Sin categoría

voto de castigo/antonio regalado

BAHIA DE ITACA

La fuerza de Izquierda Plural con 61.800 votos y la irrupción de los 45.000 votos de Podemos pueden volcar las políticas municipales en mayo de 2015.

Los 51.329 votos de UPyD y los 15.857 de Ciudadanos servirán para reequilibrar a unas izquierdas movilizadoras que tentarán al PSOE para volver al poder a cualquier precio.

 

                     

                              Voto de castigo

POR ANTONIO REGALADO

Las elecciones europeas han volcado el futuro de España. Y de los españoles. Tras abrirse las urnas, PP (16 escaños; -6) y PSOE14, -9) han visto cómo el bipartidismo ha pasado a la historia y el voto de castigo ha beneficiado a las izquierdas antisistema y a los separatistas catalanes y vascos. La primera víctima es Alfredo Pérez Rubalcaba que ha convocado un congreso extraordinario para entregar la gestión del naufragio socialista a otra nueva dirección que tendrá que radicalizarse obligatoriamente para sobrevivir.

El Partido Popular ha obtenido una amarga victoria ganado unas elecciones que, con buen criterio, no celebró en Génova, 13. Mariano Rajoy ha señalado con la cachaza que le caracteriza que “hemos perdido muchos votos y hay que darle una vuelta”. – Díganos cómo, señor presidente. Eso significa, claramente, que el PP no iba en la dirección correcta.

La secretaria general, presidenta del PP regional y de la Comunidad Maria Dolores de Cospedal, ha anunciado un Plan de acción para recuperar a los votantes que se fueron y a los abstencionistas y “un esfuerzo de pedagogía y comunicación” para explicar la acción política. Que comience prescindiendo del gurú Arriola y ni una rueda de prensa más sin preguntas. Ya sabe las respuestas.

ANÁLISIS DE URGENCIA. En primera lectura, comprobamos cómo Podemos, formación que lidera Pablo Iglesias, ha obtenido 5 escaños en apenas tres meses de vida pública. El mediático profesor de la Complutense ya ha anunciado de qué forma va a utilizar sus votos: “en echar del poder al PP y al PSOE”. Pide, además, un salario máximo, una renta básica, jubilarse a los 60 y no pagar la deuda pública. No dice cómo ni quién va a pagar tanta fiesta demagógica.  Sus modelos económicos y sociales son Venezuela e Irán. Sin comentarios.

EXTRAPOLANDO. Las elecciones dibujan un panorama preocupante de cara a los comicios locales y autonómicos del próximo año,  en especial, porque  populares y socialistas han sido duramente castigados en Cataluña y País Vasco; los populares tendrán problemas para “pactar” gobiernos centristas  en Madrid y Valencia. El feudo andaluz sigue siendo socialista y tanto Extremadura como Asturias vuelven a retomar el color del “progresismo” de izquierda. El nuevo líder andaluz Moreno Bonilla, –incluso con candidato jerezano- se ha quedado a 12 puntos de un socialismo corrupto  resucitado por Susana Díaz. Mal presagio para el futuro inmediato. Desparecido VOX, el PP no tiene más compañeros de viaje para la larga travesía de la legislatura 2015-2019 que Ciudadanos y UPyD, a los que ha despreciado olímpicamente antes y después de la campaña. Los datos indican que si estas tres formaciones hubieran concurrido unidas habrían superado los 10 eurodiputados, convirtiéndose en la tercera fuera política nacional. Es el momento de acabar con el fulanismo.

Europa entera ha virado hacia el euroescepticismo, la extrema derecha, la extrema izquierda y solo un pacto entre populares y socialdemócratas podrá dar estabilidad al Parlamento y a la Comisión. Otro tanto habría que hacer aquí con un Congreso muy cuestionado, que no deslegitimado en la calle. La crisis y el cabreo han pasado una factura que los partidos mayoritarios han de pagar proporcionalmente.

IMPACTO EN LA REGION. Por lo que se refiere a Castilla-La Mancha, los datos son elocuentes: El PP no iba en la buena dirección. El liderazgo de la secretaria general ha María Dolores de Cospedal ha amortiguado en cierto modo la caída. El PSOE, aguanta. La irrupción de Izquierda Plural con 61.800 votos y los 45.000 de Podemos pueden volcar las políticas municipales en mayo de 2015. Los 51.3029 votos de UPyD y los 15.857 de Ciudadanos servirán para reequilibrar a unas izquierdas movilizadoras que tentarán al PSOE para volver al poder a cualquier precio.

Ahora, precisamente ahora, ante la incertidumbre que se avecina, queremos pactos por el empleo, por el agua y por la agricultura antes de que los antisistema impongan sus normas de movilización callejera y rompan el inicio de la recuperación. Y una regeneración política que acabe con la corrupción. La reciente reforma del Estatuto complica más aún la representatividad.

PROBLEMAS NACIONALES. Entre PP y PSOE han perdido 5 millones de votos. Si fueran extrapolables los resultados, los populares perderían 50 escaños y el Partido Socialista se hundiría con un centenar de diputados nacionales. Una  tragedia para los partidos sí, pero sobre todo, para España. El partido que apoya al gobierno ha sufrido un gran desgaste porque centrado en la economía, (los números), se ha olvidado de las personas de carne y hueso: el PP ha descafeinado su ideología: parece que no defiende  valores que buena parte de la sociedad española cree imprescindibles,  como  el valor de la unidad de la patria, la defensa de la victimas del terrorismo, aliento a los constitucionalistas que luchan en soledad en Cataluña y el País Vasco.; cumplimiento de la ley frente los separatistas, seguidismo de la política de Zapatero con la doctrina Parot, reforma del CGPJ, aborto y educación al rebufo de la izquierda y escaso ejemplo en los casos de corrupción. La inacción del gobierno –“no irritar a los nacionalistas y engordarlos con dinero público”- ha sido un error que le ha costado caro y que tras el aumento de ERC pone las cosas y los tiempos más difíciles.

El PSOE, supercastigado en la oposición, abre de nuevo una crisis que, tras la salida de Rubalcaba, dará alas a unas ambiciones personales que no se corresponden con sus capacidades para relanzar un partido con alternativas para gobernar. Ya lo avanzó la señora Valenciano, en las horas finales de campaña: Sus bazas son Patxi López – el jubilado eterno como lendakari que fue incapaz de acabar la legislatura y entregó el poder a los proetarras en San Sebastián; ahora lo ostentan virtualmente también en Álava-; Eduardo Madina, el tapado, es un radical atemperado en su irresistible ascenso hacia el poder. (No se le conocen ideas y compromisos sobre nada ni sobre nadie; su táctica es sobrevivir y su estrategia llegar a Ferraz cuanto antes solo o en compañía de otros) y Carme Chacón (Carmen, en campaña), la señora del mediático Barroso, que llegó a ministra de Defensa porque estaba embarazada y era catalana: todo un bombazo zapateril. Pere Navarro, que ha suspendido clamorosamente en el PSC quiere ahora enarbolar la batalla del federalismo que creará más desigualdades.

Al contrario, el PSOE necesita personas que se sientan el socialismo como un proyecto vital, personas que hagan honor a unas siglas centenarias, que reivindiquen la O de obrero y sobre todo, la E de español, de España. Y solo encontramos una persona joven con esas convicciones: Emiliano García Page, silenciado por la cabeza de lista y vicesecretaria general.

PACTOS NACIONALES. Antes de que el rio hasta la mar nos lleve por valles y barrancas; antes que las mareas izquierdistas y antisistema nos coloquen al borde del abismo, los vestigios PP y del PSOE, mientras ostenten la mayoría en las cámaras, deben pactar, sin perder tiempo y olvidándose de los propios intereses partidistas, este mínimo denominador común: Pacto Nacional contra la Corrupción, Pacto Nacional por la Unidad de España, Pacto Nacional por el Empleo, Pacto Nacional por la Energía, Pacto Nacional por el Agua, Pacto Nacional por la Educación y la Sanidad (recuperando competencias en favor del Estado) y Pacto Nacional sobre las Pensiones.

Es hora de los políticos responsables. De los políticos de las horas difíciles. Las elecciones europeas han demostrado que los votos son un contrato con la sociedad. Y que los ciudadanos quieren políticas de transparencia. Más ética, más austeridad, más España, más Europa.

Sin categoría

Un partido para la eternidad/antonio regalado

MADRID-ATLETICO, PURA “”MARCA ESPAÑA””

 

Gane el Real o el Atlético, ganamos todos.

POR ANTONIO REGALADO

Escribo horas antes de que España se petrifique ante el televisor. El sábado, más de cien millones de telespectadores (112 según cálculos de la UEFA) presenciaremos la final de la Champions League entre el Real Madrid y el Atlético, también de Madrid. Nunca una ciudad europea llegó tan lejos en el balompié. Una fiesta española en Lisboa donde solo 66.000 afortunados podrán contemplar el partido en directo.

Para los pupilos de Carlo Ancelotti, la Décima justificaría su falta de ambición de final de curso y su obsceno presupuesto. En cambio, para los chavales de Diego Pablo Simeone se trataría de entrar en la Historia, tras ganar la liga de España de forma heroica el pasado sábado en el Camp Nou. Una semana interminable.

Los que tenemos el alma colchonera creemos que los del Manzanares van cargados de confianza y de argumentos para retrasar un año más la victoria madridista. El telepredicador argentino lo dejó claro en Neptuno. «No es una liga, muchachos. Es mucho más. Si se cree y se trabaja, se puede». El empate ante el Barça tras el 1-0 en contra, al friso de la primera mitad, fue un aldabonazo en la conciencia de los atléticos, que salieron a comerse el mundo. La arenga de en el vestuario fue simple: «Ahora o nunca, la gloria o la nada. Escoged» ¡Y dejaron la piel (y la vida) en el empeño!

Paralelamente a esta lucha futbolística, Rafa Nadal, desafiando las leyes de la lógica, superaba dos partidos de infarto frente a Simón y Murray, respectivamente, para plantarse en la final de Roma. La perdió ante un Djokovik estratosférico. El manacorense felicitó a su rival y explicó en rueda de prensa. «He aprendido esta semana que sigo teniendo ambición para ganar partidos muy difíciles».

Hablamos de futbolistas y tenistas de élite. Pero la lucha se demuestra «golpe a golpe, como dice Rafa; partido a partido», como predica «Cholo». Ahí tenemos dos ejemplos castellano-manchegos en la ATP. Pablo Andújar (Cuenca, 1986, número 69 del Rankig Profesional) y Guillermo García-López (La Roda, Albacete, 1989, en el número 39). Andújar, cuya película favorita es «Gladiator», fue campeón de dobles en Roland Garros 2004 y el políglota Willy García ha defendió a España en Copa Davis; fue el primer jugador en vencer a Nadal en esta segunda etapa de número 1 (Bangkok, octubre, 2010). Nadie ha dado más renombre a los «miguelitos robledanos» que Teledeporte, de TVE. Ambos jugadores representan el tenis moderno y competitivo. Recientemente hemos podido comprobar cómo ponían en apuros a los más grandes del circuito. Luchando.

El deporte es lo más parecido a la vida misma. El ejemplo de los deportistas elegidos para la gloria y de los que luchan por sobrevivir es siempre el mismo: «mientras se lucha, no se fracasa». Apuntémonos a esta filosofía positiva en este tiempo de tanta incertidumbre. Necesitamos excesos deportivos como hace cuatro años el triunfo de La Roja. Gane el Real o el Atlético, ganamos todos. Este partido sí que es pura «Marca España».

Desde la otra orilla del Olimpo romano, Nadal lo expresó con su humildad y sencillez habituales: «La lucha siempre merece la pena». Entramos en tiempo de descuento y gritemos con don Quijote. ¡Soñar lo imposible, soñar! Soñar no nos cuesta nada. Trabajar en equipo tiene que tener su recompensa. Es un instante, un mundo Y acabar para siempre con la maldición de «el pupas». ¡Que los dioses rojiblancos nos asistan en el delta del Tajo lisboeta, donde nuestro rio descansa desde su largo recorrido en la Sierra de Albarracín, y se hace océano para siempre!

 

Luchar merece la pena

 
Antonio Regalado
Sin categoría

Real/Atletico, pura MARCA ESPAÑA/antonio regalado

CIUDAD/BAHIA DE ITACA

 

   Trabajar en equipo tiene que tener su recompensa. Es un instante, un mundo. Y acabar para siempre  con la maldición de “pupas. ¡Que los dioses rojiblancos nos asistan en  el delta del Tajo lisboeta!

 

   Gane el Real o el Atlético, ganamos todos. Este partido sí que es pura  “Marca España”.

   

 

                        Luchar merece la pena

POR ANTONIO REGALADO

Escribo horas antes de que España se petrifique ante el televisor. El sábado, más de cien millones de telespectadores (112 según cálculos de la UEFA)  presenciaremos la final de la Champions Leage entre el Real Madrid y el Atlético, también de Madrid. Nunca una ciudad europea llegó tan lejos en el balompié. Una fiesta española en Lisboa donde solo 66.000 afortunados podrán contemplar el partido en directo.

Para los pupilos de Carlo Ancelotti, la Décima justificaría su falta de ambición de final de curso y su obsceno presupuesto. En cambio, para los chavales de Diego Pablo Simeone se trataría de entrar en la Historia, tras ganar la liga  de España de forma heroica el pasado sábado en el Camp Nou. Una semana interminable.

Los que tenemos el alma colchonera creemos que los del Manzanares van cargados de confianza y de argumentos para retrasar un año más la victoria madridista. El telepredicador argentino lo dejó claro en Neptuno. “No es una liga, muchachos. Es mucho más. Si se cree y se trabaja, se puede”. El empate ante el Barça tras el 1-0 en contra,  al friso de la primera mitad,  fue un aldabonazo en la conciencia de los atléticos, que salieron a comerse el mundo. La arenga de Simeone en el vestuario fue simple: “Ahora o nunca, la gloria o la nada. Escoged” ¡Y dejaron la piel (y la vida) en el empeño!

Paralelamente a esta lucha futbolística, Rafa Nadal, desafiando las leyes de la lógica, superaba dos partidos de infarto frente a Simón y Murray, respectivamente, para plantarse en la final de Roma. La perdió ante un Djokovik estratosférico. El manacorense felicitó a su rival y explicó en rueda de prensa. “He aprendido esta semana que tengo sigo teniendo ambición para ganar partidos muy difíciles”.

Hablamos de futbolistas y tenistas de élite. Pero la lucha se demuestra “golpe a golpe, partido a partido”. Ahí tenemos dos ejemplos castellano-manchegos en la ATP. Pablo Andújar (Cuenca, 1986, número 69 del Rankig Profesional) y Guillermo García-López (La Roda, Albacete, 1989, en el número 39). Andújar, cuya película favorita es “Gladiator”, fue campeón de dobles en Roland Garros 2004 y el políglota Willy García ha defendió a España en Copa Davis; fue el primer jugador en vencer a Nadal en esta segunda etapa de número 1 (Bangkok, octubre, 2010). Nadie ha dado más renombre a los “miguelitos robledanos” que Teledeporte de TVE.  Ambos jugadores representan el tenis moderno y competitivo. Recientemente hemos podido comprobar cómo ponían en apuros a los más grandes del circuito. Luchando.

El deporte es lo más parecido a la vida misma. El ejemplo de los deportistas elegidos para la gloria y de los que luchan por sobrevivir es siempre el mismo: “mientras se lucha, no se fracasa”. Apuntémonos a esta filosofía positiva en este tiempo de tanta incertidumbre. Necesitamos excesos deportivos como hace cuatro años el triunfo de La Roja. Gane el Real o el Atlético, ganamos todos. Este partido sí que es pura “Marca España”.

Desde la otra orilla del Olimpo romano,  Nadal lo expresó con su humildad y sencillez habituales: “La lucha siempre merece la pena”. Entramos en tiempo de descuento y gritemos con don Quijote. ¡Soñar lo imposible, soñar! Soñar no nos cuesta nada. Trabajar en equipo tiene que tener su recompensa. Es un instante, un mundo Y acabar para siempre con la maldición de “el pupas”. ¡Que los dioses rojiblancos nos asistan en  el delta del Tajo lisboeta, donde nuestro rio descansa desde su largo recorrido en la Sierra de Albarracín, y se hace océano para siempre!

 

Sin categoría

europa como necesidad/antonio regalado

BAHIA DE ITACA

 

                              Europa como necesidad

POR ANTONIO REGALADO

   Coincide la celebración del Día de Europa con el inicio de la campaña electoral al Parlamento europeo. La Unión es hoy más que nunca para todos,   una necesidad. Desde nuestro ingreso en la CE en junio de 1986,  España ha sido el país que más fondos comunitarios ha recibido y el que más ha  mejorado su calidad de vida, gracias a la inversión en infraestructuras. Precisamente ahora, tras veintiocho años de ser un país beneficiario, pasamos a ser contribuyente neto. Europa es, asimismo,  solidaridad.

La incorporación al club de nacionales libres  que han abandonaron la guerra definitivamente como elemento de supervivencia, ha sido la mejor decisión política exterior española del último medio siglo. Tras la II Guerra Mundial, Europa –salvo el desmoronamiento de la antigua Yugoslavia- ha conocido el periodo de paz y bienestar más largo. Y ahí estábamos nosotros. En elcorazón del europeísmo. Los acuerdos que  nacieron para romper los aranceles del carbón y del acero dieron lugar al Tratado de Roma. Empezaron 6 países:(Alemania, Francia, Italia, Holanda, Bélgica y Luxemburgo). Hoy somos 28 socios  -con 24 idiomas- y con siete más llamando a las puertas del cielo.

   Aunque la mitad del presupuesto comunitario se transfiere al campo a través de la PAC, los avances políticos y económicos (Banco Central Europeo) siguen adelante de forma imparable. Tenemos una moneda común aunque aún no hayamos llegado a la Unión Monetaria; adolecemos de una política exterior firme –sería un error optar por la neutralidad-, y no  disponemos de un sistema fiscal homogéneo. Pero Europa es hoy una potencia a nivel mundial y un interlocutor válido en los conflictos ucraniano, palestino y afgano. El desarrollo de nuestro proceso integrador es un referente en África e Hispanoamérica y el sueño de unos Estados Unidos de Europa está cada vez más cerca a pesar de la ampliación (prematura) y de los nacionalismos egoístas e insolidarios como el catalán, el vasco o el escocés.

   Castilla-La Mancha ha sido una de las regiones más beneficiadas por la PAC. Y el último acuerdo alcanzado por el ex ministro Arias Cañete y actual candidato popular, confirma que al menos hemos salvado parte de los ingresos de nuestros agricultores y ganaderos hasta al menos 2020. Cierto que existe un déficit democrático en las algunas instituciones comunitarias (Comisión y Consejo); que seguimos dependiendo del paraguas norteamericano en materia de defensa, que nuestra capacidad energética es débil, que no hay voluntad de acabar con los paraísos fiscales y que las políticas de inmigración  resultan insuficientes, pero la Unión en la diversidad, el espíritu de convivencia y la posibilidad de vivir y trabajar en cualquiera de los 28 países miembros, es una ventana abierta a la esperanza, sobre todo, en estos tiempos de crisis tan profunda. Ser ciudadano europeo es hoy un privilegio.

    El día 25 hay que llevar las urnas del europeísmo para que se ensanchen nuestros horizontes. Eso sí, ni un voto a los nacionalistas que quieren romper Europa y ni un voto tampoco a los partidos corruptos. En un mundo global, Europa es más necesaria que nunca aunque solo sea para seguir disfrutando de los DH, de las libertades y del privilegio de no pasar hambre. Votemos  para garantizar tres principios básicos: unidad, ética y austeridad. Solo así se creará más riqueza y, por tanto, más empleo. En suma, más España, más Europa.