticas en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y también por oposición, obtuvo la cátedra de Historia de las Ideas Morales y Políticas de la Universidad Rey Juan Carlos, en Móstoles, en 2000.
También fue la primera dama en dirigir el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y, la primera mujer miembro del Consejo de Estado. Pero ese impresionante currículum no se agota en la esfera del servicio público. Ha sido durante cuatro años presidenta del Consejo de Administración de Unidad Editorial, el grupo editorial más importante de España con sellos como EL MUNDO, MARCA, EXPANSION o elmundo.es el mayor portal en lengua castellana.
CIC es especialista en Historia Modern europea y española aunque su investigación se ha extendido asimismo a la filosofía. No sería exagerado calificarla de una mujer renacentista en el más amplio sentido de término. Ha escrito centenares de artículos, varios ensayos y algunos libros, donde ha transmitido a raudales conocimientos y ha contagiado pasión a tres generaciones de historiadores, político y sociólogos. Recordamos, entre otros,
“El pensamiento de Montesquieu: política y ciencia natural”, “Razón, sentimiento y utopía” y “No siempre lo peor es cierto”. “España desde fuera” “Fines de siglo: sentimiento de crisis. Imágenes y realidad” son aportaciones profundas a las soluciones que hoy tendríamos que poner en marcha para despejar las incertidumbres que nos azotan desde hace lustro y medio. La mayor parte de sus ideas han sido expuestas con tanta claridad como valentía en periódico de tirada nacional como ABC y EL MUNDO. Iglesias, sin ser una militante confesa, ha hecho mucho por la igualdad de la mujer. “Las mujeres españolas del XVIII” y “La nueva sociabilidad: mujeres nobles y salones literarios y políticos”, son textos necesarios para comprender mejor lo que hoy conocemos como el nuevo terrorismo del XXI: la violencia de género.
La profesora Carmen Iglesias, debido a su extenso quehacer en el mundo intelectual ha recibido innumerables galardones: destacamos el premio Montesquieu, otorgado en París (1985), Mujer europea (1992) y Premio Valores Humano del Grupo Correo en 1996. Ha sido galardonada con el Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanidades (2004). Desde 2008 es miembro de la Academia Europea de Yuste, reservada a unos cuantos privilegiados.
Compromiso con la libertad

Más allá de los honores y distinciones, lo importante en su vida ha sido siempre su compromiso con la verdad y la libertad. Et periodista tuvo el privilegio de charlar con ella, el pasado 11 de septiembre, en el Salón de Actos del Circulo de Bellas Artes de Madrid, para escuchar a la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo un mensaje de unidad de la Patria, mientras a esa hora -8 de la tarde- miles de personas se manifestaban en las calles de Barcelona para exigir la ruptura de España-“El9NSÍNOSIMPORTA”. Promovido por la plataforma Libres e Iguales, donde militan personajes de la talla de Mario Vargas Llosa, Fernando Sabater, Joaquín Legina, Rosa Díez, Albert Rivera, Redondo Terreros, Antonio Robles, Arcadi Espada y Albert Boadella. En este colectivo constitucionalista, que vertebra la única oposición al secesionismo catalán, no podía faltar la firma, el vigor, el aliento y el coraje de CIC. Algunos de las ideas fuerza de Libres e Iguales (defensa de la Constitución de 78, estado de Derecho, la ley como valor supremo, la unidad de la Nación Española, enseñanza del español en las escuelas, institutos y universidades de Cataluña e inhabilitación de los funcionarios y políticos que no cumplan y hagan cumplir la Carta Magna) conforman hoy preocupaciones fundamentales de los ciudadanos,
Junto a Carmen Iglesias, hemos firmado ese compromiso con la libertad y la igualdad, el pluralismo, la justicia y la solidaridad, otros 20.000 españoles que queremos enmendar la Constitución, sí, pero que después de 36 años de convivencia, no estamos dispuestos a que, so pretexto de la Reforma, se abra un periodo constituyente que no lleve no a una II Transición sino a una III República.
Carmen Iglesias, en declaraciones recientes a la agencia EFE reiteraba ese compromiso con la unidad de España y criticaba la dejación de los políticos: “La clase política no tiene ningún sentido del Estado. Me preocupa mucho el tema de Cataluña. A los europeos nos ha costado mucha sangre, sudor y lágrimas construir la UE y la unidad fiscal y económica, que seamos iguales ante la ley y que el individuo, la persona, prime sobre el grupo. Se les ha dado a los nacionalistas todo lo que han pedido por problemas electorales y han sido desleales.
La nueva presidenta de la Real Academia de la Historia es, además, ocupa escaño en la RAE, Real Academia Española de la Lengua, que acaba de editar nuevo diccionario incorporando unos 5000 nuevos vocablos, en su mayor parte hispanoamericanos; es por tanto una mujer muy preocupada por el habla. “El habla de la calle es un reflejo de la educación. Y la verdad es que no hemos tenido un buen sistema educativo en las últimas décadas. Es algo que los gobiernos españoles no han sabido legislar. Y ese vacío en la enseñanza primaria y secundaria se refleja en la universidad donde no atravesamos un buen momento. Hay que volver a la cultura del esfuerzo”.

Prioridades

CIC es consciente de su nueva responsabilidad. La Real Academia de la Historia, ubicada en la madrileña calle de León, en el número 13,cerca del Museo del Prado, es la institución encargada del estudio d la historia de España en su cosmovisión antigua, moderna, política eclesiástica, militar, de las ciencia, letras y artes. No es una tarea sencilla y menos en tiempo de crisis. Además, el fondo de la biblioteca consta de más de 400.000 volúmenes –entre ellos varias decenas de incunables- que hay que digitalizar y preservar para el futuro. “Mi objetivo más inmediato es abrir la Academia a toda la sociedad para que se conozcan las maravillas que encierra. Todo ese legado hay que ponerlo en valor”. La edición de textos digitales y la actualización del controvertido Diccionario bibliográfico español son prioridades para los primeros meses de su mandato. “Tenemos que mejorar el aspecto económico de la RAH muy castigada por las subvenciones oficiales y la disminución de patrocinios. Sanear las cuentas será otra e las prioridades del quehacer cotidiano”.
La RAH no podía haber recaído en mejores manos. Carmen Iglesias, posee un curriculum profesional y humano asombroso; es una respetada catedrática su influencia intelectual está a la altura de personajes como Isaías Berlin o Raymon Aron. Con esta comparación está dicho todo. Pero con ser muchos los méritos que la adornan y que la hacen merecedora de dirigir la RAH, los que tienen el privilegio de haber trabajado con ella, valoran sobre todo su lealtad y su don especial: la amistad. Es una gran amiga de sus amigos. Aunque ella considera un honor y una gran responsabilidad su nuevo cometido, los españoles tendremos que agradecerle que, de ahora en adelante, superemos la Leyenda Negra y escribamos una historia compartida junto a la UE y los países hermanos de Latinoamérica y olvidemos aquellos versos de Jaime Gil de Biedma en los que anunciaba que “de todas las historia de la Historia, la más triste sin duda es la de España, porque termina mal. Como si el hombre, harto ya de luchar con sus demonios”. En definitiva “que sea el hombre el dueño de su historia. Nuestros mejores deseos para Carmen Iglesias, condesa de Gisbert por los servicios prestados a la Corona, una mujer ya en la Historia. Enhorabuena, presidenta.

Sin categoría

Rearmar el estado/antonio regalado

TOLEDO/BAHIA DE ITACA

Rearmar el Estado

La mayoría del PP es la única garantía para rearmar al Estado y salvar la Carta Magna. Si se abre el melón constitucional no habremos entrado en la II Transición sino en la III República.
POR ANTONIO REGALADO
La Carta Magna cumple 36 años. La esencia no fue el consenso sino la reconciliación. España ha vivido el mayor periodo de estabilidad política. Hemos consolidado un Estado de Derecho, hemos construido un estado de Bienestar que garantiza nuestras necesidades básicas y disfrutamos de derechos y libertades homologados con los países más desarrollados. Estamos en la UE y a pesar de los zarpazos de ETA, del 23F, de las deslealtades de los nacionalistas vascos y catalanes, la Constitución Española ha sido la autopista que nos ha permitido transitar democráticamente del autoritarismo al siglo XXI. Pasamos, de ser súbditos, a ciudadanos libres e iguales.

La crisis económica y de valores; la corrupción y la falta de coraje de los últimos gobiernos de la Nación han generado un calvo de cultivo que socava los principios de la CE y, por ende, de nuestra convivencia. Coincidiendo con este trigésimosexto aniversario, el PSOE ha registrado en el Congreso de los Diputados una iniciativa para que se estudie su reforma. El secretario general Pedro Sánchez considera que el federalismo es la panacea para integrar a los nacionalistas catalanes que dentro de 18 meses amenazan con proclamar la independencia creando la República de Cataluña. Quieren blindar el Estado del Bienestar garantizando -dicen- la estabilidad social pero están dispuestos a dinamitar el artículo 135 que garantiza la estabilidad presupuestaria. Abominan volver a la recentralización pero apuestan por el federalismo asimétrico que consagra derechos medievales como los del País Vasco y Navarra o el nuevo PER andaluz. ¿No han aprendido de las veleidades del PSC y de los resultados en las urnas tras la herencia de ZP? No han aprendido nada.

Directos a la III República
Mil veces hemos oído hablar de la Reforma del Senado para convertirlo en una verdadera Cámara Territorial, introducir principios de transparencia y terminar con los aforamientos y desigualdades. Pero todo sigue igual. No son capaces de reformar ni el Reglamento.

IU, con el aliento de Podemos en el cogote, quiere la reforma, sí, pero para incluir el derecho de autodeterminación de todos los pueblos de España y apuesta por unas Cortes Constituyentes que estimen el pago de la deuda, priorice los derechos al empleo, a la vivienda, a la sanidad y a la educación e incluya la capacidad de elección directa de la Jefatura del Estado. ¡Directos a la III República como si la I no hubiera sido un esperpento y olvidando que la II nos llevó directamente a una Guerra Incivil.

UPyD -el partido más comprometido con la unidad de España- quiere la reforma para cerrar de una vez el mapa competencial recentralizando la educación y sanidad -los verdaderos caballos de Troya del nacionalismo para avanzar en la fabricación del odio a España- y poner en valor la cláusula de prevalencia (como en Alemania) donde las leyes del Congreso y del Senado estén por encima la legislación autonómica. En suma, hacer efectivos los derechos de libertad e igualdad. Un punto de partida razonable. Lástima que solo tenga cinco escaños.

Ahora, a los nacionalistas vascos y catalanes, el café para todos ya no les sirve; le han tomado la medida a los distintos gobiernos de la Moncloa y caminan directos a la secesión después de cinco lustros y un año de chantajes. Rajoy dice que “van a ninguna parte” pero no es verdad. Más, el PNV y el conglomerado etarra solo quieren más soberanismo pagado por los contribuyentes.

Rajoy ha sido claro en la festividad: “para romper la unidad de España que no cuenten conmigo”, ha reiterado. El PP cree que abrir el melón constitucional ahora, en plena crisis, seria dinamitarla. Admite que los usos, abusos y deslealtades no son culpa de la Carta Magna y que habría que actualizarla pero sin cuestionar el modelo de Estado y territorial.

Reforzar el Estado

Con un PSOE desnortado, con un Podemos que cree que la CE es un cerrojo para la convivencia, con unos nacionalismos echados al monte y con un grupo mixto antiespañol, la mayoría del PP en este año que queda de legislatura tiene el deber de blindar la Carta Magna rearmándola con reformas urgentes del Código Penal, del Código Civil y del CGPJ. Reinstaure el recurso previo de Inconstitucionalidad y penalice la convocatoria de referéndums; recupere el delito de secesión abolido por Felipe González y legisle contra los políticos desleales que no cumplen ni hacen cumplir las leyes, creando figuras delictivas a quienes intenten dar golpes de estado desde el propio estado. Asimismo, amplíe el delito de desobediencia entre los poderes del estado y fije unos criterios claros sobre la inhabilitación urgente para todos los funcionarios y cargos públicos que no defiendan la Constitución. Haga en el tiempo que resta de Legislatura una verdadera revolución de regeneración democrática y ponga fuera del sistema a todos los corruptos con delitos financieros, económicos y políticos. La Unidad y la forma de Estado no son negociables.

No le ha temblado el pulso a Rajoy en evitar la intervención económica y en provocar la dimisión del Rey Juan Carlos para renovar la Monarquía. En juego están la Corona, la unidad de la Patria y hasta la propia democracia representativa.

Mayoría popular
La mayoría del PP es hoy la única garantía que nos queda para que la bomba revolucionaria que ha puesto en marcha el PS no nos estalle el próximo invierno. Rajoy ha anunciado que no adelantará las generales. Bien. Aproveche este último año y utilice con coraje esa mayoría absoluta que acabó con los desmanes de Zapatero para rearmar el Estado. La reforma de la Carta Magna no traerá una II Transición sino una III República. Señor presidente, no se esconda en la falta de consenso: imponga su mayoría legítima para rearmar el Estado y evitar que nuestro país se rompa durante su mandato. No piense en el PP ni en las elecciones; piense en España.