Sin categoría

el lucro (in) cesante (y II)

PORVENIR BLINDADO.  Decíamos ayer  que en  tiempos  de incertidumbres como los actuales los políticos  trabajan con el  futuro blindado. Partidos, patronal y sindicatos,  cuya financiación es pública,  son especialmente   generosos con sus dirigentes.  La transparencia de las Cortes de Castilla-La Mancha nos permite saber cuánto le paga el PP a su secretaria general,  María Dolores de Cospedal:   167.864 euros en 2009. Nunca explicaron por qué el  gerente Luis Bárcenas cobraba más de 350.000 antes de dimitir, quien le autorizó ese sobresueldo  ni a qué capítulos se endosaban los 5.000 euros mensuales que cobraba  Jaume Matas  tras haber perdido el Gobierno balear y paralelamente vivir a todo tren en Nueva York. Lo malo no es lo que ingrese y pague en impuestos De Cospedal; lo grave es que el vicepresidente 3º Manuel Cháves se ría de nosotros diciendo que su cuenta corriente no llega a los 3.000 euros.

¿Son los partidos y los agentes sociales  unas cajas de resistencia para ex altos cargos? UGT y CCOO no rinden cuentas al TC.  La CEOE es la menos transparente de las empresas del país. Con ello está dicho todo. La opacidad del PSOE impide saber cuánto ganan los líderes, aunque la cifra puede rondar los 6.000 euros al mes, compatibles, naturalmente, con sus cargos electos. Sería bueno saber las nóminas del nuevo secretario de organización Marcelino Iglesias, cargo perfectamente compatible con el de la Presidencia de la Diputación General de Aragón.  Nunca dijeron tampoco  al Tribunal de Cuentas a cuánto ascendieron las facturas de los abogados que defendieron a  Vera y Barrionuevo por el caso GAL. 

  ¿Cobrará Rub-al-Kaba-  el día que se vaya  lucro cesante como vicepresidente 1º, ministro del interior y portavoz? Ser político es en muchos casos un gran negocio porque el único  mérito que se necesita es el de tener  carnet del partido. Y ser dócil.  Con 209.000 parados en la Región no es posible entender los privilegios de los dirigentes políticos.  Para ellos no existen las crisis. Incluso las lágrimas de Moratinos se secan mejor  con el lucro cesante antes de que se embruje en Córdoba.  Hay cosas que en tiempos  del cólera y del cabreo colectivo pueden resultar obscenas.  Y los sueldos políticos son una de ellas, sueldos que llevan aparejados dos privilegios inherentes: la VISA ORO y el coche oficial.

Alienta saber que el PP propone reducir sustancialmente las subvenciones a partidos políticos, patronal y sindicatos. Esperamos verlo en el Programa electoral.Vuelvo de la mano de Martín Ferrand a quien conozco y admiro desde que trabajamos juntos en Nuevo Diario, allá por el 75.  Con él aprendí  que la libertad y la verdad no son conceptos fragmentarios.  Y que los datos son más elocuentes que los discursos.  Él ha puesto al descubierto que sin ética y austeridad no hay porvenir.   Y que España no es el país de las maravillas que nos pintan  Rodríguez Zapatero y sus 15 portavoces electorales.  No vendría de más aparcar las cesantías hasta que escampen la  crisis  -no es menor la crisis de valores y la moral- cuando después de una reestructuración política,  uno sigue mamando de las ubres del Estado. Y también sería deseable que el Gobierno de la Nación  pusiera en marcha los mecanismos de control que le reserva el art. 150.2 de la Constitución Española para que la clase política (autonómica, -nacionalista especialmente-,  provincial y local) no se lucre incesantemente.

Sin categoría

lucro (in) cesante (I)

EL MAESTRO Manuel  Martín Ferrand (La Coruña, 1940) firmaba no ha mucho en ABC  un informe sobre las CCAA. Tres datos para  visualizar el escenario: el gasto de las Administraciones  territoriales  (35,5% las Autonomías y 29,9% los Ayuntamientos) supone el 49,2% de los  totales del Estado.  De los 800.000 funcionarios de la Transición hemos pasado a los 3,5 millones actuales. Una buena parte ha entrado sin concurso ni oposición.  En varias comunidades, uno de cada tres empleados trabaja con cargo al Presupuesto.   La deuda de las 17 CCAA más las de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla  supera los 120.000 millones de euros.  Otro dato: el mercado único se ha roto al existir 17 reglamentaciones diferentes al igual que ocurre con la caza o con los toros.  Las prestaciones al alcance de los ciudadanos  en unos y otros territorios se han  agrandado profundizando la insolidaridad y la injusticia.  ¿En qué ha quedado el  Fondo de Compensación Interterritorial?

Dos conclusiones que extraemos a vuelapluma: una, se necesita un Pacto entre el PP y el PSOE –serían bienvenidos IU y UPyD- para reconducir el Título VIII de la Carta Magna; dos, este país de las maravillas es un lujo insostenible en un Estado imposible.  Baste señalar que no existe  un censo nacional de entidades, empresas u organismos dependientes de las CCAA como brazo “derrochador” de los Ejecutivos.  Martín Ferrand ha puesto el dedo en la llaga. Los partidos guardan silencio. Los cambios en el Gobierno  nos han muy  salido caros. Los ministros cesados  (De la Vega, Moratinos, Aido, Corredor, Corbacho y Espinosa) cobrarán una indemnización  -entiéndase lucro cesante por daños morales- de unos 5.410 mensuales durante dos años. Lo escandaloso es que las titulares de Igual-Da y Vivienda siguen de secretarias de Estado, cobrando, además de la indemnización, 2.500 euros más. Y el día que se vayan,  cobrarán de nuevo el 80% de su sueldo repartido en 24 mensualidades  compatible con cualquier otra prestación  estatal. Uno puede ser ex ministro y diputado o secretaria de estado y senadora y seguir  lucrándose incesante.

En el inicio de los 80 le escuché decir a Felipe González que iba a acabar con las pensiones de los ministros  franquistas,  unas 80.000 pesetas de la época a cobrar una vez cumplidos los 65 años. Y a fe que acabó con ellas. En su lugar,  aprobó por Decreto, para los altos cargos del Gobierno y de las Instituciones –en muchas autonomías se han hecho extensivas a  Presidentes y consejeros y altos cargos- unas indemnizaciones compatibles con cualquier otra responsabilidad oficial o electa.  Mismamente, los diputados y senadores, serán indemnizados con una mensualidad por año trabajado. Y con siete, tienen derecho a la pensión máxima.  Además, los padres de la patria gozan de un plan de pensiones  anual de 4.377 euros.  En suma, se han blindado el futuro.

Sin categoría

Pobreza relativa (y II)

DECIAMOS AYER  que la lectura directa de la pobreza -real no relativa- la confirma mes tras mes el Centro de Investigaciones Sociológicas  (CIS). El paro es la consecuencia directa de la crisis económica. Así lo consagra la Encuesta de Condiciones de Vida  (ECV-2010). La escasez de ingresos  – los castellanomanchegos  ocupamos el lugar 13º de entre las 18 CCAA, con 8.470 euros por persona frente a los 9.865 de la media nacional-  explicaría que  3 de cada 10 hogares manifiestan llegar a fin de mes con mucha  dificultad; 7 de cada 100 no pueden pagar los gastos corrientes de la vivienda, casi un 40% de españoles no puede disfrutar de vacaciones veraniegas  y uno de cada tres no dispone de dinero para imprevistos.

La crisis castiga con dureza a los más débiles: parados de larga duración, jubilados, mujeres separadas, polidrogadictos  y personas dependientes. La primera conclusión de esta encuesta es la de que el Estado del Bienestar precisa de reformas estructurales para mantener su sostenibilidad.  La segunda implica que la solidaridad  debe acentuarse en los Presupuestos  para no ensanchar  más el diferencial  económico entre autonomías ricas y  pobres. La tercera enseñanza  es contradictoria: somos uno de los países de la Unión Europea  con mayor tenencia de vivienda en propiedad (el 49,8%) mientras otro 32,3% es propietario con hipoteca. Solo un  12%  apuesta por el alquiler. Y la contradicción es evidente: nuestra ambición de poseer una casa limita sustancialmente nuestra capacidad de movilización geográfica para aceptar un trabajo en otra ciudad. Y esto nos empobrece más aún.

Los datos de la ECV  merecen una  reflexión  más humanista.  Las soluciones deben ser personales porque detrás de la pobreza solo hay seres humanos vulnerables. Muchos compatriotas –demasiados- viven por debajo del umbral de la pobreza. En la exclusión social. Hablen con Cáritas. Necesitamos crear  empleo.  Necesitamos un liderazgo fuerte en valores,  más  empresarios, menos  normativas y una mejor política redistributiva. La pobreza es el fracaso de todos.

 

Sin categoría

pobreza relativa (I)

EL AVANCE de la  Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) 2010  certifica que, uno de cada cuatro castellanomanchegos  (concretamente el 27,4%) vive  por debajo del umbral de la pobreza. Solo por detrás, se encuentran canarios (27,5), murcianos (28.6) andaluces (29,3), extremeños (36,2) y  ceutíes  y melillenses (36,6%). No es ningún consuelo. La media nacional se sitúa en el 19,5%, es decir, uno de cada cinco ciudadanos sobrevive como puede. En la zona noble de la tabla, Navarra (7.4)  y País Vasco (9,4) encabezan el ranking  con menor número de personas con problemas económicos. La tasa de pobreza relativa  es el porcentaje de personas que está por debajo del umbral de pobreza, medido éste como el 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo de las personas. La metodología de la ECV se basa en la media de ingresos por individuo, algo así como la teoría del pollo, ya saben: usted se come un pollo, yo no me como ninguno  pero la media de consumo es que cada uno nos hemos tomado medio pollo.  Si nos apoyamos en los euros netos ingresados anualmente por persona,  salvo excepciones, el sistema se mantiene: Castilla-La Mancha ocupa el mismo lugar, el decimotercero en la tabla autonómica. De nuevo Navarra y País Vasco (con más de 12.000 euros) abren las CCAA con mayor riqueza. Nuestra Región,  con 8.470 euros por ingreso persona, está a una distancia de 1.395 euros de la media española.

   Los ingresos medios por familia alcanzaron los 25.732 euros el pasado año, casi un tres por ciento menos que en 2009. La pobreza afecta a un 24% de los menores de 16 años; al 16% del  segmento entre los 16 y los 64 años (todos en edad de trabajar) y a un 27% de los jubilados. La situación económica acentúa las crisis morales y de valores. El CIS lo clava  también cada mes: paro y situación económica son los principales problemas de los españoles.

Sin categoría

el conde-duque de solares

 LA APARICION de las  redes sociales permite que los ciudadanos  puedan opinar en tiempo real sobre la actualidad. ABC digital es un  ejemplo. En los últimos días los cibernautas se despachaban con ganas contra Rodríguez Zapatero con una virulencia muy superior a la los insultadores de la Fiesta Nacional. El obsceno precio pagado a Urkullu para que él siga en el poder  530 días más –con sus 529 noches- genera  calificativos irreverentes. Los ataques por el entreguismo a Paulino Rivero son del mismo calibre. Otro tanto ocurre tras la remoción del Gabinete que ha entronizado de valido (y posible sucesor) al conde-duque  de Solares,  Alfredo Pérez Rubalcaba.  Las mayores decepciones llegan desde la izquierda. ¿Está  Zeta negociando de nuevo con ETA? ¿Entra en el pacto la gestión conjunta nacional-socialista?   “Han dicho que no, pero nunca dicen la verdad”, me susurra avergonzado  en el Congreso un socialista vasco.  Zapatero ha renacido de las cenizas del CIS y se agarra a la rendición (histórica)  de ETA como a un clavo ardiendo.

Con un gobierno débil es fácil hacer negocios contra el interés general. Más y Durán coinciden: ZP engañará a ambos. Lo malo no es que toree a PNV y CC. Lo canalla, lo grave es que nos mienta a todos deshilachando la Constitución. Como contribuyentes tenemos derecho a saber cuánto nos cuesta esta agonía  zapatética aunque haya dado un golpe de timón mediático ciertamente  audaz que ha producido daños colaterales en Rajoy y en el PP canario.

En el noreste, el impostor Montilla  – político de principios reversibles- saca del programa del PSC las multas lingüísticas que aplica desde 2003 y promete créditos-salario para jóvenes “ni-ni” de 633 euros mensuales. Los programas están para incumplirse, justificaba  cínicamente Tierno Galván. ¿Es esto progresismo?  Simplemente  postzapaterismo.  Los blogueros castellanomanchegos no comulgan tampoco con la rectificación de Barreda. Tenía razón.  Vuelve el desencanto. Los “chats” embalsan y destilan este otoño un odio  especial envasado (al vacío).

NOTA: Actualización del texto  “odio envasado (al vacío)”

Sin categoría

golpe de audacia

EL PRESIDENTE ha dado un golpe de timón para salvarse del naufragio. Confía su presente y su futuro a Rubalcaba, el todopoderoso vicepresidente primero, portavoz y ministro del Interior esperando a que ETA se rinda y le otorguen el Nobel de la Paz. Zapatero asegura que este Ejecutivo –el de más peso político de todo su mandato- es el de las reformas, pensado para salir de la crisis. Tras sacar adelante los Presupuestos y asegurarse la estabilidad parlamentaria para los próximos 18 meses, ahora va a la busca del voto perdido. El relevo en Exteriores es un signo evidente de reconciliación con la señora Clinton y, quizás, de dejar atrás las veleidades del Moratinos tan próximo a Hamas, Cuba y Chávez. El ascenso en Sanidad de Leire Pajín facilita que el otro hombre fuerte, Blanco, (Fomento y Vivienda), vuelva a controlar el partido con el moderado Marcelino Iglesias como secretario de organización. En Trabajo, apuesta por Valeriano Gómez para congratularse con CCOO y UGT y en Medio Ambiente por Rosa Aguilar, una chica con un corazón cinco estrellas para arañar el voto por la izquierda. Corredor y Aído siguen subidas en el coche oficial. Adiós a la paridad gubernamental. Jáúregui, bálsamo del Parlamento, embridará al PNV y se convertirá en muro de las lamentaciones del PSE. La dama otoñal doña MTF de la Vega, queda bajo la advocación de don Landelino Lavilla en el panteón ilustre del Consejo de Estado. ¡ZP, colócanos a todos¡

José María Barreda estaba en lo cierto. Urgía un golpe de timón. Fue la primera víctima colateral. Como víctima colateral ha resultado también Rajoy, tras romper el PPC con Rivero. ¿Abandonará el PP a Patxi López? El poder se escapaba a chorros y Zeta ha detenido la hemorragia de votos con un golpe de audacia. La posición de don Alfredo es inmejorable hacia el delfinato en claro detrimento de don José Bono. ¿Otro rumbo?, ¿otro ritmo? La respuesta se llama empleo.

Sin categoría

odio envasado (al vacío)

LA APARICION de las redes sociales permite que las personas puedan opinar en tiempo real sobre la actualidad. ABC digital es el ejemplo. En las últimas horas  los cibernautas se despachaban con ganas contra Rodríguez Zapatero con una virulencia muy superior a la los insultadores de la Fiesta Nacional. El obsceno precio pagado a Urkullu para que siga en el poder  540 días más –con sus 540 noches- genera  calificativos irreverentes. Los ataques más duros provienen de la izquierda. No entienden cómo después de 30 años de luchar contra el nacionalismo, JLRZ traicione a Patxi López y al PSOE, humillándolos sin piedad ante el PNV. ¿Se negoció, en secreto, que Batasuna-ETA esté en las municipales? ¿Entra en el pacto la gestión peneuvista tras la rendición etarra? “Han dicho que no, pero nunca dicen la verdad”, subraya un socialista vasco avergonzado. A esto, De la Vega, Blanco y Alonso le llaman estabilidad, gobernabilidad. Nosotros, claudicación, insolidaridad, cobardía.

El chantaje continúa. El presidente Paulino Rivero amenaza con bloquear los Presupuestos si no consigue todos los traspasos pendientes del Estatuto actual y los votos del PSOE para el nuevo texto boicoteado por los socialistas canarios. Con un gobierno débil es fácil hacer negocios. Negocios contra el interés general. Más y Durán coinciden: ZP engañará a ambos. Lo grave no es que toree a PNV y CC. Lo canalla es que nos mienta a todos cuarteando la Constitución. Como contribuyentes tenemos derecho a saber cuánto nos cuesta esta agonía  zapateril.  En el noreste, el impostor Montilla saca del programa del PSC las multas lingüísticas que aplica desde 2003 y promete créditos-salario para jóvenes “ni-ni” de 633 euros y créditos sin intereses de 12.500 euros a jóvenes ya formados. Los programas están para incumplirse, como justificaba Tierno Galván. ¿Esto es progresismo? Los castellanomanchegos se muestran poco entusiasmados con la rectificación de J.M.Barreda. Vuelven la crispación y el desencanto. Los “chats” destilan este otoño un odio  especial envasado (al vacío).

Sin categoría

el milagro chileno

LA VIDA se reduce a cinco palabras: “amar y a ser amado”. Rodríguez Zapatero ha comprobado, un año más, en el corazón de Madrid que una buena parte de los españoles ya no le quiere. Y, además, le ha perdido el respeto. Por mucho que haga, la historia no lo absolverá. En esta cuesta abajo de su mandato, puede, a lo sumo, enmendar algunos errores graves para limpiar su pasado: por ejemplo, poner al menos el mismo énfasis en investigar el macroatentado del 11-M que en hacer catas en el Valle de los Caídos para recuperar la Memoria Histérica. Otrosí: no romper unilateralmente el Pacto de Toledo en Rodiezno descongelando las sagradas pensiones. Los abucheos habituales en el Día de la Fiesta Nacional no van a desaparecer porque la ministra de Defensa cambie el protocolo; acabarán cuando Zapatero demuestre que España le interesa más que el sectarismo.

El desfile no puede servir para que la vice de la Vega abronque a la presidenta del TC ni para que Gallardón le reproche en la mitad de la calle, la mordaza financiera contra sul Ayuntamiento. Zapatero tiene que entender que nos ha fallado. El milagroso rescate de los mineros chiulenos, arrancados a las entrañas de la tierra, es un ejemplo de cómo se vencen los graves problemas – incluidos terremotos de 8,5 grados en la escala Richter- cuando un pueblo tiene, unidad, fe, esperanza y liderazgo. Sebastián Piñera nos ha emocionado a pie de cápsula abrazándose a cada minero. Paralelamente, el pulsómetro de la SER vaticina que el mejor recambio al presidente sería José Bono. Barreda no es el Bautista. Cada uno debe asumir sus responsabilidades en esta hora crucial. Insistimos: Bono, que tanto debe al PSOE, debe acudir al rescate. Él ha ganado en seis ocasiones. Ahora toca jugar en la Champions League. Quizás, la ausencia de fracasos en su vida política se deba a que nunca ha arriesgado lo suficiente. Arriésguese. Es su (penúltima) oportunidad.

Sin categoría

seísmo en el psoe

1) LOS ESLONES ROTOS.  FUE el primero en denunciar la crisis; en adelgazar el gobierno, en rebajar los sueldos de la Administración regional, el primero en pactar con sindicatos y patronal una salida al tsunami laboral, económico y financiero, y el primero en pedirle abiertamente a ZP que remodelara el Gabinete para hacer frente al porvenir. No es un visionario ni un profeta. Es un hombre pegado a la realidad. Y a la tierra. José María Barreda sabe que gobernar no es echar balones fuera demorando las soluciones. De ahí que le duela el paro –esa tragedia colectiva que se está cebando con nosotros- y la falta de liderazgo en su partido. Barreda ha dicho en voz alta lo que piensan muchos socialistas y sobre todo, la inmensa mayoría de los no socialistas: que Zapatero no está capacitado para sacarnos del embrollo en el que nos ha metido; en suma, que es un político amortizado. El país se refleja en el espejo de La Moncloa y la imagen de ZP como presidente de la Nación es de convexa claudicación. Claudicó ante el PNV, para salvar unos presupuestos infumables; claudicó ante los sindicatos “amparando” una huelga-tongo donde los compañeros de CCOO y UGT siguen con los privilegios; claudicó en la política exterior (Venezuela, Marruecos, Cuba), no hay pacto para remodelar las pensiones ni acuerdos con el PP para cerrar el mapa autonómico. No moverá un músculo para acabar con el transfuguismo de Benidorm, otra claudicación de libro. Con el impulso al Estatut no se ha roto España pero se ha deshilachado hasta el punto de que ya no se puede estudiar ni aprender en español en Cataluña y hasta te multan por rotular en la lengua de don Mario Vargas Llosa. Hemos vivido seis años en los mundos de Yuppi zapateril alhajándonos de derechos sin deberes. El cuento del buenismo se ha roto por los eslabones más débiles: el paro, el gasto y la falta de competitividad.

2) EL DESENCANTO. Decíamos ayer que el cuento de la lechera zapateril se había roto por el eslabón más débil: el paro. El gasto se ha disparado. Y ya somos campeones mundiales en deuda y déficit. El PSOE ha desnivelado las políticas del agua; ¿qué se fizo con las desaladoras? ZP dejó colgado a Barreda con la reforma del Estatuto de CLM ante el regocijo de Valencia y Murcia y la inversión presupuestaria ha castigado, ejercicio tras ejercicio a nuestra tierra como nunca antes en democracia. ZP ha ensanchado la insolidaridad. Además, el PSOE de golpe se ha vuelto antitaurino en el Parlament y en el Senado. A Barreda, la oposición le identifica (malévolamente) con las políticas de Zapatero. Y eso desgasta mucho también. Pero los disparos son de fuego cruzado y de fuego amigo. Tras el varapalo de Tomás Gómez en Madrid, el secretario general guarda silencio y ello perjudica al PSOE. El gran visionario y apoderado de Trinidad marca los tiempos para salvar su pellejo; ni un gesto de generosidad para neutralizar tanta desigualdad ante nacionalistas y andaluces. Hay tiempo para reaccionar, piensa el presidente castellanomanchego. Rodríguez Zapatero es un catedrático en el arte de perder el tiempo. No hará nada para adelantarse al futuro. Solo espera el momento de salvarse a sí mismo. Si puede. En política no hay mayor delito que perder el tiempo. Barreda se dejó arropar por su gente en Ciudad Real cuando arreciaron las críticas y Ferraz dio orden tajante de neutralizar la “caza furtiva” del líder máximo. Ante la excesiva presión, matizó sus declaraciones pero el fondo continúa: ZP es un valor amortizado, aunque De la Vega enfatice que no hay un movimiento sísmico en el PSOE. Lo que ha dejado traslucir Barreda es un pesimismo noventayochesco que ha invadido a una ciudadanía huérfana de líderes políticos, empresariales y cívicos. El desencanto se ha instalado en todas direcciones. Alguien tiene que gritar: ¡España, levántate y anda¡

3) BONO AL RESCATE. Los seis años de mandato socialista han conformado una sociedad subvencionada, conformista, miedosa e insegura. La falta de competitividad, la cobardía sin límites para enfrentarse al nacionalismo totalitario -¿cómo es posible gastarse 300.000 euros en traducciones simultáneas en el Senado cuando tenemos un idioma común?-, el relativismo moral instalado en los túetanos –a una joven de 16 años se le prohíbe comprar tabaco pero puede abortar sin consultarlo a sus padres-, unido al despilfarro (gastamos el doble de lo que ingresamos) ha devenido en un cansancio infinito. Ahí están como logros progresistas esas 1,2 millones de familias españolas enteras sin ingresos ni esperanzas. Barreda instaba a Zapatero a despertar de su modorra, a coger el toro por los cuernos, a ilusionar a una sociedad pasota. Y urgía un cambio urgente. Estamos con Barreda en la limitación de mandatos para todos los cargos electos. A Barreda hay que alabarle la valentía (y la coherencia) por predecir la catástrofe socialista en las autonómicas y locales si no se cambia de ritmo y de rumbo. No es, precisamente, de los que abandonan el barco en medio de una tormenta perfecta. Nada le debe al “Maquiavelo” de León. Y nada debe esperar de un político tan poco generoso como Zapatero. Sería deseable que tras el aviso de Cataluña adelantara las generales. Mucho nos tememos que se mantenga en la poltrona y repita por tercera vez. Y a la tercera ganará Rajoy. Las confesiones de Barreda –nominarle jefe de los “renegados” es una infamia- deberían despertar la conciencia de otros notables socialistas para disputar primarias limpias o un congreso extraordinario. Quizá esté desbrozando el camino para que el PSOE no se hunda por el egocentrismo de un dios menor. Tocados los “rasputines” Rubalcaba y Blanco, ausente el exquisito Solana, defenestrado Asunción, solo queda un nombre propio con preparación, talante y ambición suficiente para evitar el desastre: José Bono Martínez. El vecino de los leones del Congreso de los Diputados –que lo ha sido todo en política menos presidente del Consejo de Ministros- debería ser consciente –como nos ha enseñado el maestro Jorge de Esteban- de que la única vez que no podemos fracasar es la última vez que intentamos algo. Bono debe salir al rescate del PSOE con toda el alma para evitar el naufragio en 2012.

Nota final: este es un articulo divido en tres partes bajo el título Barreda desbroza el camino  que hubo que modificar tras la rectificación del prresidente castellanomanchego.

Sin categoría

barrera desbroza el camino

FUE  el primero en denunciar la crisis; el primero en adelgazar el gobierno, el primero en rebajar los sueldos de la Administración regional,  el primero en pactar con los sindicatos y la patronal una salida al tsunami laboral, económico y financiero, y el primero en pedirle abiertamente a ZP que remodelara el Gabinete para hacer frente al porvenir. No es un visionario  ni un profeta. Es un hombre pegado a la realidad. Y a la tierra.  José María Barreda sabe que gobernar no es echar balones fuera postergando los problemas y demorando las soluciones. De ahí que le duela el paro –esa tragedia colectiva que se está cebando con nosotros- y la falta de liderazgo en su partido.  El país se refleja en el espejo de La Moncloa y la imagen  de ZP como presidente de la Nación es de convexa claudicación. Claudicó ante el PNV, para salvar unos presupuestos infumables; claudicó ante los sindicatos “amparando” una huelga-tongo donde los compañeros de CCOO y UGT siguen con los privilegios; claudicó en la política exterior (Venezuela, Marruecos, Cuba), no hay pacto para remodelar las pensiones ni acuerdos con el PP para cerrar el mapa autonómico. No moverá un músculo para acabar con el transfuguismo de Benidorm, otra claudicación de libro. Con el impulso al Estatut no se ha roto España pero se ha deshilachado hasta el punto de que ya no se puede estudiar ni aprender en español en Cataluña y hasta te multan por rotular en la lengua de Cervantes.

El PSOE ha desnivelado las políticas del agua; ¿qué se fizo con las desaladoras?  ZP dejó colgado a Barreda con la reforma del Estatuto de CLM ante el regocijo de Valencia y Murcia y la inversión presupuestaria ha castigado a nuestra tierra como nunca antes en democracia. ZP ha ensanchado la insolidaridad. Además, el PSOE de golpe se ha vuelto antitaurino en el Parlament y en el Senado. Un sinsentido.

A Barreda, la oposición le identifica (malévolamente) con las políticas de Zapatero. Y eso desgasta mucho también. Pero los disparos son de fuego cruzado y de fuego amigo. Tras el varapalo de Tomás Gómez en Madrid, el secretario general guarda silencio y ello perjudica al PSOE. El gran visionario y apoderado de Trinidad marca los tiempos para salvar su pellejo; ni un gesto de generosidad para neutralizar tanta desigualdad ante nacionalistas y andaluces. Hay tiempo para reaccionar, piensa el presidente castellanomanchego. Rodríguez Zapatero es un catedrático en el arte de perder el tiempo. No hará nada para adelantarse al futuro. Solo espera el momento de salvarse  a sí  mismo. Si puede. En política no hay mayor delito que perder el tiempo.

Estamos con Barreda en la limitación de mandatos para todos los cargos electos. Como lo estamos con las primarias como regla general para todos los partidos. A Barreda hay que alabarle la valentía (y la coherencia) por predecir la catástrofe socialista en las autonómicas y locales si no se cambia de rumbo y de ritmo. No es, precisamente, de los que abandonan el barco en plena tormenta. Nada le debe al “Maquiavelo” de León. Y nada debe esperar de un político tan poco generoso como Zapatero. Es de suponer que tras el aviso de Cataluña, el presidente adelante las generales. Mucho nos tememos que se mantenga en la poltrona y repita cabeza de cartel por tercera vez. Y a la tercera  ganará Rajoy. Muchos madrileños tampoco olvidarán que tienen que votar a un socialista que los ha castigado financieramente porque gobierna la Comunidad Esperanza Aguirre.

Las confesiones de Barreda deberían despertar la conciencia de otros notables socialistas para disputar las primarias en el seno del partido. Quizá este desbrozando el camino para que el PSOE no se hunda por el egocentrismo de un hombre solo. Tocados Rubalcaba y Blanco, ausente en los asuntos mundiales el exquisito  Solana, defenestrado Asunción, solo queda un nombre propio con preparación, talante y ambición suficiente para evitar el desastre: José Bono Martínez. El vecino de los leones del Congreso de los Diputados –que lo ha sido todo en política menos presidente del Consejo de Ministros- debería ser consciente –como nos ha enseñado el maestro  Jorge de Esteban- de que la única vez que no podemos fracasar es la última vez que intentamos algo. Y Bono debe intentar el asalto a La Moncloa con toda el alma en 2012.

Sin categoría

rebeldía en la base

EL EX ALCALDE de Parla que dijo NO al presidente del Gobierno ha ganado las primarias en Madrid. Tomás Gómez se ha impuesto a Trini –que ha perdido con clase- y a Zapatero. Ahora dirán que el partido es uno y trino. Pero no. Las bases, las que no tienen un cargo público u orgánico, han expresado un deseo claro: ya no se admiten imposiciones desde las cúpulas. Es una enseñanza no menor en tiempo de crisis. ¡Viva la rebeldía¡ Si es comunera, mejor.

En Guadalajara, la Delegada de la Junta, Magdalena Valerio, ha ganado ampliamente su nominación a la alcaldía de Guadalajara (64,26 frente al 33,14 %) a la “gobernadora” de la provincia, Araceli Muñoz, una funcionaria del Gobierno. Buena jugada para Barreda.

El secretario general socialista sale tocado de este envite. ¿Ha comenzado el postzapaterismo? Yo no diría tanto pero ya nada volverá a ser como antes. Al jefe supremo del PSOE, las huestes le han dicho no en las urnas propias. Y esto, en lectura interna tiene una clave: le han perdido el respeto. Lo bueno de es que aunque pierda el señor Rodríguez, gana el PSOE. Las primarias son un hallazgo y ensanchan la democracia. Deberían incluirse como obligatorias para todos los partidos en la urgente reforma electoral, junto a cuatro exigencias fundamentales: limitación de mandatos (máximo 2) para todo cargo electo, representación más proporcional (limitar ley D`Hont), que los tránsfugas no pudieran votar para cambiar consistorios antinatura y otorgar el mandato a la lista más votada tras la segunda vuelta si no se obtuvo mayoría absoluta en la primera. Tomás Gómez ha sido el primero en oponerse abiertamente al sistema político. Y al aparato. No es hazaña menor aunque no pueda celebrarlo. A veces la dignidad bien vale una admonición de Rubalcaba.

Ahora, habrá que procesarlo que ha sucedido y forzar los tiempos al inquilino de la Moncloa para provoque un adelanto de su candidatura en 2012. Tras esta derrota no puede seguir jugando con las cartas marcadas para, en el último momento, a lo mejor, dar la “espantá”. Y dejar al partido en la cuneta. A Zapatero hay muchos varones que le tienen ganas. Y puede ser el momento para un relevo controlado. No es fácil la situación con un ZP en las horas más bajas tras la huelga-tongo del 29-S. Nombres como Rubalcaba, Solana o Bono son 3 opciones para el recambio. Tampoco hay tantos nombres para ilusionar al personal. A mí siempre me ha parecido Pepe Bono el socialista que mejor podía entenderse con los populares para poner un poco de orden en las cuadernas constitucionales, delimitar el mapa autonómico, recomponer las cuentas públicas, reformar la educación, relanzar nuestra política exterior, regenerar la vida pública y política y sentar las bases sobre la ética y la austeridad para comenzar a crear empleo. Desde Moncloa o desde la oposición. Ni experiencia, ni talento, ni ambición le faltan al presidente del Congreso para ser un excelente candidato frente a Rajoy. La rebeldía de parte de la FSM es un buen síntoma de que todavía se puede ganar el futuro plantando cara a los dioses políticos.