1

miedo al cambio

    YA LO DEJO ESCRITO el conde de Romanones, familiar político transversal de Jose Bono,  inspirándose en Napoleón: cuando  no se quiere llegar a ningún acuerdo se crea una comisión. Y esa ha sido la propuesta de Zapatero: crear una comisión tridentina. Ofrece un diálogo sin condiciones a derecha, izquierda, centro, norte, sur, este y oeste, sin cambiar ni de ritmo ni de rumbo, excluyendo dos de los temas más sustanciosos para no enfrentarse a los sindicatos: la reforma laboral y las pensiones. O sea, más de lo mismo.  

   Aquí lo único sostenible -desgraciadamente- es el aumento del paro. El Ejecutivo sigue certero en el error. Ahora descubre Zapatero que la crisis es la más grave en 80 años. Cuando se lo decíamos en 2007 nos llamaba  antipatriotas. Anuncia por enésima vez que la recuperación llegará en el segundo semestre. No es creíble. Este gobierno no tiene ni fórmulas ni voluntad política de abordar reformas urgentes por miedo a la reacción de la calle.  Zapatero solo piensa en las urnas. Y en ganar tiempo. Mejor, en perderlo. Tiene miedo al cambio. Es el burguesito “rojo” progresista más conservador de la historia. Su filosofía es la inacción. No tomar medida alguna que hiera a los posibles votantes. Y que no se enfaden ni  Fidel ni Chaves, ni los del cine,  ni Montilla ni  Carod.

    El PP ha propuesto un decálogo de ideas con sentido común –si exceptuamos la bajada de impuestos- pero tampoco está ilusionando al personal. Ni una idea original para salir (juntos y pronto) de este atolladero.  Las ideas sensatas que repite Cospedal  son muy parecidas a las que defiende Barreda para firmar el Pacto regional.  Fírmelo, señora presidenta del PP antes de que Castilla-La Mancha  se convierta en un erial. Al fin y al cabo lo que vale en Madrid vale en Toledo. Ya sabemos que lo único progresista es crear empleo. Y lo demás, demagogia. Hay que perder el miedo al miedo. Y gobernar en libertad y para todos.

1

si ZP es la respuesta…

        LOS DATOS del Gabinete de Análisis Demoscópico (GAD), confirman que los vientos de cambio están escritos sobre el tiempo, mismamente, mayo de 2011. Si hoy se celebraran comicios municipales, el PP obtendría  mayoría absoluta en 55 de los 105  grandes municipios de España. En 2007 ganó en 37. Toledo es una de las ciudades que la proyección del estudio da por perdida. Pese al buen trabajo realizado por Emiliano García Paje. La ciudad imperial es la joya de la corona de socialistas y populares, la Granada de las lágrimas de Boabdil.  Y Albacete  también peligra.

    Es un cambio de escenario que hay que explicar desde la crisis y la gobernanza nacional. Me niego a creer que la marca PSOE no vende ya. No, lo que pasa es más sencillo: el lastre se llama Zapatero. La sociedad española no tiene motivos para creer en un dirigente que en apenas seis años de mandato –lo de mandato es un decir- ha malgastado las mejores energías en sonreír engañando al personal. Mintió cuando negoció con ETA, tras el atentado de la T4; mintió cuando dijo que el Estatut era la solución para los insaciables nacionalistas, mintió al ignorar la crisis, y no ha tenido agallas para condenar el régimen dictatorial de los hermanos Castro por el asesinato de Orlando Zapata mientras apostó desesperadamente por el valor supremo de la vida del  pluriasesino De Juana Chaos.

    A los catellanomanchegos nos falló ZP  estrepitosamente cuando permitió que el presidente Barreda defendiera el fin del trasvase en 2015 –es impensable que empeñara su palabra en el hemiciclo sin haberlo consultado con Moncloa- y nos está fallando ralentizando el AVE. Ahora marea la perdiz con la comisión por el Pacto, que es otra forma de perder el futuro. La ciudadanía visualiza que el Plan E, ’09, ´10, ´11 y ´12 no sirven ni servirán de mucho cuando se  ha dinamitado (sin control) la economía del ladrillo. Lo único sostenible es la desesperanza. El paro es hoy el terrorismo del gobierno de ZP, por utilizar una frase del propio Txiqui Benegas en 1977.  Los socialistas de la Región –con la Junta a la cabeza- tienen  la obligación de hacerse escuchar con voz diferente a la del PSOE estatal. Para contar lo que han hecho y lo que aún les queda por hacer. Necesitan un discurso “nacionalista y comunero”, para desmarcarse de un proyecto empantanado y sin coraje. ZP es el problema no la solución. No es persona capacitada para tan alta misión y menos en tiempos de austeridad. Porque… si ZP es el reclamo y  la respuesta en los próximos comicios ¿cuál es la pregunta? 

1

la crisis es el cambio

 TRAS EL DEBATE, lo único cierto es la incertidumbre que nos han dejado gobierno y oposición. Más el gobierno. Cuando no se quiere llegar a ningún acuerdo se crea una comisión. Y esa es la propuesta de Zapatero: crear una comisión con la vice primera y los ministros de Fomento y de Industria. Ofrece un diálogo sin condiciones, sin cambiar de ritmo ni de rumbo. O sea, más de lo mismo. Es un gobierno quemado. Lo único sostenible -desgracidamente- es el aumento del paro. El Ejecutivo sigue empecinado en la misma politica fracasada. Ni una palabra de humildad auque se le llenó la boca de hablar de responsablidad. “España es un pais serio”, enfatizó. ¿Y el gobierno? Ni un dato concreto para que el hombre de la calle se reconozca en el debate: PIB, deuda, economia sostenible, déficit, reforma laboral, pensiones… Marear la perdiz. Ahora descubre Zapatero que la crisis es la más grave en 80 años. Cuando se lo decíamos en 2007 nos llamó antipatriotas. Anuncia por enésima vez que la recuperación llegará en el segundo semestre. Ya no es creíble. En dos palabras: este gobierno no tiene ni fórmulas ni voluntad política de abordar reformas urgentes por miedo a los sindicatos. ZP solo piensa en las urnas. Y en ganar tiempo. Rajoy presentó una bateria de condiciones de sentido común que ZP rechazó como si se tratara de un chantaje, empezando por bajar los impuestos. “Rectifique o no podemos ayudarle”, enfatizó. Ni una idea ilusionante para salir de este atolladero. En primera línea de fuego del hemiciclo Maria Dolores de Cospedal aplaudiendo a su gran jefe. Una enseñanza en este tiempo muerto: las ideas sensatas de Rajoy son muy parecidas a las que ha expuesto Barreda para firmar un pacto por Castilla-La Mancha. Fírmelo, señora presidenta del PP. Lo que vale en Madrid vale en Toledo. Aquí lo único progresista es crear empleo. Y lo están pagando los más débiles. La crisis es el cambio.

1

nosotros somos el cambio

EL MIERCOLES, PSOE y PP se retratarán en el Congreso. Allí conoceremos la Propuesta del presidente Zapatero para salir de la crisis. Si la tiene. Y la alternativa de Rajoy. Si la tiene. Sociales Corresponde Moncloa Presentar las Reformas económicas, al inquilino de la, financieras y Políticas y al jefe de la Oposición, en este escenario de emergencia, discutirlas y mejorarlas. La calle está pidiendo a gritos un pacto y el Rey ha comenzado un inter-Aunque lo desmienta la vicepresidenta primera-ante la inacción del Ejecutivo. Hoy es gobernar Decidir con coraje y valentía. Es la hora de los estadistas no de políticos mediocres. Estamos a cinco minutos de regresar a la realidad con todos los sueños rotos. Necesitamos aparcar el partidismo, la demagogia y la ideología al menos una década. Necesitamos un cambio urgente. Y el cambio se llama Centro, diálogo, consenso. Nunca habíamos vivido una incertidumbre semejante,,. Hay que perder el miedo al miedo, el peor aliado en tiempos tan convulsos. Necesitamos un cambio radical de Todos los niveles y en todas direcciones. Apostemos por el optimismo Aunque el último debate en Cortes, entre Barreda y de Cospedal Fue un Diálogo de Sordos. Podría entender Uno a Rajoy, ninguneado Durante seis años, el perdedor de dos guerras electorales, esperando ver pasar el cadáver de su enemigo. Zapatero tiene la Obligación de rectificar su política económica. La prueba de gobernar “con su ideología” es Evidente: 4,4 millones de parados. Pero Barreda, ha propuesto un pacto invitado EA Cospedal que forme a parte de las Soluciones a los problemas que aquejan a Castilla-La Mancha. Barreda no es Zapatero. Afortunadamente. ¿De qué ganar servira en 2011 si para entonces Estará la tierra calcinada, y los caminos minados y llenos de cadáveres? Querida Presidenta, los castellanomanchegos, primero. Es momento de más Generosidad, de más ética, más de Austeridad y de más democracia. No imite un ZP. La ciudadanía espera un cambio. Nosotros,-todos nosotros-, somos el cambio.

1

compromiso y unidad

     LA REALIDAD termina siempre imponiéndose a los titulares. Y a la ideología. Y la realidad se expresa en cifras, de forma escandalosa: 4,4 millones de parados –todos con nombre y apellidos- (de ellos casi 200.000 en la Región); 1,2 millones de familias sin ningún ingreso (55.000 en Castilla-la Mancha),  una deuda púbica del 51,9% del PIB y un déficit por cuenta corriente escandaloso. Y lo que es peor: no tenemos credibilidad en los mercados internacionales para colocar la deuda anual (del Estado y de las empresas) que este año asciende a 350.000 millones.

   ZP, atrapado en Davos, se cayó del caballo de la demagogia y prometió alargar de 65 a 67 años la edad de jubilación, ampliar los años de cotización y recortar 50.000 millones de gasto mientras Corbacho abre de par en par su corazón a sindicatos y trabajadores  para negociar una reforma laboral amplia que dé flexibilidad al mercado y se pueda crear empleo.  Hace un defender esto era una herejía antidemocrática. Es tiempo de ética y austeridad. Hay que empezar por reducir draconianamente los subsidios a partidos, sindicatos y fundaciones; los políticos deben perder privilegios como las cesantías ministeriales y autonómicas cuando se sigue en cargos públicos. El ejemplo más significativo es el de Leire Pajín  (secretaria  general, senadora y ex secretaria de estado). Y donde digo PSOE, digo PP: ¿Cómo no es incompatible cobrar como senadora, diputada regional y secretaria general  de su partido? Supongamos que hablo de Cospedal. ¿Para cuándo abolir la discriminación que supone que los parlamentarios nacionales  con 7 años cotizados tengan derecho a la máxima prestación por jubilación cuando a un trabajador normal le cuesta 35? Que los populares se acuerden del ejemplo de Loyola de Palacios.  ¿Y los sueldos vitalicios a los ex?

    A mí me ha sorprendido gratamente  José María Barreda al pedir  con luz y taquígrafos a José Luis Rodríguez Zapatero que tras la presidencia europea haga una remodelación y adelgace el Gabinete. Él lo hizo al comienzo de la crisis. ¿Para qué coños quiere  Zapatero 666 asesores en Moncloa y para qué sirven los ministerios de Igualdad, Vivienda, Educación, Cultura, Universidad, Medio ambiente, Medio Marino y Medio Rural cuando todas esas competencias están transferidas?  Naturalmente que las autonomías y los ayuntamientos deben volver a la ética y a la austeridad cuanto antes. Ha llegado la hora del compromiso. Del pacto para sacar adelante España entera. Las reformas estructurales (educación, laboral, pensiones, justicia, modelo de estado, energía, agua, infraestructuras, horarios y regeneración democrática) no pueden esperar más. Si el Presidente del gobierno, tras sus oraciones en la Casa Blanca, fuera un político serio llamaría a Rajoy para consensuar dichas reformas. La situación es tan grave que hasta no se vería con malos ojos un gobierno de unidad. Ya sucedió en Alemania hace cuatro y por esa ambición de país, están retorciendo el cuello a la crisis.

   La alternativa es el adelanto de elecciones generales. Y que el pueblo decida. Porque estas reformas, aplazadas año tras año -muy propio de la indolencia española- deberían ser consultadas y  refrendadas en las urnas. Hemos  degollado la gallina de los huevos de oro del ladrillo por la entelequia de una ley de economía sostenible y nos hemos encontrado en la calle y con la hipoteca a medio pagar.

    Lo más importante –lo único importante- de ahora en adelante es crear empleo como pide Barreda. Porque el paro es el resultado de una política triunfalista, mentirosa  y equivocada.  Gobernar es decidir y decidir  en democracia es, sobre todas las cosas, decir la verdad a los ciudadanos y saber a qué se destina cada peseta del contribuyente.  Zapatero no es un ejemplo en CLM. Ni desbloquea el Estatuto ni explica por qué jibariza el Estado del Bienestar para castigar a los más débiles. Rajoy  no tiene opinión formada sobre los cementerios nucleares ni pone orden en sus barones mediterráneos  para que a la Región no le falte agua. Estamos rodeados. ¡Que los dioses nos asistan¡