directa

el presidente pierde su referéndum/antonio regalado

El panorama después de la batalla es desolador: solo habrá mayoría con un popurrí de partidos que no creen en España como nación.

España, sin CS, ingobernable

Antonio Regalado. Fotos: EL MUNDO

España ha hablado en las urnas y se ha quedado más bloqueada que antes. Habló el pueblo en la noche electoral más fría y lluviosa de la democracia. Ha ganado el PSOE por cuarta vez consecutiva pero ha perdido España. La debacle de Ciudadanos exigía la dimisión nocturna de Albert Rivera. VOX se dispara, el PP se consolida como alternativa y el PSOE gana perdiendo escaños. Pedro Sánchez, responsable del bloqueo actual -despreció a UP y a los 57 escaños de CS- debería marcharse para el dar paso a un nuevo Partido Socialista constitucional, liderado por socialistas decentes como Emiliano García Page. Y hablando de dimisiones, Pablo Iglesias debería retirarse a sus posesiones de Galapagar. Y ya puestos a pedir dimisiones continuemos pidiendo la del ínclito Tezanos, el manipulador mayor del CIS con dinero público.

Pablo Casado ha salvado los muebles con 88 diputados. Es el verdadero líder de la oposición. De una oposición sin gobierno. Y el único que puede desbloquear la situación tras la sombra alargada de VOX.

España en funciones

La irresponsabilidad del secretario general del PSOE y del presidente de ciudadanos -sumaban hasta ayer 180 escaños- nos han dejado en un túnel sin salida. Eran las 23:15 horas cuando Albert Rivera anunció un Congreso extraordinario. Mi impresión es que presentará la dimisión este lunes ante la ejecutiva. Y exigirá que Inés Arrimadas se haga cargo de los escombros centristas.

La gran coalición PSOE-PP, única mayoría para sacar a España del bloqueo, ha muerto de madrugada. El reinado provisional del doctor Sánchez comenzó con una moción de censura amparada en la mentira de la corrupción del PP, gracias a la sentencia “ensoñadora” de un juez prevaricador, desmontada por la Audiencia Nacional. Sobre la mentira solo se construyen miedo y división. Don Pedro Sánchez Pérez-Castejón es un genio de la impostura. Con apoyos directos de comunistas, separatistas, filoetarras y golpistas sólo han conseguido que el inquilino de La Moncloa está dinamitando al PS por seguir y planeando en el Falcon. El resultado tras el recuento final es sencillo: gana la izquierda, se desangra el centro y suben los separatistas: 31 diputados y Bildu con grupo propio. Hasta los antisistemas de la CUP ya han entendido el mensaje: se vive muy bien de las ubres de los PGE.

La amarga victoria

Tras este tsunami centrista y liberal, esperábamos su harakiri político en directo. Los españoles ya le han dicho no a Rivera; lo que digan los militantes en un cónclave antes de Navidad, no tiene importancia. Pudo regenerar España, cambiar nuestro país de parte a parte pero se empecinó en bloquear a un hombre solo. Es muy duro que el liberalismo y la igualdad se queden huérfanos por mucho tiempo. La gente no quiso votar a Lucas.

Sánchez ha perdido 3 escaños: una victoria pírrica, amarga. El pueblo le ha dicho que no está capacitado para seguir como inquilino de la Moncloa. Ha mentido a todos desde el 1 de junio de 2018. Y ahora, tras convocar este referéndum del 10-N, nos ha sumido en un bloqueo permanente. Las derechas no se acercan ni de cerca a los 176 diputados. Las izquierdas suman más incluyendo a los separatistas. La investidura del ganador más inestable que nunca. El desgobierno está servido. Estas elecciones eran un plebiscito del presidente. Hay un compromiso para desbloquear este laberinto. Sin dimisiones de los protagonistas que nos llevaron a la incertidumbre, no se puede abordar el futuro. España no puede esperar.

En Génova, Casado ya ha dejado claro que quién convocó el referéndum, debe sacarnos del atolladero. El presidente (disfuncional) insistió en que esta vez, “sí o sí”, los españoles han dicho que quieren un gobierno progresista. Presidido por él, naturalmente. Los socialistas van de victoria en victoria hasta la derrota final.

Pedro, el político más egoísta de este siglo, exige a todos generosidad. ¡Con UP, sí¡ gritaban en la sede del PSOE. El equipo ganador se sencillo: PSOE (120), Unidas Podemos (35), Más Madrid (3), PNV (7), Bildu (5), ERC (13), JxCataluña (8), CUP (2), PRC (1), BNG(1) y TE (1). 196 ¿Quién gestiona este pluripartidismo, este Frente Nacional? Conviene tener en cuenta que una cosa es la investidura y otra la gobernabilidad. Sánchez está más débil que nunca. ¿Cuál será el precio a pagar por unos Presupuestos Generales socialistas?

Delirio plurinacional y federal

El panorama después de la batalla es desolador: solo habrá mayoría con un popurrí de partidos que no creen en España como nación. Pedro Sánchez y Albert Rivera impidieron gobernar y reformar un país acosado por los enemigos de la Patria. El irresistible ascenso de VOX – ya los tratan como la extrema derecha; mañana serán fachas irredentos y en diciembre racistas nazis – será la justificación para que el PSOE abandone definitivamente el constitucionalismo. ¿No existe nadie en Ferraz que convenza a Sánchez de su delirio plurinacional y federalista? Me temo que no, amigo Page.

El pueblo ha elegido este domingo: Mas PSOE, más VOX, Más secesionismo y menos centrismo y liberalismo. Esto es lo que hay tras haber votado la gente en libertad. Pedro Sánchez seguirá mareando la perdiz hasta que Quim Torra se queme a lo bonzo junto a sus cachorros terroristas de CDR y convoque elecciones en la Generalidad de Cataluña. El PSC pactará entonces con ERC, los golpistas volverán a la calle y, a partir de ese pacto, apoyarán al presidente y doctor en económicas que no distingue crisis de desaceleración. (Gracias, Iñigo Alfonso por tu profesionalidad; eso es RNE).

España, pues, seguirá en funciones todo el invierno. Ingobernable. Ojalános equivoquemos: pero volveremos a las urnas en primavera.

El pueblo ha elegido este domingo: Mas PSOE, más VOX, Más secesionismo y menos centrismo y liberalismo. Rivera debió dimitir en directo tras el hundimiento de Ciudadanos.

directa

otoño en llamas/antonio regalado

Las elecciones del 10-N son las más decisivas de este siglo XXI. Porque el fantasma económico resurge como en 2007 y la unidad de España está más amenazada que nunca.

OTOÑO EN LLAMAS

Antonio Regalado / Fotos: EL MUNDO, EL PAÍS y AR.

Las urnas esperan un cambio radical de los mismos políticos que no fueron capaces de ponerse de acuerdo el 28 de abril. Ahora, precisamente ahora, la Audiencia Nacional nos ha confirmado que el motivo troncal de la moción de censura –la supuesta financiación irregular el PP de Mariano Rajoy– era una interpretación torticera (y por tanto prevaricadora) del juez Ricardo de Prada, amigo íntimo de la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, la fiscal que “bebe el vino de la copa del también juez prevaricador, Baltasar Garzón” y que aplaudía la “información vaginal” de las cloacas del multiusos Villarejo. ·”Éxito asegurado”, pronosticaba la notaria mayor del Reino, que pasará a la historia por levantar acta de la exhumación de Francisco Franco. La traición del PNV y los compañeros de viaje de UP, Mareas y separatistas del norte y del este, provocaron una disruptura democrática con la promesa incumplida de convocar elecciones inminentes.

Una vez que Pedro Sánchez saboreó los placeres de La Moncloa, incluidos los viajes en Falcon (todo gratis total) su programa fue sencillo: anclarse al poder. Engañó a todos todo el tiempo (a Rajoy, a Rivera, a Iglesias, a los discípulos del racista Sabino Arana, a Otegui, a Puigdemont, a Junqueras. En primavera, azuzó el fantasma de la ultraderecha de VOX y en otoño vuelve a la carga con un órdago para polarizar la campaña: “O él, o un gobierno del PP con el franquista” Abascal. Mentiras. Incorregible el presidente disfuncional que juega siempre con cartas marcadas como denuncia la Junta Electoral Central.

El bloqueador

Toda la carrera política del doctor Sánchez es un plagio. Ha tenido varias oportunidades de conformar gobierno pero en el minuto de descuento echaba el freno y daba marcha atrás. ¿Recuerdan el solemne acuerdo con don Pablo I, el de Galapagar,  en el Palacio de la carretera de la Coruña con el membrete del Gobierno de España y el de Unidos Podemos –confundiendo Ejecutivo  y PSOE-  para ofrecer un mandato  estable, ecológico, feminista, digital, igualitario;  en suma, super, super progresista?  Las ofertas a la señora del doctor Iglesias y a tres o cuatro privilegiados colegas para entrar en el Consejo de Ministros se disolvieron como un azucarillo en aguardiente castizo.

Y entonces fue cuando el líder de lo que queda del 15-M, se sintió herido en su honor. Luego, vino el ofrecimiento in extremis de los 57 escaños de Ciudadanos. Mayoría absoluta con Rivera.  Bloqueó de nuevo el pacto y se lanzó a lo que mejor sabe hacer: mitinear. Sobre todo, porque como de geografía anda pez,  –“sí, vengo de Huesca y mañana voy a Aragón”, aseguró  en la SER”-, pues dice en cada plaza lo que quieren oír sus parroquianos. Esta vez parece que no va con su chica parada… con tantos nombres como  ciudades visita. 

El eslogan de campaña, Ahora gobierno Ahora España, Ahora sí, invitaba al optimismo. Pero 24 horas después de presentar el programa oficialmente tuvo que “mejorarlo” con lo de la plurinacionalidad y el federalismo –jamás han explicado estos conceptos ni en San Sebastián, Granada y Barcelona- para contentar a Miquel Icetael colaboracionista más necesario y brillante del golpismo catalán. Don Pedro Sánchez tiene bloqueado al PSOE –que nos ha gobernado casi 25 años de nuestra vida- y solo exige  adhesiones inquebrantables. Hay que otorgarle una medalla pensionada por la exhumación de los restos de Franco. ¡Qué valentía el de este doncel! ¡qué coraje¡ ¡qué valor¡ ¡qué supremo heroísmo al ganar una batalla con un Cid Campeador muerto en la cama hace casi medio siglo¡ 

Más que unas elecciones

Las elecciones del 10-N son las más decisivas de este siglo XXI. Porque el fantasma económico resurge como en 2007 y la unidad de España está más amenazada que nunca. Pareciera que tras los dos referéndums ilegales de 2014 y 2017, y la proclamación de la república catalana, con el dúo Rajoy-Soraya en el poder, las cosas no podían ir a peor: nos equivocamos. Este otoño, Cataluña –y en especial Barcelona- han ardido durante ocho noches de violencia revolucionaria, con comandos organizados (los CDR y el Tsunami Democrático –hay que tener desvergüenza para denominar así el terrorismo- alentados por el representante del Estado en la CCAA, Quim Torra y justificando la violencia por organizaciones como el Parlament, la ANC y Omníum Cultural “para visibilizar el conflicto a nivel internacional”.

La cobardía de los últimos ministros del Interior del gobierno popular, Fernández Zoido podría considerarse temeraria  tras la tregua-trampa del pusilánime Pequeño Marlasca, que no ha sido capaz de garantizar el orden público en el partido de la Liga de Fútbol  Barcelona-Real Madrid, por las amenazas de los terroristas subvencionados por todos nosotros. Eso sí; habrá derroche de medios en la cumbre del Clima en diciembre para hacerse la foto con Greta pero ni una decisión urgente para la catástrofe del Mar Menor. Tiene una explicación lógica: Murcia no es una nación

El TS ha dictado una sentencia demasiado benévola (delito de sedición y malversación de fondos públicos para los golpistas del 1-0)  –con este Código Penal nunca se podrá aplicar el delito de rebelión- y, amparándose en esa ensoñación del magistrado Varela – van a reformarlo no para incluir con claridad el delito de secesión sino el “delito de seducción”.

En diciembre de 2012, los dirigentes de ERC ya eran conscientes del agujero negro de las leyes españolas, su mejor pasaporte a la independencia. “No hay leyes para pararnos, no van a meter a un millón de catalanes en la cárcel, no van a mandar los tanques ni a la Guardia Civil, y algo más elemental: el gobierno no hará nada”. (Declaraciones de Jordi Bosch –hoy ministrillo de Exteriores de Cataluña- recogidas por este periodista en la reunión mensual de Europa en Suma.

¿Creen ustedes que ante tamaño desafío el Congreso de la Nación ha debatido el problema de Cataluña e implementado alguna iniciativa parlamentaria para parar el procès que sigue en marcha? Ninguna. No nos cansaremos de repetir que el Juramento único para cargos electos y funcionarios y una adaptación de la enmienda XIV de la Constitución de los Estados Unidos consagrando la lealtad constitucional- hubieran impedido llegar hasta aquí. 

Gobierno constitucionalista

Por fortuna, aún tenemos algunos jueces sin miedo, algunos fiscales indomables, una Constitución del 78 en vigor y un rey de España que ha dado muestras de que es el primer servidor de la Nación en estos tiempos difíciles. Lo hizo el 3 de octubre de 2017 y regresa  con toda la familia a  Cataluña este lunes para presidir los Premios  Princesa de Gerona. Será el bautismo de fuego de la princesa de Asturias tras su debut público de la pasada semana en Oviedo. 

El nazismo-comunismo catalanista, favorecido desde la Generalidad –resulta increíble que se abra una investigación a los Mossos por cumplir con su deber y se pida la excarcelación de los detenidos por agredir a la Policía- , es lo propio de un gobierno autónomo en rebeldía, cuyo indigno presidentacude a cortar carreteras, que homenajea a los saboteadores de los servicios públicos y no condena la violencia de los terroristas encarcelados hace tres semanas. “No nos representan”, dice el racista lacayo del desertor Puigdemond, mientras acude en coche oficial a bendecir a los encapuchados de las autopistas con Ibarretxe de cuerpo insepulto, a la vez que su mujer invadía los accesos al aeropuerto de El Prat, -también en coche oficial, como madre lideresa de sus hijos afiliados a los CDR.

El espectáculo de los Rectores de las Universidades catanas es bochornoso. Se han rendido a los vándalos que propagan miedo y odio, han pactado su inmunidad, les prometen el aprobado general por asistir a las manifestaciones, les quieren eximir del pago de matrículas y tasas y permiten que los alumnos que lo deseen no puedan asistir a su trabajo; recibir clases.  ¿No es eso malversación de fondos públicos? ¿Y qué han dicho el presidente del Gobierno en funciones, el ministro volador (también en funciones) y la CRUE? Nada. Que hay normalidad y que el PP fue un semillero de separatistas.  No existe autonomía cuando no hay autonomía financiera. Y las Universidades españolas  dependen en un 80 por 100 de los PGE. Cataluña adeuda al Estado 78.000 millones que nunca piensa pagar. 

Por último, ¿qué pensar de los alcaldes y ediles de la AMI que utilizan sus bastones como lanzas contra España y apoyan a los golpistas,  y del Cuartel General de la trama revolucionaria que es TV3?  Que toda su chulería se la pagamos nosotros. Desgraciadamente. 

Resulta conmovedor ver a los empresarios catalanes –aquellos herederos del golpe de estado de 1923 que nos impusieron desde la Ciudad Condal al dictador Primo de Rivera para segur con sus privilegios proteccionistas– cómo imploraban ante el monarca español un acuerdo en Madrid. ¿Qué han hecho durante la dictadura pujolista y los tripartitos? Se lo diré en dos palabras: corromper a todos los partidos políticos con comisiones del 3 al 10 % y callar como una banda mafiosa. El apoyo explícito de CCOO y UGT es sencillamente canallesco.

Necesitamos, pues,  un gobierno constitucionalista la noche misma de pasar por las urnas. Un gobierno valiente que aplique las leyes, que proteja a los catalanes que viven bajo el miedo y el terror. Unos catalanes y españoles que han estado abandonados desde hace 40 años y especialmente por los tres presidentes más nocivos en la democracia española: Zapaterodon Mariano y PS, el doctor “cum laude del plagio”.

Rearmar al Estado

Aplíquense las normas en su integridad y amplitud. La Ley de Seguridad Ciudadana, el Código Penal, el Civil y el artículo 155. El Parlamento salido de las urnas tiene como primera misión rearmar al Estado. Desgraciadamente, la llave de la gobernabilidad la tiene el PSOE. Porque tras la declaración de Barcelona con el anfitrión Torra y el invitado especial Arnaldo Otegui, la disyuntiva es clara: o democracia o tiranía. O unidad de la Patria o federalismo asimétrico; es decir, más desigualdad, más injusticia social y menos libertad.

El  “tsunami de nazis insurrectos” ya  ha amenazado con boicotear colegios y taladrar la ciberseguridad del recuento. Luego no digan que no lo sabían

Éstas no son unas elecciones para dirimir si gobiernan las derechas o las izquierdas: son una cita única para consolidar las instituciones democráticas en el seno de la UE o para volver al Frente Popular de los años 30. Ya han inhumado a Franco del Valle de los Caídos; una pírrica victoria que se complementará con el derribo de la Cruz y con el advenimiento de una Memoria Histérica que nos helará el norte del corazón. Como demócratas no vamos a pedir que inhumen a Sánchez de la Moncloa, como se pide en las redes sociales. Es más; queremos que recupere el sueño que le quitaba gobernar con Pablo Iglesias. Que decida el pueblo español en libertad.

__________

Resulta conmovedor ver a los empresarios catalanes –aquellos herederos del golpe de estado de 1923 que nos impusieron desde la Ciudad Condal al dictador Primo de Rivera para segur con sus privilegios proteccionistas– cómo imploraban ante el monarca español un acuerdo en Madrid_____

Lo progresista es hacer un gobierno fuerte, patriota y que cumpla y haga cumplir las leyes. En un Estado de Derecho nadie esta por encima ni al margen de la ley. Si el bloqueo impide un nuevo tiempo de reformas urgentes,  todos los candidatos deberían dimitir. No nos merecemos un equipo de políticos saboteadores. Dialogo,  por  España como necesidad.

El rey Felipe VI es el último muro de contención para instaurar la III República. Estamos con la Monarquía Parlamentaria y con la Carta Magna del 78. Todos a las urnas el domingo próximo. Hay mil motivos para votar: Ahora, España (PSOE), España en Marcha (Cs), España siempre (Vox) Por todo lo que nos une (PP) Un gobierno contigo UP.

Ahora sí. Acabemos con este otoño catalán en llamas en esta semana sin apenas lluvias. BAHÍA DE ITACA

LO QUE QUEDA DE LA SEMANA

Sin categoría

condena a la nación/antonio regalado

Desde el pasado lunes, los presos no son golpistas; cierto, pero jurídicamente hablando sí son unos delincuentes. Delincuentes y sediciosos.

Condena a la Nación

Antonio Regalado

Permítanme que empiece pidiendo perdón a los golpistas. A los golpistas sin golpe. A unos ensoñadores románticos que querían romper España. Desde hace meses hemos venido transmitiendo en vivo y en directo lo acontecido en Cataluña. Tras la aprobación de las leyes de desconexión –una copia exacta de la Ley Habilitante de Hitler del año 1933- relatamos el referéndum ilegal del 1-0 de 2017, acudimos a la histórica manifestación del 8-0 tras el llamamiento del Rey. Luego contamos el pleno de la proclamación de la República catalana aquel 27 de octubre por el escapista Puigdemond.

Vivimos en el Senado la tarde aquella en la que se aprobó el 155 descafeinado, denunciamos la huida del poco honorable president y la encarcelación de los acusados mientras instruía la causa el juez Pablo Llarena. Evidenciamos la presión del gobierno sobre la Fiscalía General y la Abogacía del Estado y tuvimos el privilegio de escuchar el acoso y derribo de Edmundo Bal –dimitió con honor y dignidad-, y, finalmente, seguimos muy de cerca el juicio del proceso en el Alto Tribunal. Desde el pasado lunes, los presos no son golpistas; cierto, pero jurídicamente hablando sí son unos delincuentes. Delincuentes y sediciosos.

La sentencia de Sánchez

Los hechos encajaban perfectamente en el artículo 472 del Código Penal como demostraron los fiscales con Javier Zaragoza al frente; un delito contra la Constitución cuyo supuesto específico es la de “declarar la independencia de una parte del territorio nacional”. Lo de violencia sí, violencia no se ha inclinado por el no. No hubo suficiente. La rebelión en caso de tentativa se descartó y en aras del consenso el presidente de la Sala, Manuel Marchena, optó por rebajar las penas hasta homologarlas con las peticiones del Gobierno. ¡Qué coincidencia! Esta es la sentencia de Sánchez y le proporcionará –le está proporcionando ya-, grandes beneficios políticos. Con esto y con la exhumación de los restos de Francisco Franco, éxito asegurado el 10-N. La sentencia humilla al juez instructor, a los fiscales, al Monarca que puso en pie al país el 3 de octubre de hace dos años ante la inoperancia del Ejecutivo y de los partidos políticos y condena a la Nación y en especial a los españoles constitucionalistas que viven en Cataluña

Un pasteleo judicial

Ya es vergonzoso que la sentencia se haya filtrado 72 horas antes, desde el corazón mismo del Palacio de Justicia, siempre al mismo medio de comunicación, que ha apoyado a los rebeldes. El traidor estaba dentro de la Judicatura. Esta condena de los delincuentes políticos les libera del fantasma del golpismo y les convierte en alborotadores, (en héroes), lo mismo que hacen a estas horas en el Principado los CDR y los agitadores del tsunami democrático” en esta semana de ira, asediando el aeropuerto y paralizando las calles en Barcelona. ¿Por qué el Gobierno no militariza este vandalismo para acabar con el proceso revolucionario? Marlaska, Ábalos y Sánchez mirarán para otro lado. Lo grave, lo más grave es que en España no existe el delito de secesión. Gracias Felipe González, gracias Juan Alberto Bellod, gracias Margarita Robles. Ni el de la convocatoria de referéndums ilegales. Gracias ZP, gracias José Antonio Alonso.

Este pasteleo judicial es una cobardía que deja desarmado al estado de derecho en España. Si a ello le unimos el llamamiento a la desobediencia de las autoridades de la Generalidad –Torra es el representante del Estado en esa CCAA- estas penas mínimas ya no necesitan indulto. Todos a casa –“haciendo un Pujol hijo”- todos a casa por Navidad. Los terminarán dando condecoraciones pensionadas. Ahora nos enteramos que los líderes del procès usaron la promesa de independencia como un señuelo. Es decir, todo era una broma, como sugiere el Supremo. Este ilusionismo buenista por unanimidad nos destruirá. La sentencia juzga ensoñaciones, no hechos. En suma, blanquea el golpismo.

Las penas de entre 9 y 11 años son el mejor pasaporte para dar el golpe definitivo. Porque el proceso no ha terminado. La independencia es su estación término.

Si los siete magistrados tan piadosos con los delincuentes como temerosos con Europa creían que esta rebaja amainaba al nazionalismo catalibán, se equivocan. Su generosidad pastelera ya ha sido descrita como una venganza. Y la propaganda de Diplocat ya ha inundado de victimismo desde la BBC a Bloomberg, pasando por el NYT, The Guardian, Le Soir y Le Figaró, los verdaderos generadores de opinión pública mundial. ¿Qué hace nuestra diplomacia en el exterior? Lo mismo que con Rajoy: nada de nada. Si perdemos la propaganda de la mentira nunca recuperaremos el relato de la verdad.

Las reacciones internas

Los políticos en prisión cinco estrellas amenazan con la llegada del fin del mundo. Mientras la deslealtad no se castigue con penas de inhabilitación política y económica extensas, esto solo empeorará. El presidente del Gobierno ha salido a la palestra para decir que “garantiza el absoluto cumplimiento de la sentencia”. Una obviedad en español y en inglés.

Casado y Rivera han ofrecido su leal colaboración al presidente en funciones para que cumpla y haga cumplir la ley. Empezando por la Constitución. Continuando con que el castellano no sea perseguido en Cataluña. El líder naranja ha pedido, además, una reunión urgente en Moncloa con el doctor Sanchez y con el líder del PP para establecer una unidad de acción. Moncloa ha dicho no. Lo exige el hombre fuerte de Ferraz, Miquel Iceta.

_____________________________________________________________________________________

Las Dudas: ¿No hubo al menos conspiración para la rebelión? ¿No existió rebelión en grado de tentativa? ¿Declarar la República de Cataluña en el Parlament no es secesión, aquí y en Pekin?

_________________________________________________________________________________________

Si yo tuviera algo de influencia sobre los tres políticos, no solo les recomendaría cerrar una hoja de ruta constitucionalista sino que les pediría que explicasen la sentencia en el Congreso, ante el Pleno de Estrasburgo en el Capitolio para explicarle a sus señorías que quien le echa un pulso al Estado lo pierde. Y a continuación, los tres se reunirían con la sociedad civil catalana para decirle alto y claro a los constitucionalistas que no están solos. Naturalmente que a esto último, también se opondría el primer secretario del PSC. Y les exigiría, además, que reformaran en caliente y de una vez el CP para evitar este bochorno judicial.

Ningún presidente ha viajado nunca a Barcelona para enviar este mensaje tan urgente y necesario a nuestros compatriotas abandonados en el noreste de España. Los encuentros de Rajoy-Soraya les llevaron a confirmar públicamente que “como eran ilegales los dos referéndums, no se celebraron nunca”. Unas lumbreras. Sánchez-Pérez Castejón, recibió en Moncloa a Torra con el lazo amarillo de los políticos presos y luego le tendió una encerrona con los 21 puntos de la vergüenza de Pedralbes –relator internacional incluido- que solo la manifestación de la Plaza de Colón logró parar.

Es lógico que Sánchez sienta agradecimiento a Pdecatos y a ERC que le auparon con UP y PNV al Gobierno de la Nación. Y ahí sigue. Ahora tendrá que decidir quiénes son sus compañeros de viaje, sobre todo tras conocer las reacciones de Iglesias –“frente a las derechas incendiarias y a un PSOE riverizado, Unidas Podemos representa el diálogo, la empatía y la fraternidad en Cataluña”. Este admirador del Che sigue apostando por el inexistente derecho a decidir y el referendum. Errejón considera la sentencia desproporcionada y mantiene su filosofía populista de Más país, menos España. Fue claro en Antena3: “no apoyaré a Sánchez si aplica el 155″. Un socio fiable.

Abascal y Vox se personaron en el procés y ya han recurrido la sentencia al TC por considerarla impropia al descartar el delito de rebelión. Los peneuvistas y los herederos de Eta, en la misma senda de deslealtad con la Nación.

Enseñanzas de una sentencia perversa

Acatamos la sentencia porque proviene de un tribunal democrático y garantista; pero los hechos que vivimos no se reducen a la sedición. ¿No hubo al menos conspiración para la rebelión? ¿No existió rebelión en grado de tentativa? ¿Declarar la República de Cataluña en el Parlament no es secesión, aquí y en Pekin?

Los españoles pocas veces tenemos el valor de encarar con coraje el futuro. Con la ley en la mano, era el momento de parar los separatismos en País Vasco, de Navarra, Cataluña y en el resto de los paísos catalanes (Baleares, Valencia y Aragón. Lo del Rosellón francés va un farol. Lo más escandaloso es que todo les sale gratis total.

La primera enseñanza que tenemos que sacar de este potaje jurídico que no contenta a nadie – pasó lo mismo con la sentencia del 11-M del arrogante y bizcochable Gómez Bermúdez– es que nunca se podrá aplicar el delito de rebelión contra los golpistas verdaderos. Momento para reformar el CP en profundidad.

Ante tanta ausencia de lógica y de sentido común, convendría, además, A) modificar la ley electoral para que en el Congreso solo se pueda entrar con un mínimo del 3 o el 4 % de sufragios a nivel nacional. B) instaurar el delito de secesión que combate directamente el separatismo en la Nación. C) Juramento único para todos los cargos electos (diputados, senadores, parlamentarios regionales, alcaldes, concejales, funcionarios y cargos “digitales”) que no adquirirán la condición de servidor público si no acatan la Constitución y las demás leyes del Reino. Si no juras lealtad, no cobras. Y en el supuesto que esa deslealtad se manifieste se podrá inhabilitar sin empleo ni sueldo a cualquier funcionario que atente contra la unidad de la patria, colabore en ello o malverse fondos públicos. (Léanse ustedes las diez líneas de la enmienda XIV de la Constitución americana que han impedido que nunca haya habido una sola rebelión en los Estados Unidos). Y por supuesto, ni un indulto a los golpistas, corruptos y corruptores.

¿Sabían que desde que comenzó el desafío secesionista en Cataluña no se ha legislado nada para poder neutralizarlo? Hace no mucho el presidente en funciones aseguró en un mitin que el camino en Cataluña es el diálogo entre los propios catalanes para vivir en comunidad (en convivencia), como si la soberanía nacional dependiera de ellos, y luego, recomendó mucho diálogo y mucha ley. Ley y dialogo, por este orden.

Los constitucionalistas estamos preocupados porque el PSOE –siempre el PSOE- es el que tiene la llave de la gobernabilidad. Y pocas veces cumple con su deber. O PSOE, PP, Ciudadanos y Vox se unen, o los nacionalismos excluyentes y los comunistas bolivarianos y populistas romperán España de parte a parte. “La independencia es el camino”, señalaba minutos después de conocer la sentencia Laura Borràs, portavoz del PDeCAT en el Congreso de los Diputados. En vez de inhabilitarla política y económicamente, le pagamos un sueldo. No nos lo tomamos en serio pero por eso ellos “lo volverán a intentar.

El nazionalismo es el mayor cáncer de la democracia. Dice Sánchez –y Sánchez dicen que es un hombre honrado- que entramos en un tiempo nuevo. ¿Tiempo nuevo? Más hilo a la cometa, señor presidente. Todo es rancio. Todo medieval. Esta sentencia maldita abre la puerta de par en par al golpismo inacabado. Hasta aquí ha sido un ensayo general con todo. Mañana empezaremos a ver las representaciones en vivo y en directo de las sonrisas de odio. Esto no es una “ensoñación” como declara el TS sino una “pesadilla supremacista”. No es un delito de orden público sino un torpedo nazi contra la Constitución y contra la Monarquía Parlamentaria. Es la hora del constitucionalismo sin fisuras y sin complejos. España y Europa son nuestra esperanza. La Carta Magna el único sendero.

Lo que queda de la semana

Exhumación de Franco

Dubái celebra la Hispanidad

Los Reyes saludan a un valiente

Ainhoa Arteta, emociona

El general Garrido

Desfile nacional

Eliud Kipchoge, sin límites.

Sin categoría

la molienda electoral/antonio regalado

La detención de nueve elementos de los CDR con explosivos, que formaban parte del Equipo de Respuesta Técnica (ERT) ha encendido todas las alarmas. Se destapó la violencia institucional.

La molienda electoral

Antonio Regalado. Fotos: El Mundo, Agencias y AR.

Se cumplen dos años del discurso del Rey. La Nación entendió el mensaje y se puso en marcha. Tras la inmortal manifestación del millón de ciudadanos libres en la Ciudad Condal –yo estuve allí- los políticos aplicaron con desgana el 155. Y ya sabemos los resultados: moción de censura del doctor Pedro Sánchez aupado a La Moncloa por unos socios pocos recomendables que terminó con un gobierno bloqueado; pacto de Pedralbes, relator, elecciones en abril, teatro del absurdo hasta el 23 de septiembre con Iglesias Turrión, parón en todas direcciones y nueva convocatoria para el 10-N. Delito político: perder el tiempo.

A los españoles las urnas nos sientan bien. Y estaremos votando dentro de 37 dias tras haber tramitado en el Ayuntamiento la baja del INE para que los partidos políticos adelgacen su factura con el envío masivo de papeletas

Los nuevos problemas

El desafío permanente de Torra, Torrent y Puidemont al Estado “represor”. El poco Molt Honorable cobra de ese “estado represor” 175.000 euros de sueldo al año por amenazarnos a todos, el doble que Pedro Sánchez Pérez-Castejón. El president del Parlament, 160.000, y el cobarde y fanfarrón huido a Waterloo nada menos que 114.000. A su señora, la Diputación (socialista) de Barcelona le ha renovado el contrato con 78.000 euros por curso.

La detención de nueve elementos de los CDR con explosivos, que formaban parte del Equipo de Respuesta Técnica (ERT) ha encendido todas las alarmas. Se destapó la violencia. Siete están ya en la cárcel. La justicia y la Guardia Civil han rendido un servicio impagable a la sociedad a pesar de la bronca de Marlaska a los mandos de la Benemérita y de las filtraciones desde Interior.

La sentencia del Tribunal Supremo va a ser el primer muro de contención contra los primeros golpistas. Pero el verdadero procès empieza ahora al comprobar que los Comités (Comandos) de Defensa de la República (CDR) son el brazo armado de la Generalidad y de sus servicios secretos. Torra se jactó de que toda su familia militaba en este colectivo y les alentó -¡presionad!– a seguir desestabilizando todas las instituciones. “Nacimos –se lee en su página web- para conseguir el Referéndum; crecimos para defender la República y haremos temblar al enemigo”. Ya habían intentado sabotear las comunicaciones y los transportes; ahora planeaban un atentado de verdad entre el 1-0 y la sentencia del primer capítulo del golpe de Estado. La sombra de ETA planea sobre este pacifismo subvencionado para incendiar la democracia.

El penúltimo pleno del Parlament aprobó en contra de los letrados de la Cámara una iniciativa legislativa alentado a la insurrección –ellos le llaman desobediencia civica-; otra, la puesta en libertad, tras jalearlos, de los terroristas de CDR; una tercera exigiendo la expulsión de la Benemérita y una cuarta moción para extender el derecho a decidir –no existe ese derecho en ninguna legislación del mundo- a Baleares, Comunidad del País Valenciano y el Rosellón francés. Una clara violación de la Carta Magna que prohíbe la anexión entre CCAA y un atentado a la soberanía nacional francesa. En realidad, es una prolongación de la Ley Habilitante de Hitler (1933) que comenzó con las denominadas leyes de desconexión de septiembre de 2017 y culmina con “esa espacio vital” del nazismo del 37.

¿Va a enviar ahora la “embajada” de la Generalidad ese acuerdo del Parlament a la Asamblea Nacional Francesa? No. Callarán como zorros aunque su intención sea romper la sacrosanta unidad de la República Francesa. Nunca lo conseguirán. Y lo saben. Qué gran ocasión para que Albert Rivera le cuente a Macrón en El Elíseo quiénes son estos catanazis que aplauden a sus terroristas en la sede del Legislativo, mientras expulsan al portavoz de Ciudadanos Carlos Carrizosa por defender la convivencia y la ley.

Y mi admirada Cayetana tiene otra oportunidad excepcional para remitirle un largo comunicado a Le Figaró y a los ingenuos diputados de la izquierda, la derecha y el centro de nuestro vecino del norte, explicándoles en profundidad que la “revolución de las sonrisas” es “una universidad de odio y denazionalsocialismo”, y que el separatismo es una fábrica de mentiras permanente.

Siempre en campaña

La crisis económica está aquí de nuevo y parece que viene para quedarse. El gasto de las administraciones públicas, sin presupuesto, lo pagaremos en las pensiones y en el empleo. El súbito desbloqueo de 7.000 millones a las CCAA, aun estando en funciones, confirma que todo es campaña electoral. Un grifazo electoral. El Brexit es solo un adelanto de las amenazas china y estadounidense. Si a ello añadimos, el nuevo pulso al Estado del PNV exigiendo “el derecho (de ETA) a decidir” en el nuevo Estatuto, la tensión está servida. La gravedad de la situación obligará a los demócratas a la gobernabilidad durante una legislatura entera.

Los componentes de esta molienda electoral son más simples de lo que parece: o los demócratas nos unimos en torno al Rey y a la Constitución (Unidad de la Patria) o habremos desperdiciado los consejos y el mandato del monarca en su mensaje televisivo hace ahora 730 días. O ganará el nuevo Frente Popular.

España es el debate (central) del 10 de noviembre. Otra vez más. “Ahora, España”, explica sin complejos el presidente en funciones. Y advierte a los separatistas que si no cumplen la ley aplicará el 155 y la Ley de Seguridad Nacional. Ley y Dialogo. Por este orden.

Éste es otro Pedro Sánchez. Desde luego no es el que le dijo a Rivera en sede parlamentaria que “su discurso solo tenía tres argumentos: 155, ETA y Venezuela”. ¿Podremos confiar en un político que no distingue el jamón serrano del ibérico? ¿Confiaremos en un político que entregó Navarra a Bildu, gobierna en 40 ayuntamientos catalanes con los separatistas y en la Diputación de Barcelona? ¿Por qué no se abstiene el PSC, por dignidad, en la moción de Ciudadanos contra Torra? Sánchez es lo más parecido al péndulo de Foucault. Miente con arrojo pero cabalga erguido sobre sus contradicciones con toda naturalidad.

Bienvenida sea la reconversión constitucionalista del PSOE sanchista, aunque llegue en periodo electoral. De momento, Pedro Sánchez abre las puertas para formar un gobierno alternativo al de Unidas Podemos con Ciudadanos y el PP. Hablar de un gobierno de concentración nacional con una inmensa mayoría demócrata y constitucionalista, sería el menos malo de los escenarios posibles que nos esperan ante los desafíos al Estado de Derecho orquestados, siempre, en tiempos de crisis, desde el norte y el noreste.

Demasiados actores (secundarios)

Creo firmemente que el bipartidismo ha muerto. Y ha muerto por exceso de corrupción. Ya dejó escrito George Orwell que “un pueblo que elige corruptos, impostores, ladrones y traidores, no es víctima, es cómplice”. La irrupción de UPyD, -qepd-, de Ciudadanos y de Unidos Podemos cambió el panorama político de la Transición. Los nuevos actores, VOX y Más País, confirmarán que los dos millones de indecisos pueden cambiar las mayorías a izquierda y derecha (13 y 9 millones de votantes) frente a los bloques actuales (11+11 millones)

Pablo Iglesias es otro hombre desde su paternidad. Ha “mareado” a tanta gente desde sus posesiones de Galapagar que, tras perder la mejor ocasión que vieron los siglos para que su señora se sentara en el Consejo de Ministros, se ha quedado solo en la mitad de la nada. Ahora amenaza con ser vicepresidente si sus votos son necesarios para que Sánchez siga en La Moncloa. Toda una venganza.

Errejón –ese maestro de las becas black en Málaga por 1.800 € al mes- se ha convencido a sí mismo de que es más rentable refugiarse en las faldas de doña Carmena, cobrar en la Asamblea de Madrid como portavoz 5.800 euros y hacer pellas. No firma ni las propuestas parlamentarias. Lamentará que “este país” es mucho más país si se hubiera llamado Más España. Pero España le descompone por dentro y por fuera. Es un “potrito de “Vallecas” para dinamitar a sus amigos.

____________________________________________________________________________.

Rivera debe solicitar a Sánchez que convoque una Reunión Urgente en Moncloa con los cuatro partidos constitucionalistas para que se comprometan a mantener una unidad de acción conjunta frente al golpismo secesionista ahora y tras el 10-N

__________________________________________________________________________

Ha renunciado a la presidencia de Más Madrid –el debate regional le aburre- pero eso sí, continúa como diputado con 3.500 euros/mes que le pagamos todos nosotros para que haga campaña con el único fin de apoyar al PSOE que lo terminará fagocitando como hizo con Nueva Izquierda. Porque programa, lo que se dice programa, no tiene otro que el mismo de Iglesias en su vertiente kichnerista y venezolana de tres comidas diarias.

VOX tiene vocación de permanencia con su España Siempre. Y su histórico gesto de presentar a un solo diputado por provincias (renunciará en las que apenas tiene votos) explica que muchos populares volverán a la casa madre de Génova 13. ¿Una integración de cara al futuro? Con VOX y PP, España Suma

Ciudadanos y Albert Rivera se hallan ante una encrucijada: O seguir empecinados contra el presidente en funciones o liderar el constitucionalismo, objetivo primero y esencial de su nacimiento en Cataluña. Casi dos meses de silencio veraniego y esa estúpida estrategia de “pactamos con el PP pero no con Abascal y su gente”, ha desconcertado a una buena parte de sus votantes.

Después de los resultados de las europeas, municipales y autonómicas, Pablo Casado se ha erigido en el líder de la oposición. Perder el tiempo en desbancarlo tras gobernar en Madrid (Comunidad y Ayuntamiento), en Castilla y León, en Murcia y en Andalucía, es una irresponsabilidad. Cs debería ser la visagra de todos los gobiernos constitucionalistas. Los liberales son los que más estabilidad proporcionan en Ejecutivos de derechas y socialdemócratas. Ya ha comprobado, como Sánchez e Iglesias, que VOX no está en la ultraderecha aunque se reúna con Silvani, y que les gusta más el boato y el poder que el propio dinero. Le costará caro no haber aceptado ir con el PP al Senado y en el País Vasco.

Compromiso de los constitucionalistas

El PSOE ha sido el más madrugador a la hora de interpretar las encuestas. Es una máquina electoral. Más allá de la sentencia del Tribunal Supremo para exhumar los restos de Francisco Franco, –que Moncloa quiere silenciar durante la campaña electoral-, los estrategas de Ferraz consideran que si Sánchez insiste en gobiernos Frankestein, el negocio se acaba. Los ciudadanos piden firmeza contra la desobediencia y el golpismo permanente de los separatistas vascos y catalanes. El peligro es real. Solo UP y Errejón siguen en su comunismo irredento, sin condenar el terrorismo de los CDR, cuestionando a la Guardia Civil y apoyando el derecho a decidir. Tenía razón don Pedro Sánchez cuando no se fiaba de estos socios preferentes. Y ese “patriotismo español” es el punto de referencia de Iván Redondo.

Como el presidente en funciones ha iniciado una maratoniana carrera mediática en todos los soportes y su credibilidad en la prensa y la televisión (pública y privada) está intacta, debería ser Rivera quien solicitara a Sánchez que convocara una Reunión Urgente en Moncloa de los cuatro partidos constitucionalistas para que se comprometan a mantener una unidad de acción conjunta frente al golpismo secesionista. En precampaña, campaña y para toda la legislatura.

Este documento, debería entrar en vigor, en la noche del 10-N sea cual sea el resultado de las elecciones. Porque sólo una mayoría absoluta impedirá el desacato y la subversión que nos espera en Cataluña donde todo sale gratis.

También disponible en Amazon

¿Sería tan difícil, con la ley en la mano, inhabilitar (política y económicamente) a todos los cargos públicos y electos que no cumplan la ley y que, aprueben en el parlamento regional iniciativas como la de recusar al Rey de España? ¿No es un deber y una obligación acabar con el adoctrinamiento en las aulas?

Bastaría con legislar un Juramento único (votando Sí o No) de acatamiento y fidelidad a la Carta Magna y al Estado de Derecho para que, en caso de incumplimiento como sucede en Estados Unidos, sean expulsados de la vida política, de las instituciones y de las FFAA.

La enmienda XIV de la Ley Fundamental americana, aprobada en 1868, -como ya adelanté en 2015- dice así:

“Las personas que habiendo prestado juramento previo en calidad de miembros del Congreso o de funcionarios de Estados Unidos de cualquier Estado, de que sostendría la Constitución de EEUU, hubieran participado en una insurrección o rebelión o proporcionado ayuda o protección a sus enemigos, no podrán ser senadores o representantes del Congreso, ni electores del presidente y del vicepresidente ni ocupar ningún empleo civil o militar que dependa de Estados Unidos o de algunos de los Estados miembros”.

Es una broma macabra seguir financiando “estructuras de Estado” como la TV3, el CNI catalán, los Mossos o las embajadas para amenazar a la Nación, al Rey y al Estado Español.

A los ciudadanos, señores candidatos, nos gustaría que se articularan mecanismos para que Puigdemond, Junqueras y los Jordis, no cobren del dinero público. A los contribuyentes nos avergüenza que tras las leyes de desconexión y el golpe de octubre en Cataluña, que puso en la presidencia a un racista como Torra, no se haya legislado nada para volver a impedirlo. Por eso se mantiene el golpe.

El compromiso constitucionalista de apoyo a la Constitución y a la Monarquía Parlamentaria, debe empezar ya. Y ese compromiso debería firmarse con las nuevas Cortes y ratificarse en la Plaza de Colón de Madrid el 6 de Diciembre con una magna concentración.

Un mar de banderas españolas, rojas y gualdas, sería el mejor peludio de la XIV Legislatura. Democracia o nacionalsocialismo. Ese es el dilema. Todos a votar el 10-N. La molienda electoral es sencilla: Más libertad, más igualdad, más Europa. España, ahora. España, siempre. /// Antonio REGALADO dirige BAHIA DE ITACA.

——

Lo que queda de la semana

XXX Aniversario de EL MUNDO. Soy su más fiel lector. Enhorabuena a esta institución mediática de la libertad y de la democracia.

La Guardia Civil de Ciudad Real hará entrega el próximo sábado día 12, Festividad de la Virgen del Pilar, la Medalla al Mérito al Empresario e Industrial de Valdepeñas, Jesús Bárcenas. Jesús es un gran ciudadano, una persona excelente y un gran defensor de la Benemérita. Enhorabuena. Te lo mereces.

Los toros de Guisando.

Sin categoría

El reloj de arena del 23-s / antonio regalado

Ciudadanos llegó a la cumbre del poder con 57 diputados. Sus votos junto a los del PSOE suman 180. Una mayoría absoluta. La estabilidad de España está aún en sus manos.

El reloj de arena del 23-S

Antonio Regalado/ Fotos: EL MUNDO, CONGRESO, EL PAIS y AR.

Pedro Sánchez ha comparecido en el Congreso por vez primera en seis meses, apremiado por la sentencia del Tribunal Supremo que obliga al Ejecutivo a rendir cuentas aun estando en funciones. Fue precisamente el PSOE quien presentó el recurso por la desidia de Rajoy y ahora se resiste a cumplirlo. Mientras el tsunami de la crisis se avecina y Torra llama a la desobediencia, en Barcelona intentan asaltar el Parlament y quemar frente a la catedral el régimen del 78, ante el silencio de Sánchez; el paro y la inseguridad ciudadana aumentan, el estrangulamiento económico de las CCAA les impide cumplir sus obligaciones esenciales, la inversión se retrae, el Brexit duro nos pillará sin un programa paliativo y las torrenteras destrozar nuestro flanco mediterráneo.

La culpa es de los otros

Explicar los acuerdos de la reunión de junio pasado del Consejo Europeo, después del golpe parlamentario del premier británico Boris Johnson, es una tomadura de pelo; solo tendría sentido adelantar la posición española en la próximas cumbres de septiembre y octubre próximo sobre el marco financiero plurinacional, y transportes, telecomunicaciones y energía. Al final, Reino Unido pedirá otra prórroga in extremis y nosotros haremos seguidismo de Macron que ha colocado divinamente a Borrell hasta 2024. Con suerte, los debates europeos los conocerá el Congreso en la primavera de 2020. Vergonzoso.

El control al presidente en funciones ha sido ridículo porque se ha limitado a culpar a derecha e izquierda de la falta de estabilidad. Todo el mundo tiene que aprobar sin rechistar su programa porque sus propuestas son progresistas y a él le mandató el pueblo el 28-A para dirigir en solitario un gobierno progresista también.

La receta al “enfriamiento económico” admitido en sede parlamentaria es la misma que nos llevó al carajo con Zapatero en 2008: más gasto público, más impuestos. Ya sabemos el resultado: más paro, más miseria, menos libertad, más desigualdad. En resumen, el doctor Pedro Sánchez, encantado de haberse conocido y seguir en funciones con el Falcon a su disposición.

Pese a no haber llamado ni una vez a Pablo Iglesias, “su socio preferente” desde que ganó los comicios generales, se ha convertido en el alumno aventajado de los nacionalistas irredentos: se queja perpetuamente. El sistema le funciona. El nuevo socialismo trasversal y plurinacional sigue la senda del PSC: es decir, pactar con separatistas (ora socios de Colau, ora de Puigdemont, ora de Junqueras, ora de la CUP), y con bilduetarras (véase Navarra) para que el poder socialista dure mil años. Las mismas tesis de Largo Caballero, de Prieto y de Negrín que nos retrotraen a lo peor de nuestra historia común. Ferraz está en manos de Miquel Iceta.

Elecciones a la vista

Sánchez es un actor sin carácter: siempre trabaja en el mismo registro, la moderación impostada. “Yo no quiero elecciones”, sostuvo sin convicción. Pero no explicó por qué no ha hablado con Iglesias ni hace propuestas razonables ni a Casado ni a Rivera. Al Pablo del Partido Popular lo trata como si el bipartidismo no hubiera muerto; al Pablo de Unidas Podemos, como a un lacayo. Y a Rivera, olvidando el Pacto del Abrazo con las 150 medidas que le iban a llevar a la Moncloa tras la cobardía de Rajoy en 2016, lo desprecia porque coinciden en un punto crucial: su ambición desmesurada por vivir en Palacio.

El inquilino (en funciones) no quiere que le sustituya el jefe del Cs. Para él tuvo las palabras aceradas, más propias de un enemigo que de un rival político: “Usted sin Venezuela, sin Eta y sin el 155 no es nada; ese es todo su discurso, le espetó despectivamente a Albert cuando éste le propuso dialogar para que se cumpliera la Constitución en Cataluña, tras los desafíos del presidente de la Generalidad. Todo apunta a elecciones generales el 10-N aunque el rey Felipe VI vuelva a intentar evitarlas antes del 23 de septiembre.

Sin liderazgos políticos

El único debate político de esta XIII Legislatura ha dejado al descubierto la mediocridad de nuestra clase política; los mandamases de los partidos viven en una burbuja vertical. El aplauso de sus círculos concéntricos les obnubila. A Sánchez nadie le hace sombra en El PSOE; Casado, Cayetana y Montesinos están intentando reflotar un “Mar Egeo” que Rajoy y Soraya abandonaron tras dejar un lastre de corrupción e inacción en la mitad del partido conservador. El nuevo equipo, con el murciano Teo GarciaEgea está intentando estabilizarlo a base de sentido común, mensajes coherentes a la vez que neutraliz a los kamikazes interiores que viajan todavía como polizones.

Pablo Iglesias, después de una oferta trampa de última hora a Sánchez, espera que tras las elecciones, sus votos valgan más aunque sean menos. Sus escaños son oro. Como declaró en pasillos, “si Pedro quiere seguir en Moncloa, yo estaré en la foto del Consejo de Ministros”. Todos manejan sus partidos como feudos medievales. Piensan antes en sus egos descomunales que en España y en los españoles.

Demasiado tarde

Albert dice que Pedro no es de fiar. Y Albert es un hombre honrado. El líder de Ciudadanos cree que hay que echar a Sanchez del poder. Y Albert es un hombre honrado. Hoy, el número 1 del partido naranja tendió una mano al Gobierno, a pesar de que sus iniciativas parlamentarias (seguridad en las calles, cooperación del Estado y de las CCAA en política exterior, selectividad única en todo el territorio nacional para evitar injusticias, etc.), llegan demasiado tarde. Nunca tuvo que dejar de acudir al segundo encuentro institucional con el presidente en funciones. Pero Albert es un hombre honrado aunque Sanchez le haya insultado sin piedad en la sede de la soberanía nacional. “Usted es un hipócrita”.

Albert Rivera ha vuelto de las vacaciones sin una estrategia nueva para activar el curso político. Seguir contando urbi et orbi que él es el líder de la oposición después de los resultados europeos, autonómicos y locales del 26M, es sencillamente un espejismo. Los datos no engañan.

Retratarse en EL MUNDO contra el PP “España suma pero la corrupción no” es una frase de manual de marketing de un alumno en prácticas. “No iremos juntos al Senado porque eso es favorecer a Sánchez”. Iván Redondo debe estar encantado. Bien pudiera ser su nuevo coach. ¿Quién asesora a Albert? Desde luego, es claro que no dispone de una factoría de ideas para dar respuestas inmediatas y lógicas a todas las preguntas. Su mano tendida al presidente en funciones ha llegado, insistimos, con una semana de retraso.

España en sus manos

Ciudadanos llegó a la cumbre del poder con 57 diputados. Sin ningún senador directo pero accedió a tercera fuerza nacional. Sus votos junto a los del PSOE suman 180. Una mayoría absoluta. Más allá de que el doctor Sánchez sea un impostor, un oportunista, el “jefe de una banda” que solo reparte cargos públicos o el político sin escrúpulos que vende Navarra, vía PSN a Bildu y, PCS mediante, se entrega al nacionalismo secesionista; más allá, decía, era el momento de hacer algo por los españoles. Albert tenía la gran ocasión de liderar este país nuestro y ser presidente antes de los 50. “La vida es lo que haces, no lo que dejas de hacer”, como aprendimos en la última publicidad de una marca de coches.

Rivera no se ha atrevido en esta recta final a presentar públicamente, y luego al candidato del PSOE, unas propuestas trasformadoras, que le obligarían a mojarse. Con la respuesta sería negativa, su campaña electoral, señor Rivera, ya estaba hecha y usted entraría en el olimpo de hombres de Estado.

¿De qué condiciones estamos hablando? Resumimos telegráficamente:

La unidad de España es innegociable. NO habrá indultos a los golpistas. Bajada de impuestos para crear empleo y cumplir con Bruselas. El Ministerio del Interior asumirá directamente el mando de las policías autonómicas cuando el gobierno regional no cumpla las leyes. Y aplicación inmediata del art. 155 en caso de desobediencia civil.

Juramento único. Inhabilitación política y económica a todos los funcionarios y cargos públicos electos que no juren o prometan la Constitución Española. Modificación del Código Penal para los delincuentes reincidentes. Imposibilidad de ampliación del Consejo de Ministros para pagar favores en gobiernos de coalición. Fondos especiales y transparentes para investigar el bioterrorismo.

Pactos por la Educación, la Sanidad, la Justicia, las universidades, el Agua; pacto industrial, digital, medioambiente y cambio climático; nuevas tecnologías, medio rural, inmigración, pensiones y FP. Internet por fibra óptica en escuelas e institutos de toda España.

El español como lengua vehicular en toda la Nación. Oposiciones estatales en todas las administraciones. Lucha contra el narcotráfico, narcopisos, crimen organizado, ludopatía y pornografía infantil por móviles. Becas para estudiantes con notables y sobresalientes; inglés en todo los centros.

Ayuda a pacientes con Alzheimer y estudio y archivo de su gen hereditario; medidas para prevenir el suicidio. Por supuesto, no a la violencia de género con igualdad ante la ley.

Despolitización de instituciones públicas y empresas como RTVE, el CIS y todos los organismos estatales, dirigidas por profesionales independientes y nombradas por el Parlamento.

Pensiones dignas para deportistas con proyección y éxitos internacionales que estén atravesando dificultades económicas.

Y, por último pero no la última, Investigación por cinco catedráticos nombrados libremente por el colegio de doctores y licenciados sobre la tesis doctoral del presidente del Gobierno para comprobar si hubo o no plagio.

Responsable único

El responsable de que no haya gobierno en España desde hace cinco meses es el presidente en funciones don Pedro Sánchez Pérez-Castejón. El fracaso es exclusivamente suyo. No ha hecho nada durante estos cinco meses porque se cree ungido por los dioses. ¿Ha ofrecido alguna alternativa a PP y a Ciudadanos? Ninguna. Solo piensa en los socios que le llevaron directamente al poder en la moción de censura. Quiere un gratis-total. De ahí no se ha movido. Es más inmovilista que don Mariano Rajoy Brey.

Señor Rivera; usted ha tenido en sus manos la posibilidad de desbloquear una situación excepcional y de cambiar el ritmo y el rumbo de la vida española. Sus votos son hasta el día 23 únicos y decisivos.

El reloj de arena está vaciándose en la parte superior y no cabe hacerse trampas dándole la vuelta porque el tiempo es lo único que no podemos recuperar. Olvídese de quien es el señor Sanchez y el PSOE, el PSC y el PSN del doctor que habita en La Moncloa. Los españoles le han otorgado la responsabilidad de cambiar la España del siglo XXI. Con usted de vicepresidente. Es el único que puede evitar que Torra, Puigdemont, Otegui y Pablo Iglesias rompan España.

Si usted hubiera hecho una propuesta como ésta u otra similar (una propuesta transformadora y constitucionalista), tendría la ocasión de ir a los comicios del 10-N con este contrato como base de su programa electoral. España está amenazada y usted no puede mirar para otro lado como hicieron Rajoy y Sanchez.

El empecinamiento en no sumarse a obtener una mayoría en el Senado y a arañar escaños de centro en las circunscripciones pequeñas, le pasará a Ciudadanos factura. Y no pequeña.

El reloj de arena deja caer los últimos granos. No confunda al adversario, señor Rivera. La estabilidad de España pasa por la calle de Alcalá junto a Las Ventas. Pasa por Ciudadanos.

Por el centro siempre se transita y se conduce mejor. Aún confiamos en su talante centrista y liberal. Rompa prejuicios. España se lo agradecerá. Los españoles merecemos un gobierno que no nos mienta y que no plagie programas electorales. Nos vemos en las urnas.

Sin categoría

el sermón del progresismo/antonioregalado

Los partidos políticos no acaban de asimilar que el bipartidismo ha muerto y que hay que inaugurar un nuevo tiempo de pactos en la dirección correcta: la senda constitucional.

El sermón del progresismo

Antonio REGALADO. Fotos: EL PAIS y EL MUNDO

Ciento treinta días después del 29-A seguimos con un gobierno en funciones. El paro ha subido en 54.371 personas en agosto; la compra de coches –un indicador primario de la economía doméstica- se ha reducido más del 20 por ciento en lo que va de año y el doctor Sánchez ha colocado a 330 altos cargos en 10 meses de mandato, todo un record desde la época de Zapatero.

Cada día se parece más a Rajoy, campeón del inmovilismo. Le criticamos cuando sus mejores apariciones eran vía plasma; Pedro Sánchez, funciona a golpe de twit. Como Trump, casualmente. Pero, claro, Sanchez es un progresista. No hay comparación.

Lleva desparecido en combate parlamentario desde hace seis meses. Y, aunque sigue con los Presupuestos prorrogados desde 2017, acaba de presentar 300 medidas (progresistas, naturalmente) que nos pueden costar entre 15.000 y 20.000 millones de euros anuales si Pablo Iglesias dice sí. En su ascenso a Palacio prometió hacer del Parlamento el centro de la vida política. Otra promesa incumplida.

La tercera vía

El sermón que acaba de representar no es otro que el que defendió en su sesión de investidura el pasado mes de julio con un par de guiños a los coros y danzas de la sociedad civil subvencionada, a los que ha prometido, que si le votan, les aumentará la protección económica. Es decir, que lo pagaremos los contribuyentes y entre todos,-piensan en La Moncloa- tocamos a poco. A poco más.

El presidente en funciones sin funcion –con 123 diputados más el cántabro de Revilla el ceremonioso-, hizo una oferta en el minuto de descuento a Unidas Podemos, (vicepresidencia social y varios ministerios), que no otorgaban mayoría absoluta ni estabilidad. Era una encerrona que Pablo Iglesias no supo transformar en una oportunidad de poder conyugal, herido en su honor, porque él fue expulsado previamente del paraíso del Consejo de Ministros.

Tras las vacaciones en Doñana, el presidente viajó a “apagar tardíamente” con su presencia gráfica por tierra, mar y aire los incendios que asolaron Canarias. ¿Declaraciones? Nunca. Miedo a las ruedas de prensa en abierto.

Paralelamente, el Open Arms no desestabilizó ni un ápice el descanso presidencial porque la vicepresidenta Carmen Calvo –más feminista que nunca-, salió a dar la cara sin explicar las diferencias entre esta tragedia humana y la de aquel flamante “Aquarios” recibido por cinco ministros incluida la vice bonita “Calvini”, cuya mayor aportación como ministra de ZP fue asegurar que “el dinero público no es de nadie”. Una lumbrera.

Tras perder todo el tiempo del mundo, el inquilino (en funciones de La Moncloa con vegetación en vertical) rompió su silencio estratégico para exponerse el domingo en cuerpo y alma a los lectores de EL PAIS, que ha pasado del soyarismo al sanchismo sin solución de continuidad. Todo sea para sobrevivir -2.300 millones de agujero negro mediante-, que todos los gobiernos de la Nación van pagando a la cabecera de Miguel Yuste, 40 con la banca sin rechistar. ¡Qué bochorno y qué vileza!

Nunca he visto algo tan inmoral en mi casi medio siglo de periodista. La propia directora del diario independiente de la mañana y un periodista de cámara, firmaban una entrevista que la experiencia me dicta que nunca fue tal; preguntas y respuestas elaboradas por el equipo del gurú Iván Redondo, donde todo se resumía en el titular: “Ni coalición, ni elecciones, hay una tercera vía; un programa común progresista. Y el mantra comenzó a circular por todos los confines de la piel de toro en todos los soportes.

¿La colaboración del PSN con Bildu-ETA en Navarra? ¿Las represalias al PSOE de Cartagena por dejarse apoyar por PP y Cs? ¿Los 57 ayuntamientos en los que el PSC apoya en Cataluña junto a ERC, a los seguidores del golpista Puigdemont, a los Comunes de Colau y a los ultraizquierdistas de la CUP? ¿Indultará a los golpistas catalanes si son condenados por el TS? ¿Sigue en vigor el Pacto de Pedralbes? ¿El Brexit? ¿La inmigración descontrolada? ¿Los consejos europeos? ¿La crisis argentina? ¿El acuerdo UE-Mercosur? ¿La tragedia de Venezuela? ¿La confrontación China-USA? ¿La libertad en peligro de Hong Kong? ¿El desgobierno? ¿El paro? ¿Las provocaciones e insumisión contra la Constitución de la Diada? ¿La recesión? ¿Los incendios, la inmigración? ¡Quiá! Eso no interesa al ciudadano. Ni a los lectores.

Solo un mensaje: rendición incondicional de Unidas Podemos, y excomunión a PP y Cs si no se abstienen “porque el doctor Sánchez lo vale”.

Estabilidad y políticas trasformadoras

De aquí hasta el 23 de septiembre, Sánchez y sus terminales mediáticas (TVE, A3, la Cuatro, la Cinco, la Sexta, Telemadrid, la Otra; el País, La Vanguardia, El Periódico de Cataluña, La Ser, RNE, las autonómicas y todos los diarios digitales solo venderán un relato: el de la estabilidad progresista con políticas transformadoras.

Ya saben: derogación de la reforma laboral, pensiones blindadas en la Carta Magna, sí es sí en la violencia de género, conciliación familiar de ambos padres con cargo a las empresas, ingreso mínimo vital, nuevo salario mínimo, guarderías gratis, pacto educativo con becas por debajo del cinco, vivienda y alquiler controlados (flexibilidad a los okupa), copagos sanitarios, dentista gratis en la Seguridad Social, agua, gas y luz gratuitas para los que diga Podemos más impuestos, derogación de la ley mordaza pretextando una garantía de la libertad de expresión y regulación de la eutanasia. España necesita estabilidad y, por tanto, todos debemos votar a Sánchez para que lleve a cambio sus políticas trasformadoras con nuestro dinero. Todo un hallazgo comunicacional. Directos al partido único.

Derroche de progresismo

El PSOE y el gobierno nunca cuantifican este derroche de progresismo porque solo es un anzuelo para que piquen los ingenuos votos revueltos de izquierda y los descontentos del centro. Nunca incluirán como medidas 301 y 302 los juicios rápidos para los delincuentes reincidentes, carteristas y mucho menos para la expulsión de narco pisos y terrorismo. O la expulsión en caliente para los inmigrantes que entren violentamente en España. Hasta la ministra de Sanidad asegura que hay que defender al Estado Islámico “porque la derecha no admite la diversidad”. ¿Sabrá esta potentada asturiana qué es el ISIS?

La sentencia está echada. O votamos a Sánchez con carácter preventivo para que siga en La Moncloa disfrutando del Falcon, o todos seremos responsables –menos él- de acudir a las urnas el 10 de Noviembre. No me asombra la falta de coraje de este hombre tan sin escrúpulos ni principio, dispuesto a seguir en el mando y sin comprometerse a formar gobierno mediante el diálogo. Ni solo ni en compañía de otros.

En los próximos días asistiremos a una batería de misiles propagandísticos donde si no comulgas con los sermones monclovitas pasarás a ser un antiprogresista; por tanto, un antipatriota y, si te resistes un poco más al pensamiento social-errejonista, te convertirás directamente en un facha. O, en un trifachito.

La verdad desnuda

Lo que ha sucedido desde finales de abril es fácil de explicar: el gobierno en funciones desde aquella noche, no ha convocado a ningún grupo político a conformar mayorías que dieran estabilidad. ¿No es amplia la mayoría PSOE-PP? Sí. ¿Y la mayoría PSOE-Cs? También. ¿Ha hecho alguna oferta pública de gobernabilidad Sánchez que es quien tiene que formar gobierno? No. Ha apurado los tiempos disfrutando del poder a mansalva y ahora amenaza con unos comicios generales que él dice no querer convocar aunque pregone, para intimidar, que está al borde de la mayoría absoluta.

En realidad se trata de una estrategia sencilla: humillar a Podemos y obligarle a claudicar cuando baje de la treintena de diputados, tras corromper a sus debilitadas mareas. Sostienen los socialistas que necesitan un gobierno coherente y no dos gobiernos dentro del Consejo de Ministros. ¿No son ya sus socios preferentes? ¿Lo que es incoherente hoy será coherente si Iglesias y sus socios conforman mayoría tras el 10 de noviembre?

Acusar a Casado y a Rivera de que se abstengan para no entregarse a los separatistas es una indignidad. Primero, porque se aupó en ellos para la moción de censura y, segundo, después de llegar a acuerdos en más de medio centenar de ayuntamiento e instituciones en Cataluña con los separatistas, acaba de culminar el pleno al 15 con Bildu en Huarte (Navarra) Lo peor de todo es que en Ferraz y en Moncloa creen que los ciudadanos somos tontos. Esa es la verdad al desnudo.

La campaña electoral la ha ha iniciado Sánchez con una oferta obscena a Podemos (“cargos en instituciones que no dependan del Consejo de Ministros”), una auténtica provocación para justificar ataques preventivos del centrista y centrado Partido Socialista contra Iglesias, Casado, Albert y Santiago.

¿Hay alternativa?

Debería haberla. En Madrid (Comunidad y Ayuntamiento), en Castilla y León, en Murcia y en Andalucía, PP y Ciudadanos con la colaboración de Vox, han podido parar a la izquierda. Los de Abascal ya se ha visto que son tan predecibles como los herederos del 15M. Los sillones del Congreso, del Senado, de las CCAA y de los Ayuntamientos son muy cómodos. Y la erótica institucional es demasiado excitante.

Pablo Casado ha regresado al nuevo curso político con barba, imitando al rey. Le hace un poco mayor. Enhorabuena por nombrar a Cayetana Álvarez de Toledo portavoz en la Cámara Baja. Se estrenó con nivel y clase en el debate del Open Arms frente a la vice Calvo. Eclipsó a Inés Arrimadas que también estrenaba responsabilidad en Ciudadanos.

La oferta popular de poner en marcha España Suma para no perder ni un voto en el Senado y en las provincias con cuatro o menos escaños al Congreso, no ha obtenido el plácet de Albert Rivera. “España suma pero la corrupción resta”, ha argumentado con frase de diseño en Onda Cero, tras un silencio veraniego en el que no ha renovado ni una idea. En política cuando no se avanza siempre se retrocede, señor Rivera.

Nos hubiera gustado que la oposición de centro y liberal hubieran presentado juntos (o por separado) iniciativas para que estos tiempos muertos entre las elecciones y la investidura no superaran los 30 días. Pasó lo mismo en 2016 y en el 17. Y seguimos en el mismo sitio.

En resumen, en esta recta final hacia el 23S, preparémonos para soportar el sermón de progresismo socialista durante los próximos 65 días. Luego, una semana más de campaña… y volver a empezar. No acaban de asimilar que el bipartidismo ha terminado y que hay que inaugurar un nuevo tiempo de pactos en la dirección correcta: la senda constitucional.

Termino: Cuando redacto estas líneas, ya llevamos 11 días sin Blanca. Blanca Fernández Ochoa, te esperamos.

Sin categoría

a solas en el atlántico/antonio regalado

Gobierno y oposición en funciones. Ni Pedro, ni los Pablos, ni Albert ni Santiago se han dignado visitar Gran Canarias para asomarse a la antesala del infierno y llevar ayuda a los damnificados.

A solas en el Atlántico

ANTONIO REGALADO/Bahía de Itaca Fotos: EL MUNDO, EL PAIS y Agencias

Canarias arde desde hace dos semanas de forma inextinguible. La bella isla de Gran Canaria sufre este ferragosto el Apocalipsis. La televisión nos ha mostrado en vivo y en directo @la antesala del infierno.

Ni el presidente del Gobierno, ni los lideres políticos han viajado hasta allí para llevar un poco de aliento y de cariño a nuestros compatriotas al sur del sur, solos, -tremendamente solos,- en la mitad del Atlántico. Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal, todos en funciones, disfrutando de vacaciones pagadas por los ciudadanos.

Incendio de sexta generación

Más de 9.000 personas han sido evacuadas de sus viviendas y las hectáreas calcinadas superan ya las 6.000, sin que tras cinco días de lucha sin cuartel se haya perimetrado aun el fuego. Las condiciones metereológicas y la orografía dificultan las labores de extinción de los pinos del Parque Nacional de Tamadaba. con llamas que superan los 50 metros. Más de medio millar de familias pueden perder todas sus pertenencias, el trabajo de toda su vida. casas.

El monte bajo arde como teas y la falta de cuidados ha permitido esta tragedia medioambiental tan extrema. La acumulación de maleza ha agravado la catástrofe que, según los expertos tardará al menos una década en recuperar su esplendor. Menos espacios verdes, más desertificación, más miseria.

Dos características esencial poseen estos incendios; se propagan rápidamente y con mucha virulencia. Pero la causa principal es el abandono de los cultivos, la despoblación del campo. El ministró de Agricultura Luis Planas, único ministro del gobierno que está allí, quizás informe al próximo Consejo de Ministros de que existe una España rural, olvidada y vacía. Cuando escribo vuela a la isla la titular (en funciones)de Defensa, Margarita Robles.

Las declaraciones de los lugareños ante la impotencia y la resignación deberían ser un aldabonazo en las conciencias de los políticos que han inaugurado la XIII Legislatur, sin que el Monarca La Haya abierto oficialmente y, consecuentemente, sin tomar una sola iniciativa parlamentaria desde mayo, para mejorar la vida cotidiana de los españoles más vulnerables.

A los lideres políticos ni se les ha a ocurrido como signo de solidaridad acudir conjuntamente a interesarse por la situación y a llevar cariño y soluciones de urgencia. ¡Qué mejor utilización del FALCON presidenciable! 12.000 hectáreas se han calcinado en esta isla en los tres incendios ocurridos durante este mes. Los vientos alisios llegados del continente africano y las altas temperaturas (más de 40 grados Centígrados sin apenas humedad) complican sobremanera la extinción. La Unión Militar de Emergencias (UME) ha destinado más de 278 efectivos y tres hidroaviones. Pero su magnífica labor no ha sido suficiente.

Ante tanta indiferencia e insolidaridad nacional destaca el envío de dos hidroaviones, iniciativa de Emiliano García Page, presidente de Castilla-La Mancha. Bien saben en estas tierras del centro que el fuego no conoce fronteras después de sufrir la tragedia de Guadalajara en 2007, con once jóvenes carbonizados.

Un dron provisto de infrarrojos ha dado cumplida información de cómo se ha extendido por el oeste durante las dos últimas noches. Pareciera que las montañas altas desaparecieran calcinadas metro a metro como si hubiera llegado el fin del mundo.

A destacar en esta semana envuelta en llamas, la serenidad del presidente canario Ángel Victor Torres, llamando a la calma a los canarios y coordinando todos los efectivos a pie de obra. Todo un ejemplo junto a Protección Civil. Por fortuna, no hay que lamentar desgracias personales. El pulmón de Canarias, Es llena de humo gris.

Un mar de incertidumbres

Esta mes de agosto ha sido especialmente tenso por el espectáculo del Open Arms, una ONG irresponsable, con un capitán intrépido al frente, un tal Camps, -condenador por explotar a sus trabajadores- que partió de Barcelona con la condición de llevar ayuda humanitaria a Grecia y que desvió su ruta para recoger inmigrantes ilegales. Ahora, tiene a más de un centenar de personas frente a Lampedusa y no quiere poner rumbo a Mallorca para no enfrentarse a las sanciones millonarias y, presuntamente, al amarre en un puerto español. No peligra su filosofía altruista sino que está en riesgo el negocio de estos supuestos colaboradores de las mafias que comercian con quienes quieren ganar Europa y la libertad.

Los despropósitos del ministro Salvini y los bandazos de Sánchez via twiter, en connivencia con la vicepresidenta en funciones Carmen Calvo, evidencian lo que ya sabíamos: que a ambos políticos les pone vivir en modo electoral. el ministró italiano se ha cargado a su primer ministro Conte y nuestro doctor ha sentenciado a Podemos a ir desnudo a las elecciones. La inmigración, la UE, las tensiones USA-China, el Brexit duró o la crisis económica y social que se avecina, no forman parte de su agenda política. La cortina de humo del Open Arms -con TVE como testigo privilegiado- nos ha impedido ver los bosques ardiendo en el Archipiélago canario. Mientras tanto los ciudadanos vivimos calcinados en un mar de incertidumbres.

Nos ha gustado la valentía del discurso de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, empezando por la bajada de impuestos y manteniendo por vez primera un discurso ideológico sin complejos, desmontando la demografía bolivariana de tanto Errejón becado y traidor a la causa podemita. La joven presidenta popular merece 100 días de gracia.

Mientras tanto, Canarias sigue sola y en llamas en la mitad del océano.¡Qué oportunidad para que los compatriotas canarios se hubieran sentidos más cerca de la Península!

PS. Gratificante la visita a la Casa de Viriato en Torrefrades, Zamora.