¡todos a la calle! antonio regalado

BE01D08F-A00B-4E55-B3AE-67128BEE40FD.jpeg

La crisis global aceleró el independentismo porque

Cataluña tiene un relato de futuro y España no.

 

               ¡Todos a la calle¡

 

POR ANTONIO REGALADO
La llegada de los políticos presos a cárceles catalanas y el encuentro en La Moncloa del próximo lunes, entre Pedro Sánchez y Quin Torra han abierto, al parecer, un nuevo tiempo político (sin cortapisas) para solucionar la crisis de Cataluña.
La Fundación Carlos de Amberes cobijó con aire acondicionado el encuentro España Plural-Cataluña Plural, organizado por la Asociación de Periodistas Europeos (APE), en colaboración con la Fundación Diario Madrid, bajo el liderazgo de Miguel Ángel Aguilar.

Es el decimosexto coloquio que se celebra alternativamente en Madrid y Barcelona, con el apoyo del Colegio de Periodistas catalán. Presumiblemente, éste sea el espacio de diálogo más libre, constructivo y en movimiento constante aunque desde 2012 no haya llegado puerto seguro.

73DF8C67-0A98-4319-8DE3-85374496F4DD.jpeg
Invitados: Jaume Roures, fundador de Mediapro, un imperio de comunicación audiovisual que lidera especialmente los derechos del fútbol mundial y Màrius Carol, director de La Vanguardia, el medio de comunicación que, tras fracasar su tercera vía, se ha presentado como el vehículo vertebrador de la sociedad catalana. Moderadoras: Ángeles Bazán (RNE) y Lucía Méndez (El Mundo). Conozco a ambas desde siempre: Magníficas profesionales. Aquí también.
EN EL PRINPICIO, LA CRISIS GLOBAL.
El director del periódico de la familia Godó, confirmó lo que todos conocemos: este es el mayor desafío político de los últimos 100 años generando, por tanto, la mayor crisis de España. En su opinión, todo empezó con la gran manifestación del 11-S de 2012 y terminó el 27-O de 2017 con la aplicación del 155. La crisis global, con miles de desencantados en la calle, con el paro como excusa suprema, engendraron un caldo de cultivo que aceleró el independentismo. Lo cierto es que los que ingirieron esa pócima fueron dos millones de catalanes que creen que el derecho a decidir (que la independencia) es irrenunciable.
El suflé separatista se ha hinchado pero, en opinión de Màrius Carol “hay una sensación de fracaso” al no haberse alcanzado la república prometida. Contó dos anécdotas clarificadoras del desconcierto: una, que la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell, huía en su coche hacia Francia tras proclamarse la incipiente república y a los 30 kilómetros, le dijo al chófer: “Volvamos a casa”. Y otra: “Nadie dio la orden de arriar la bandera de España del Palacio de la Generalidad”. Ante el juez, argumentaría que “era una broma”.
Se creó, pues, un vacío de poder desaprovechado por el Estado, sin relato ni antes ni después. Ni ahora. Por lo visto, la mayor parte de la culpa la tiene el TC por considerar anticonstitucionales 14 artículos del Estatut.

07ADE6F2-77E2-4139-B7A4-F0CA1A8C42BF.jpeg

Lo que no se dijo en la charla, a pesar de que se denominaba “Los medios en el “procés”: Docilidad e insurgencia es que el día anterior al fallo el Alto Tribunal, los principales medios de Cataluña publicaron un editorial conjunto –el primero desde la desaparición de la cadena de periódicos del Movimiento- bajo el título “La dignidad de Cataluña”, intimidando al TC, con el Molt Honorable José Montilla, alentando la revuelta callejera. En el salón de actos de la Fundación Carlos de Amberes, se encontraba el autor del editorial colectivo, Enric Juliana, publicado por doce periódicos generosamente subvencionados tanto en sus versiones de papel y digital. Una indignidad que atenta contra las libertades. El FLA (nosotros) lo paga todo al contado.
LOS “JORDIS”, CAMPEONES PACIFISTAS
Al escuchar a Carol hablar desde la extrema moderación, pareciera que aquí no ha pasado nada. En su opinión, tras la moción de censura, “se abre un nuevo tiempo para que el gobierno de la Nación ofrezca una idea plural (o plurinacional) que genere confianza”. Este escenario debería crear un nuevo espacio de empatía y de diálogo para que al menos un 10 % de los separatistas se bajaran del tren del “procés” y con ello, se desinflara el suflé.  A ello habría que añadir que, a partir del día 9, se fije una nueva agenda para negociar los asuntos pendientes (incluido un nuevo referéndum), contando con la lucha abierta entre los propios independentistas para liderar la nueva república, aunque no explicó las claves de la ruptura cuando ERC, PDdCat y CUP votan juntos siempre y en la misma dirección.
A falta de proyecto político los dos invitados, Carol y Roures asintieron en que la sociedad catalana está fracturada pero no aportaron ni una sola idea para empezar el acercamiento con la mitad catalana constitucionalista. ¿Son catalanes? No son buenos catalanes. O sea, no son catalanes.


EL PROYECTO CATALÁN
Es cierto que la crisis se ha agravado porque España no tiene un plan común. Desbordada Europa con una inmigración ilegal llegada desde el continente africano, Gran Bretaña se abrazó al Brexit y la EU se resintió. Cataluña sí tenía un plan: el derecho a decidir, la independencia. Y esto ha ilusionado a una gran mayoría. “La gente” -aseguro Jaume Roures- “no va a aceptar condenas para los presos políticos ni para los “exilados” (huidos). Roures considera que todos los procesados tienen que estar fuera de las cárceles porque no han cometido ningún delito. Blanquear el golpismo se llama la figura porque no se respeta la ley.
Al terminar el coloquio, dclm.es le preguntó a Jaume Roures si creía que se había producido (o no) un golpe de Estado en Cataluña. “Naturalmente, que no; es excesivo aplicar el delito de rebelión (nadie se ha levantado en armas) ni el de sedición”. Ergo, todos a la calle. En este punto fue muy claro minutos antes: “Los Jordis, subidos a los coches, impidieron una escabechina”. Por tanto -intuyo- hay que considerarlos unos héroes del pacifismo.
Mientras Màrius Carol sostenía que, “en el final, todos los nacionalismos son populistas”, el empresario televisivo recordaba que los delitos por los que les acusa el juez y el fiscal no son reconocidos por los jueces de Bélgica, Alemania, Suiza y Gran Bretaña. En consecuencia, -sugirió- “puede que estemos equivocados en España porque los inculpados no han incurrido en ningún delito”. (Omitió decir que la señora Clara Ponsati, huida a Escocia, puede ser extraditada a España por delito de “traición”). Delito de traición. Nada menos.

CC07645D-E86A-49C2-927D-7859A17CB0AB.jpeg
TV3, COLUMNA VERTEBRAL
Jordi Puyol y todos sus descendientes han considerado a TV3 como el “el arma necesaria para el cambio”. Sirve para expandir el idioma catalán, negar la presencia de los catalanes no nacionalistas y para alentar y explicar todo lo acontecido hasta el 1-0.
Para el señor Ruores, los periodistas de la televisión pública no están vendidos al separatismo porque “no se puede manipular a 2000 personas; los periodistas cuentan lo que pasa”, sentenció. Para el señor Carol, TV3 es tan importante que “la primera medida de Torra fue inyectarle 20 millones de euros para seguir apoyando la causa”. Ambos coincidieron n en subrayar que “hubiera sido un error “intervenir” la televisión catalana con el 155 porque el término intervenir no se compadece con la defensa de la pluralidad”.
La falta de crítica de los colegios profesionales de periodistas y del CAC (Consejo Audiovisual de Cataluña) no incomoda al oasis catalán porque todos participan de la misma filosofía.  Roures sí criticó abiertamente al CAC y al Consejo de RTVE (“solo sirven para colocar a políticos que no saben nada de televisión”) y consideró excesivos los 2.000 millones de euros que cuestan las televisiones públicas. Elogió la labor de Sánchez –no al presidente sino la del ex presidente de RTVE, José Antonio Sánchez porque –dijo- “ha conseguido unos resultado muy razonables por su experiencia como gestor”.

B73C075E-07BB-4DD9-AE7D-5FA946EBBBE6
SIN RELATO
Cierto que se dijeron muchas más cosas interesantes en esta jornada ESPAÑA-PLURAL/CATALUÑA PLURAL. Allí aprendimos que “es más fácil defender el separatismo que la Unidad de la Patria y de la Constitución”. Y más rentable. El odio es un invento de Madrid pero el slogan “España nos roba”, -aun siendo mentira- forma parte del victimismo colectivo. Las afrentas a la Corona y los desplantes al rey Felipe VI se cerraron con un sonoro silencio aunque el magnate tecnológico, dijo que “convendría saber por qué se han producido”. Los catalanes invitaron a crear un relato al gobierno de la Nación y no “a hacerse un Rajoy”. El problema es que muchos catalanes (especialmente del interior, pongamos que hablo de Olot) “ya se han ido de España”, comentaba el periodista de La Vanguardia.
Una conclusión sin cortapisas: don Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España: tenemos un problema. Ni el diálogo ni la empatía (y menos a bilateralidad) serán suficientes para detener este desafío. Un libro recogerá todo lo que allí sucedió. Esto es solo un anticipo.
Cerró el acto, Miguel Ángel Aguilar, secretario general de la Asociación de Periodistas Europeos, un puente solidario para que circulen todas las ideas entre Madrid y Barcelona. Aguilar, propuso una idea irrealizable: intercambiar en “prime time” los programas de TVE y de TV3, durante un mes para conocernos más y mejor. Una excelente idea para estos tiempos nuevos y convulsos.

2F1EB73B-DEF3-4067-8EF8-5EBA38A44DD2.jpeg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s